Brent finalizaría 2018 con promedio de US$82,2 por barril, según analistas

Precios altos benefician cuentas fiscales, pero subirían inflación

Andrés Venegas Loaiza - avenegas@larepublica.com.co

Frente a las últimas situaciones en el mercado petrolero a nivel global, las cuales han puesto en entredicho el alcance de la producción frente al choque de demanda, algunas firmas internacionales y locales han debido cambiar su proyección de los precios del petróleo para final de año.

El agente de bolsa estadounidense Morgan Stanley subió el martes su pronóstico para el barril de crudo Brent a US$85 para el segundo semestre, esto después de que el mismo día los precios del petróleo se dispararon al inicio de la jornada tras el anuncio de que Libia decretará medidas de urgencia sobre sus exportaciones de crudo, sumando presión a la seguidilla de situaciones como las probables sanciones a Irán, la presión de Trump a sus aliados y una nueva crisis de producción en Canadá, que impulsan el alza.


Felipe Espitia, analista macroeconómico de Alianza Valores, comenta que “lo que nos deja de aprendizaje este primer semestre es que al petróleo lo puede mover cualquier cosa, Donald Trump, Irán, Rusia, la producción de Estados Unidos, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), más las afectaciones normales que se puedan generar”.

Precisamente en la jornada del martes Libia anticipó el incumplimiento de algunas de sus exportaciones recurriendo a la “fuerza mayor”, un concepto que la libra de la responsabilidad de sus entregas. Esto se generó tras su déficit de producción que se había anticipado, por lo cual los miembros de Opep habían decidido aumentar su oferta.

La falla en la producción de 360.000 barriles de petróleo por día de Syncrude Canada, fue la noticia que terminó de impulsar el alza de los precios del crudo la semana anterior, sin embargo, algunos analistas presentan que esto el mercado ya lo ha venido descontando.

Juan David Ballén, director de investigaciones de la firma comisionista Casa de Bolsa, señaló que “el mercado viene descontando que esto es uno de los activos más especulativos a nivel mundial, por lo que hay que ver cómo reaccionan la Opep y los productores para manejar el precio a nivel mundial frente a estas novedades”.

El analista, al igual que varios de los consultados, no proyectó un valor específico para el petróleo a final de año debido a su volatilidad; sin embargo, señaló que “un precio muy elevado afectaría incluso a los países exportadores de petróleo por un choque de oferta, lo cual puede terminar golpeando la economía global”.

En sentido contrario opina Julio César Vera, presidente de la Asociación Colombiana de Ingenieros de petróleos (Acipet), quien proyecta un precio del barril de Brent a US$85 para final de año, en línea con Morgan Stanley, y señala que “este escenario de precios es muy bueno”. De acuerdo con Vera “esto es positivo para Colombia” porque va a permitir que se consoliden las inversiones en el sector “de tal forma que podamos seguir manteniendo nuestra producción por encima de 860.00 barriles por día y que podamos consolidar las cifras en materia de exploración y sobre todo en perforación de 60 pozos exploratorios que se tienen previstos para este año”.

LOS CONTRASTES

  • Julio César VeraPresidente de Acipet

    “Estos precios son beneficiosos para Colombia porque nos permiten mantener nuestro nivel de producción y explorar”.

Tovar agregó que la victoria de López Obrador como presidente de México podría beneficiar al sector petrolero colombiano, pues “si México promete no subastar los bloques petroleros con los que cuenta, hace más atractivos a los países con oportunidades de inversión como el caso de Colombia”.
La proyección mínima entre los consultados fue de US$76.

Oferta y demanda a nivel global

Un sondeo de la agencia de noticias Reuters estimó que las existencias petroleras en Estados Unidos cayeron por cuarta semana consecutiva, en unos 3,3 millones de barriles, con datos hasta la semana terminada el 29 de junio. La alta demanda de petróleo estadounidense se genera por el aumento de consumo en combustible en temporada de verano. Entre tanto la Corporación Nacional de Petróleo de Libia declaró a principio de semana medidas de “fuerza mayor” sobre algunas exportaciones que sumarían pérdidas de suministros por 850.000 barriles por día.

TEMAS


Brent - WTI - OPEP - Reservas de petróleo