Banca chilena apuesta por fondeo con líneas en Estados Unidos, Canadá y Asia

Ripe

Santiago_Los problemas de la banca europea no sólo han significado un incremento del costo de fondo de los bancos, sino que, en muchos casos, los ha llevado a rebalancear sus fuentes de financiamiento, terminando por afianzar una tendencia que se muestra desde fines de 2009: diversificar su fondeo y encontrar nuevos mercados.

Si bien en 2010 la banca ya venía abriéndose espacio en Asia, en 2011 los negocios se profundizaron. Y es que además de la relación con bancos chinos que mantenía Banco de Chile y BancoEstado, en 2011 Santander y BCI lograron conseguir créditos sindicados con entidades japonesas y de Taiwan, a la vez que ésta última emitió por primera vez en México, iniciativa que siguió Banco de Chile.

En 2011, según las cifras de la Superintendencia de Bancos, el stock de obligaciones con bancos del exterior llegó a representar 8,7% de los pasivos de la banca, un aumento respecto del 7,4% de 2010.

Las operaciones de este tipo, aseguran fuentes de la industria, prometen seguir expandiéndose durante 2012, a la vez que se podrían abrir nuevos mercados, pues Santander mantiene una línea en Tailandia y podría emitir también en la región.

Para Rodrigo Jacob, de Bice Inversiones, 'una mayor diversificación de su base de deuda y tratar de buscar mejores costos es la apuesta de las entidades. La búsqueda de nuevos mercados entrega más estabilidad en su estructura de financiamiento. Hacia adelante debiera continuar, aunque un poco más apretado por la situación internacional'.

El IEF del Banco Central indica que los préstamos entregados por bancos europeos a sus pares locales bajó desde el 32% del cuarto trimestre de 2010 al 28% al tercer trimestre de 2011, siendo sustituida por EE.UU., Canadá y Asia, 'lo que ha sido particularmente notorio para créditos provenientes de bancos españoles e italianos', según el instituto emisor.

Más depósitos retail
Para el experto de Fitch, Abraham Martínez, 'los bancos han estado tratando de mejorar su base de depositantes retail, son opciones atractivas porque Basilea III los lleva a tener una base de depositantes atomizada y estable, y los bancos se han estado moviendo hacia allá'. Según las cifras de la Superintendencia de Bancos, a diciembre de 2011 el peso de los depósitos a plazo dentro de la estructura de pasivos del sistema llegó al 50,08%, anotando un alza respecto del 48,8% registrado para igual periodo de 2010.

TEMAS


Bancos