Baja en tasas en Europa atraerá a más inversionistas al mercado local

María Carolina Ramírez - mramirez@larepublica.com.co

Las decisiones tomadas por el Banco Central Europeo (BCE) y el Banco Popular de China de reducir las tasas de interés, no son más que el reflejo de lo delicada que está la situación económica en las potencias.

Más allá de conocer que Europa tendrá una tasa de 0,75% y que la de China será de 6%, la nueva pregunta que se hacen los analistas es si estas medidas serán suficientes para enfrentar la desaceleración económica.

Para el decano de Economía de la Universidad de los Andes, Alejandro Gaviria, la respuesta es 'no', y medidas como estas están mostrando los verdaderos términos de la realidad económica europea. 'Se dice que es complicada la situación, pero medidas extremas como las adoptadas reflejan la gravedad de la crisis económica en Europa, y considero que no será suficiente para controlar la caída de las economías', asegura Gaviria.

Si bien el mercado recibió con entusiasmo la noticia, pues dejó ver que está dispuesto a actuar para dinamizar la economía, este optimismo duró muy poco porque es consciente de que el verdadero efecto de estas medidas se verá meses después, por lo que no se descarta que se deban tomar nuevas medidas económicas para frenar la crisis.

El economista jefe de Citibank Munir Jalil, asegura que 'lo que se está diciendo con la reducción de tasas es que sus economías están débiles y esta es la manera de colaborar para que la actividad económica pueda restablecerse. Esto es un parte de tranquilidad para nuestros mercados'.

A su vez, el director de investigaciones económicas de Correval, Daniel Velandia, dijo que el tiempo será el que determine la eficiencia de la política. 'Si se lograra que en los próximos meses la baja de tasas y los estímulos se traduzcan en una mejor economía habría tranquilidad, pero esto solo lo dirá el tiempo'.

Impacto en Colombia

En la economía colombiana el impacto podría resumirse en tres aspectos fundamentales. El primero, es el incremento en el precio de las materias primas y commodities, los cuales se cree que podrían salir bien librados de la turbulencia internacional.

'Colombia se ve beneficiado porque no solo es una disminución de la incertidumbre, sino que los precios no deberían seguir cayendo y de alguna forma le pone un piso a todo lo que vendemos', asegura Jalil.

Así, la apreciación del dólar no se hará esperar, pero a su vez, el aumento de liquidez podría generar un mayor flujo de capitales.

Este es precisamente el segundo efecto. Al haber una mayor confianza en los inversionistas y al contar con la liquidez otorgada mediante rescates bancarios o por la misma reducción de tasas, los países emergentes serán el destino de los capitales excedentes de las grandes economías.

'Si los bancos centrales son exitosos van a lograr que el optimismo se apodere de los inversionistas. Lo que puede pasar es que la mayor liquidez siga buscando las economías que andan en términos relativos bien y si esto pasa, esa liquidez termina llegando a países como el nuestro, de manera que habría un mayor flujo de capitales e inversión extranjera', agrega. La llegada de mayores flujos y el alza en el dólar son situaciones que se contrarrestan, razón por la cual se podría mantener una divisa estable para la economía colombiana. Pero esto no condiciona a que no se tomen medidas de política monetaria a futuro.

Si se comparan las tasas de interés de Colombia que es de 5,25% con la de Europa, de 0,75%, o la de Estados Unidos, de 0,25%, resulta más interesante y rentable para un inversionista de cualquier lugar tener su capital en un país en el que le renta mucho más.

Esto es lo que pasará con la baja de interés en Europa, pues quienes puedan hacerlo no dudarán en traer capital a los países con tasas más altas. En la región solo Brasil tiene un tipo mayor al de Colombia, pues se ubica en 8,5%, pero el Estado brasileño ha puesto restricciones tributarias a este flujo de capital. Chile tiene una tasa de 5%, México de 4,5% y Perú de 4,25%, que sería la menor entre los países comparables en Latinoamérica.

