Celsia no descarta hacer adquisiciones o buscar socios para expansión internacional

Mauricio Jaramillo Quijano

Tras 93 años de operaciones, Colinversiones, la empresa que empezó apostándole a la producción de tabaco e invirtió en distintos negocios, cambia su nombre a Celsia.

Con ello, termina un proceso de transformación, con el que sella su paso al sector de producción y distribución de energía, que inició en 2007. Desde ese año empezó a desinvertir en los sectores distintos al eléctrico y hoy, 90% de los activos están dedicados a esta actividad.

El presidente de Celsia, Juan Guillermo Londoño, participó en un Inside LR, en el que habló del cambio dela imagen de la empresa, que actualmente es la cuarta generadora de energía en Colombia y la quinta distribuidora, así como de sus proyectos.

¿Por qué el cambio?
En los mercados nacionales e internacionales el nombre de Colinversiones ya no correspondía a lo que hace la empresa. `Col` nos restringía a un mercado local y queremos proyectarnos internacionalmente, pues ya no somos inversionistas en varios sectores, somos un jugador regional del sector electrico colombiano.

La acción de Colinversiones no está entre las más líquidas del mercado. Con este cambio en su imagen ¿el título podría ser más atractivo?

Todo lo que hacemos se debe ver reflejado en el interés y bienestar de nuestros accionistas, y esto hace parte de esta estrategia. La liquidez de la acción está determinada por el porcentaje flotante. En ese sentido solo tenemos un 15% flotante, pues los fondos tienen el 35% de la entidad y el Grupo Argos el 50%. Hicimos un split que no tuvo el impacto que hubiéramos querido, y la verdad es que estamos en todo un trabajo para darle liquidez a la acción. No veo la entrada al Colcap en el corto plazo, es decir en el trimestre, pero estamos buscando con todos los inversionistas, particularmente con los fondos, que hagan más transacciones con sus títulos. Algo de destacar es que el crecimiento que ha tenido el sector eléctrico permite que las acciones de este tengan un buen dividendo que corresponde a un yield de 2%, cuando hace unos años era de 0,8%, lo que demuestra que vamos siempre a incrementando el dividendo.

¿Emitirían acciones para hacer inversiones y aumentar ese flotante?
En el futuro podríamos estar con más acciones en el mercado, pero no en el corto plazo. Será una vez veamos las necesidades de capital para emprender proyectos, lo haremos para favorecer el precio de la acción en el mercado. Además, las acciones no están dentro de los planes porque la compañía tiene alrededor de US$400 millones de caja para invertir, en parte por las desinversiones. Ese dinero es para desarrollar los proyectos en curso o las nuevas adquisiciones. En distintas estructuras de capital tenemos la posibilidad de adquirir activos entre US$500 millones y US$1.000 millones. Solo cuando gastemos esos recursos pensaríamos en acudir al mercado, si encontráramos oportunidades de inversión.

¿Qué parte del negocio le reportará más ingresos a Celsia? ¿Cómo ve los propósitos del Gobierno de ser un exportador?
Tanto la generación como la distribución de energía son estratégicos para nosotros y en ambos sectores vamos a estar creciendo. Obviamente depende de donde encontremos una oportunidad que genere valor a los accionistas, bien sea en el país o en el exterior. Sobre las exportaciones de electricidad, estamos de acuerdo con las subastas, como la que quiere financiar la linea de interconexión a Panamá, de hecho estamos activos en este proceso.

Para nosotros es absolutamente estratégico estar en esa licitación y ver cómo realizamos alianzas con compañías de la región centroamericana podemos configurarnos como un jugador muy atractivo. Colombia tiene unas ventajas estratégicas y estamos activos para buscar más participación en el negocio de la energía de la región.

¿Están pensando en hacer compras en la región como una forma de expansión?
El negocio de la electricidad y particularmente el de la generación eléctrica tiene dos características: requiere mucho capital y su retorno es de largo plazo. Transcurren 6 años para construir una pequeña central hidroeléctrica y 10 años para grandes centrales hidroeléctricas. Eso pasa mientras uno diseña e identifica el proyecto, lo financia, se somete a una aprobación ambiental, trámite que cada vez es más imprevisible.

Por ello, en el exterior preferiríamos adquirir empresas en marcha para que la curva de aprendizaje y el manejo del riesgo sea menor que arrancar con proyectos greenfield. Si fuera así iríamos con socios en los países donde invirtiéramos de tal manera que podamos reducir esa curva de aprendizaje.

¿Van a seguir desinvirtiendo en los negocios que no son estratégicos como el año pasado?
El año pasado vendimos dos grupos de activos. Teníamos 650 habitaciones hoteleras, 300 en el Hotel Intercontinental, 145 en el Hotel Las Lomas en Río Negro; 200 en un hotel de Pereira. Eso se lo vendimos a Germán Efromovich. Y teníamos el 100% de una compañía que se llama Arsec, que es la líder de productos de seguridad industrial en el país, se la vendimos a una firma de Londres. A parte de acciones, a cortó plazo no haremos desinversiones, salvo que encontremos un activo que valga la pena.

La acción de Celsia subió 0,94% en la jornada de ayer
Ayer el título de Colinvers cambió de nombre a Celsia en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC). Durante la jornada bursátil de ayer el título subió 0,94% hasta los $4.300. Para los analistas este cambio de imagen no fue lo que impulsó este leve aumento. En realidad, lo expertos no creen que este cambio de imagen tenga alguna incidencia en la valorización de la acción.

El analista de renta avriable de Alianza Valores, Juan David Ballén, explica que para que esta acción gane en liquidez se necesitaría que alguno de los inversionistas grandes venda su participación o que realicen una emisión en acciones en el mercado bursátil, factor que por ahora no está en los planes de la firma.