Comisionista Serfinco tendrá que responder en el caso de Probolsa

María Carolina Ramírez - mramirez@larepublica.com.co

El caso Probolsa tiene un nuevo doliente. Un hecho que pasó desapercibido el pasado 25 de abril fue la sanción impuesta por la Superintendencia Financiera de Colombia a la comisionista de bolsa Serfinco, por su responsabilidad en el caso Probolsa.

El ente de control decidió sancionar en octubre de 2009 a la firma por un monto de $580 millones, por violación a las normas relacionadas con conflicto de interés, inducción al error, deber de asesoría y deber a la información. Según la Resolución 1509, el pasado mes de abril modificó dicha sanción y la redujo a $420 millones.

Con esta decisión se abre la posibilidad de que los municipios afectados puedan recuperar los dineros invertidos en la `pirámide` de Probolsa.

Las responsabilidades adjudicadas a la comisionista son consideradas como institucionales, toda vez que radican en un mal funcionamiento de los procesos que debe llevar una firma de bolsa con sus clientes.

Según el abogado Eduardo Vásquez, 'este tipo de sanciones son utilizadas como ejemplarizantes y más en el sector financiero donde se manejan recursos de terceros, en este el manejo debe ser muy delicado para que no se preste a irregularidades'.

El caso Probolsa se remonta a los años 2007, 2008 y 2009, cuando las Gobernaciones de Nariño y del Cauca entre otros entes públicos decidieron invertir un dinero que tenían como excedentes temporales de liquidez con una empresa que resultó ser una más de las pirámides o compañías financieras piratas que estafaba a las personas.

Fuentes cercanas a todo el proceso, comentan que Probolsa, una compañía considerada como mesa de dinero, se encargó de visitar a cada uno de los clientes como las Gobernaciones y el Municipio de Silvia (Cauca) además del Hospital Francisco de Paula Santander, Acuavalle e Incentiva ofreciendo la inversión en bonos o deuda pública con rendimientos favorables para los departamentos.

Los funcionarios, algunos por desconocimiento otros tal vez no, aceptaron el negocio que terminó con un desfalco que asciende a los $12.760 millones.

Las gobernaciones tomaron recursos que estaban destinados a la salud y a la educación pública para hacer estas transacciones debido a que en ese momento no los podían utilizar y resultaba más rentable invertirlos.

Según la investigación de la Superfinanciera, dos funcionarios, uno de Serfinco y otro de Probolsa actuaron de manera delincuencial y manejaron recursos de entidades públicas bajo dos modalidades:

'1. El registro de una operación de compra en MEC, a nombre de la entidad pública, pero los recursos para el cumplimiento de esta operación eran girados por Serfinco afectando las cuentas de Probolsa S.A. en la comisionista.

2. El traslado de los títulos en el Depósito Central de Valores -DCV-, sin que mediara una operación en los sistemas transnacionales o de registro. En estos casos, los títulos ya habían sido adquiridos por Probolsa S.A. y se encontraban en su portafolio y simplemente eran trasladados en el mencionado Depósito a través de las denominadas operaciones libres de pago', dijo la Superfinanciera.

A través de estas dos modalidades, Probolsa logró millonarios resultados a su favor pero no para sus clientes. Para Serfinco, 'ambos tipos de operaciones son legalmente viables y, además, comunes en el mercado de valores colombiano, y no se constituyen en infracciones a la normatividad vigente'.

Según Emilio José Archila, abogado y ex presidente de Asobolsa, 'es muy importante la sanción de la Superfinanciera ya que con esta se pueden justificar los afectados y pedir a la comisionista el pago de los recursos perdidos'.

El porqué no hacerlo a la propia Probolsa, radica en que al empresa se declaró insolvente y a parte no tiene un doliente específico para atender las posibles demandas.

Hoy, cuando el departamento necesita de los recursos invertidos para educación y salud no cuenta con ellos y esto es lo que hace que, según abogados expertos es que se tenga la certeza, de que vendrán varias demandas contra los operadores de las transacciones en este caso estaría Serfinco como primer objetivo.

'Un funcionario público lo primero que hace cuando está en este tipo de pleitos es hacer reclamaciones y pedir a los entes de vigilancia que investiguen a los demás participantes en el caso en cuestión', dice el abogado.

Este caso está siendo investigado por la Fiscalía y por la Procuraduría, la segunda en su más reciente fallo dijo que la responsabilidad directa no era de los gobernadores, ni de los ministros de hacienda sino de los tesoreros.

'Las actuaciones de los funcionarios comprometidos se realizaron sin previamente constatar la solvencia económica de Probolsa y más aún, sin determinar si dicha firma a estaba o no facultada para realizar operaciones de este tipo', dice la Procuraduría. Se concluye además que '?en materia disciplinaria la responsabilidad es personal frente a los cargos que a cada uno de ellos les fueron formulados'.

Para el ex presidente del Autorregulador del Mercado de Valores, AMV, Carlos Alberto Sandoval, 'esta es sin suda una de las sanciones más altas en la última década a una compañía de bolsa. La Superfinanciera responde por la parte administrativa de sus vigilados y la decisión podrá ser apelada por la entidad multada'.

Según voceros de la comisionista Serfinco 'la firma respeta y acata, pero no comparte la resolución emitida por la Superintendencia Financiera pues tiene pleno convencimiento de que se han debido tener en cuenta los argumentos expuestos para revocar la sanción'.

Para Serfinco, es un fallo que hace referencia a aspectos técnicos, con una sanción económica que la firma considera severa, pues tal y como lo señala la Superintendencia, 'Serfinco se limitó a establecer una interacción operativa para concretar la compra y venta de TES, que se adquirían para honrar una garantía ofrecida por Probolsa en relación con los negocios de Notas Estructuradas que esa sociedad celebró con diversas entidades públicas, sin intervención de Serfinco', dice la firma.

Por ahora se esperan los resultados de las investigaciones por peculado y por detrimento patrimonial que se están adelantando por los entes encargados.

Probolsa y Serfinco tenían un contrato de comisión
Probolsa S.A. fue cliente inversionista profesional de Serfinco desde mayo de 2006 hasta finales de 2008, cuando dio por terminada dicha relación. Entre Serfinco y Probolsa no existía ninguna relación o vinculo adicional al contrato de comisión, que se derivaba de su condición de cliente. 'Es importante resaltar que en la resolución expedida por la Superintendencia Financiera se reconoce expresamente que Serfinco no hizo acuerdo alguno con Probolsa que tuviera un tinte ilegal, o que persiguiera defraudar a las entidades públicas, pues se limitó, según señala la Superintendencia, a establecer una interacción operativa para concretar la compra y venta de TES, que se adquirían para honrar una garantía ofrecida por Probolsa en relación con los negocios de Notas Estructuradas que esa sociedad celebró con diversas entidades públicas', dice Serfinco.

Las opiniones

Emilio José Archila
Abogado y consultor probado de Archila Abogados

'A partir de la sanción que hace la Superfinanciera se pueden derivar la de los otros entes de control, además que puede ser un argumento para los afectados'.

Carlos Alberto Sandoval
Consulto ex presidente del autorregulador del mercado de valores
'Multas por ese monto no se habían visto en la última década. La firma comisionista está en todo su derecho de apelar la decisión si así lo considera'.

Eduardo Vásquez
Abogado
'La Superfinanciera procura por que se cumplan las leyes y normas y más en un sector tan delicado como el financiero, esta puede ser una sanción ejemplar'.

TEMAS


Bolsas