Buenos resultados corporativos opacados por temores globales

Juan Carlos Ortiz

La semana inició con la temporada de resultados corporativos del primer semestre del 2012.

La primera en salir al ruedo fue Alcoa Inc, productor de aluminio, quien sorprendió con una ganancia después de registrar pérdidas en el último período del año pasado.

Mientras tanto, Google, la gigante tecnológica incrementó sus utilidades en un 60% más con respecto al mismo trimestre del año pasado, a su vez, anunció una propuesta para implementar una división de las acciones de 2 por 1, es decir, por cada acción ya existente se dará una nuevo sin derecho a voto. En el sector financiero, JP Morgan Chase y Wells Fargo cumplieron con las expectativas del mercado.

Este es un alentador inicio de la temporada de ganancias tras las preocupaciones generadas por los débiles datos de empleo estadounidense conocidos la semana pasada, el crecimiento global y la presión sobre algunos países endeudados de la zona euro como España. Durante algunas sesiones han resurgido los temores sobre la deuda española ya que los rendimientos a 10 años han subido cerca del 6% un nivel visto como insostenible en el largo plazo

Los temores sobre China se avivaron al conocerse datos en su balanza comercial y en su PIB del primer trimestre del año.

El superávit comercial en marzo fue impulsado por un alza de las exportaciones y por menores importaciones a las esperadas, éstas últimas se desaceleraron bruscamente al subir un 5,3% respecto al año previo muy por debajo de la expansión del 9% que esperaba el mercado.

La tasa anualizada del PIB para el primer trimestre del año fue de 8,1% frente al 8,9% del trimestre previo por debajo de las previsiones que apuntaban a un 8,3%, este es el menor ritmo en casi 3 años.

Dentro de los datos económicos publicados en Estados Unidos están los inventarios mayoristas que son un componente clave del PIB, éstos subieron más de lo esperado en febrero al registrarse un gran aumento en el petróleo, sin embargo no hay muchas señales de que se incrementarán las existencias de bienes en medio de un alza en las ventas.

Las solicitudes de subsidio de desempleo subieron inesperadamente a su nivel más alto desde enero sumándose ya a los temores generados tras la desaceleración de empleos del mes de marzo. A su vez, la cifra de la semana anterior fue revisada al alza

Por otro lado, se conoció el déficit comercial de Estados Unidos que se estrechó imprevistamente en febrero ya que las exportaciones llegaron a niveles récord de US$181.200 millones lideradas por exportaciones de servicios y bienes de capital como aviones civiles y maquinaria industrial y disminuyeron las importaciones cayeron a un 2,7% a US$227.200 millones, la mayor baja mensual en 3 meses.

El déficit comercial mensual se contrajo un 12,4% a US$46 mil millones mientras el déficit comercial con china se redujo un 25,6% el nivel más bajo en casi un año.

Los precios al productor se mantuvieron sin cambios en marzo mientras el índice de precios al consumidor subió un 0,3% en línea con lo previsto.

En el IPC hubo una caída en el costo de la electricidad que fue compensado por el alza en el valor de la gasolina, esto último representando un riesgo para la economía.

Por otro lado, el índice de confianza del consumidor elaborado por la Universidad de Michigan indicó una baja golpeada por un deterioro en la percepción sobre la economía actual.

Para la próxima semana se esperan en Estados Unidos ventas al por menor y datos de vivienda y, a su vez, resultados corporativos de Citigroup, Bank of America, Goldman Sachs y Morgan Stanley, entre otros.