A pesar del beneficio de tener una tasa alta frente al resto de economías, la tercera posibilidad que podría verse en el mercado colombiano es que la baja generalizada en los tipos lleve al Emisor a adoptar una medida similar. Esta ha sido precisamente la pregunta que se viene haciendo el mercado desde el inicio del segundo trimestre, cuando la euforia bursátil dejó su tendencia alcista y empezó a comportarse como las demás economías regionales.

La posible decisión que está en manos de la junta directiva del Banco de la República, cada vez toma más fuerza, según se dejó ver en las minutas de la más reciente reunión donde no hubo unanimidad con la decisión de mantener inalterada la tasas para este mes.

Al preguntar a los analistas y expertos en economía sobre si Colombia estaría 'a puertas' de una reducción, la respuesta es que sí se hará, pero no será de manera inminente.'Creo que es un tema que está en discusión y eventualmente tendremos bajas en las tasas, con seguridad antes de que se acabe el año, pero no serán tan inminentes', dice Jalil.

Para el decano de Economía de la Universidad de los Andes, la decisión no depende de una tendencia que venga de otras economías sino que será una decisión propia de la economía colombiana y sus principales variables. 'La posibilidad de una reducción es alta pero hay que mirar dos aspectos, no sólo influye el contexto internacional, sino que los datos de consumo en el país serán decisivos para que se reduzca o no la tasa', explica Gaviria.

Si los indicadores macro en Colombia siguen dando señales de una desaceleración se daría la reducción, pero si no el Emisor debería mantener la posición adoptada, según los expertos.

De acuerdo con Gaviria, 'lo que preocupa es que se está viendo que la desaceleración de la economía nacional se está dando más rápido de lo que se pensaba'. Opinión que comparte el rector del Cesa, José Manuel Restrepo, quien afirma que 'la junta directiva hace rato debió haber tomado la decisión de bajar las tasas y es inminente, porque estamos viendo una desaceleración y esto se refleja en el PIB'.

No obstante, el factor que está impidiendo la reducción es el consumo de los ciudadanos. Pese a que el Gobierno ha tomado medidas sobre el auge del crédito y ha alertado por la posibilidad de un sobreendeudamiento, el consumo sigue al alza.

Lo cierto es que las cartas están del lado del Banco de la República, que deberá jugar con mucho cuidado en las próximas reuniones de la junta directiva, pues según lo afirman los expertos, si la situación externa sigue empeorándose, es posible que el Emisor tome tarde las medidas necesarias para evitar el coletazo de la crisis.

Por ahora los mercados europeos cerraron en negativo, mientras que en América Latina el comportamiento fue alcista, mientras que el dólar mantuvo una tendencia bajista, resultado de la mayor confianza de las economías emergentes frente a las decisiones tomadas. 'Esta no es la decisión definitiva pero se compró algo de tiempo mientras los problemas vuelven a renacer', concluye Jalil.

Banco de Inglaterra, al rescate con una nueva inyección

El Banco de Inglaterra lanzó el jueves una tercera ronda de estímulo monetario, anunciando que reactivará la imprenta de billetes y comprará activos por 50.000 millones de libras esterlinas con dinero nuevo para ayudar a sacar a la economía de la recesión. La medida en general ya había sido descontada, después de que el gobernador del banco, Mervyn King, dijera el mes pasado que el panorama económico se había deteriorado desde que el organismo suspendió su segunda ronda de compras de activos, también conocida como flexibilización cuantitativa, en mayo. Esto se suma a la medida de reducción de tasas en Europa y en los mercados de China.

Las opiniones

Munir Jalil
Economista jefe del Citibank

'En Citibank consideramos que la reducción de tasas de interés en Colombia no es inminente, pero se daría este año, como se ve en las minutas del BanRep'.

Alejandro Gaviria

Decano de economía Universidad de los Andes

'La medida tomada por el BCE refleja la gravedad de la crisis en Europa y la pregunta ahora es si será suficiente y yo creo que no lo será'.

TEMAS


Inversión