Bancolombia crecerá llegando a los más pobres

Stephanny Pérez - sperez@larepublica.com.co

Aprovechar la oportunidad en captaciones y colocaciones que hay en los sectores más vulnerables y no bancarizados en Colombia es la meta del Bancolombia.

Esto quedó en evidencia con las declaraciones que dio el vicepresidente del banco más grande del país, Santiago Pérez en una entrevista con LR.

¿Hay alguna meta en Corresponsales No Bancarios (CNB) para este año?
Sí. Nosotros hoy en día tenemos unos 1.300 CNB, que no es una participación muy grande, es aproximadamente el 4,5% del total en el país. Pero esos corresponsales hacen el 39% de todas las transacciones de este canal en Colombia. La razón está en el modelo que nosotros hemos optado, que no es como otros que han hecho unas alianzas grandísimas con el Baloto y otras cosas, pues nosotros a los corresponsales los queremos es volver banqueros. La idea es seguir avanzando, tenemos unas metas muy agresivas. y este año cerraremos con unos 1.400 o 1.500 CNB.

Usted mencionó que en los más pobres hay una oportunidad para crecer, sobre todo porque suelen guardar los ahorros y lo que necesitan es una renovación de productos, ¿Bancolombia ya está desarrollando estrategias en este tema?
Sí, hemos pensado en estrategias. No podría decirlas en este momento, pero sí hay proyectos en desarrollo. Compramos a Uff Móvil que es el operador virtual más grande de América Latina y de la mano de ellos planeamos hacer varios desarrollos.

¿Considera que manejar las tasas de usura, estipuladas por el Gobierno, frena el proceso de bancarización?
Los topes a las tasas siempre son un obstáculo para la bancarización. Obviamente el costo de generar un crédito pequeño con una tasa de interés relativamente alta difícilmente será costeable y solamente lo que es rentable es sostenible en el tiempo. Hay que romper el paradigma de que las tasas altas son malas, pero eso depende en contra de qué. Los pobres muchas veces se tienen que financiar con un “gota a gota” o un paga diario que tiene un interés del 10% o 15% por día. Hay que reconocer que el Gobierno nacional ha realizado esfuerzos para que las tasas que actualmente maneja el microcrédito sean viables.

¿Cómo van a controlar los riesgos de la cartera de los microcréditos?
Nuestra experiencia ha dado que por lo menos en el microcrédito productivo, no en el de consumo, los pobres pagan bien. La preocupación de Bancolombia no es de garantías, sino de procesos de crédito adecuados, usar la tecnología adecuada. Existe el microcrédito de consumo y en ese hay temas de riesgo altos.

¿Tienen algún aliado estratégico para empezar a traer a más bancarizados?
Tenemos almacenes Éxito, que igual nos ha aportado mucho en el segmento de microcrédito, además de la compañía Credivalores con la que estamos incursionando en el microcrédito en alianza con Epsa para el Valle del Cauca. Hay otras alianzas que se darán a conocer.

¿Qué piensa de los competidores extranjeros que quieren tener más participación en la banca local?
Bienvenidos. Nosotros también estamos entrando a los mercados internacionales y nos ha ido muy bien. En el Salvador hemos presentado buenos resultados.

El microcrédito creció 24% en los últimos seis años
De acuerdo con cifras reveladas por Asomicrofinanzas, entre junio de 2006 al mismo mes del año en curso, el microcrédito creció 24% al pasar de $3,5 billones a $8,3 billones, nivel actual. Para la presidente del gremio, María Clara Hoyos, este buen resultado refleja que “el microcrédito le ha puesto la trampa al ‘gota a gota’ al igual que a la pobreza”. Así mismo expresó algunas peticiones sobre la normatividad de este préstamo.

La opinión

Oscar Guzmán
Gerente para Colombia de Woccu

“En las microfinanzas también hay que considerar una inclusión financiera con el ahorro, antes de hablar de otorgar créditos”.

TEMAS


Bancolombia