¿Cómo aprovechar momentos de volatilidad?

Catalina Tobón Cuéllar

Desde la crisis de 2008 los inversionistas hemos tenido un entorno muy volátil y en ciertos activos hemos enfrentado fuertes pérdidas que en algunos casos no se han recuperado totalmente a pesar de haber esperado cerca de 4 años.

Todo esto ha generado frustración en algunos inversionistas, desmoralización para otros y una pregunta reiterativa de hasta cuándo tenemos que soportar este entorno de incertidumbre en los mercados. Lo cierto es que posiblemente nunca tendremos certeza total frente al rumbo de los mercados y nunca tendremos el timing perfecto para invertir.

No obstante, esto no implica que debamos perder la moral, sino al contrario mantener la perseverancia. Es precisamente en estos momentos en donde la constancia en el ahorro juega un papel importante.

El momento idóneo para invertir no existe, pero si somos constantes, ordenados y seguimos los dogmas claves del inversionista, tarde o temprano veremos los resultados esperados. A continuación enumeraremos algunos de los pasos para garantizar la constancia y la perseverancia en los inversionistas, particularmente en momentos de alta volatilidad como los que estamos viviendo.

1. Contar con un sólido plan financiero, ya que éste le brinda confianza a pesar de la volatilidad de los mercados internacionales. Su planeación financiera tiene que tener en cuenta el objetivo, horizonte de inversión y perfil de riesgo, lo que le ayudarán a no tomar decisiones erradas sin importar el momento que esté experimentado el mercado.

2. Tener una adecuada diversificación como herramienta para el manejo del riesgo. Un sólido plan financiero incluye un portafolio balaceando de inversión con acciones, bonos, efectivo y finca raíz diversificado en mercados locales e internacionales. El tradicional precepto de no poner todos los huevos en una misma canasta es básico para invertir no solo en momentos de volatilidad sino en todos los momentos.

3. Considere su inversión como una sola. En un portafolio diversificado habrá momentos en que un tipo de activos funciona mejor que otro, por ejemplo la finca raíz se valoriza y las acciones se desvalorizan o la renta fija se valoriza y los commodities se desvalorizan. Tomar decisiones basadas en el comportamiento de un solo activo puede generar un detrimento de su retorno de largo plazo.

4. Es el tiempo en los mercados lo que cuenta, no el timing en los mercados. Lo cierto es que nadie sabe exactamente cuál es el mejor momento de comprar ni cuál es el mejor momento de vender, pero hay que utilizar el tiempo a su favor. En este sentido invertir con regularidad en el largo plazo brinda los mejores retornos: la evidencia empírica muestra que el promedio de los inversionistas entra tarde en mercados alcistas y sale tarde en mercados bajistas.

5. Tenga en cuenta que en periodos de volatilidad es mejor concentrase en la calidad y en sectores defensivos.

Empresas con altos dividendos, bien financiadas, generadoras de caja, con vocación exportadora en mercados diversificados siempre serán una buena opción de inversión, así la volatilidad en los mercados sea muy alta. Emisores sólidos en sectores defensivos también son una opción interesante en periodos de mayor volatilidad, al igual que empresas que se beneficien del crecimiento de la clase media en países emergentes y bonos de países con fundamentales económicos sólidos.