Cómo mantener un buen historial crediticio y los beneficios de tenerlo

123RF

Stephanny Pérez - sperez@larepublica.com.co

Desde el momento en que se solicita un producto o servicio bancario y éste es otorgado, se inicia una historia con los establecimientos financieros.

El historial que se genera de la administración, ya sea del comportamiento de ahorro, manejo de las tarjetas de crédito o cumplimiento con los préstamos, es clave para tener otros productos bancarios y obtener algunos beneficios como tarifas preferenciales, en caso de que haya resultados positivos.

En Colombia hay dos entidades que están dedicadas a generar estas bases de datos, ellas son: Cifín y Datacrédito. En el caso de los créditos son los productos en los que con mayor frecuencia las personas están reportadas por no cumplir a tiempo con los pagos, lo cual genera que sean menores las probabilidades de aprobación cuando aplique para un nuevo préstamo.

Pero ahí no se acaban las consecuencias, pues también se ve afectado el buen nombre de quien incumplió con sus pagos, lo cual genera serias consecuencias en el desarrollo de la vida diaria, por ejemplo, al adquirir en renta algún inmueble o incluso para aplicar a una oferta de empleo.

De acuerdo con el experto en consumo financiero y tarjetas de crédito, Ben Woolsey, el buen desempeño depende de las buenas calificaciones que presentan estas centrales de riesgo. Dicha valoración se obtiene a través del cumplimiento del pago en el establecimiento donde se realizó la compra y ante la entidad bancaria.

Para Woolsey, los reportes negativos, en su mayoría, son producto del mal uso de las tarjetas de crédito, lo cual influye en el análisis crediticio del tarjetahabiente en caso de que quiera aplicar por préstamos de mayores montos. Si llega a lograrlo, este usuario estará sometido a altas tasas, y no a las preferenciales como las que obtienen los clientes que tienen un buen reporte, a quienes la banca ofrece hasta cupos no esperados en créditos de consumo y vehículos.

'Haber presentado un mal crédito puede impedirle comprar objetos costosos, al igual que calificar para algún tipo de préstamo. De otro lado, por el hecho de incumplir, los bancos cobran una tasa de mora sobre el valor de la cuota más la tasa de interés, es decir, termina cancelando más de lo pactado', dice el experto

La calificación de los ahorradores depende de la constancia con la cual se ha depositado su dinero. Este factor es determinante para que los bancos le otorguen un crédito por el valor restante de la inversión que el usuario desea realizar, pues la mayoría de estas captaciones tienen la finalidad de completar el monto necesaria para la cuota inicial de una vivienda. Si el ahorro ha sido puntual puede que la entidad contribuya a completar el 100% del inmueble.

Tome medidas

En muchas ocasiones la historia financiera presenta comportamientos negativos que no corresponden al usuario. Por eso es de suma importancia, en todos los casos, revisar una vez al mes en la calificación en la central de riesgo, para verificar que las cuentas bancarias estén bajo control y que están asociadas con las fechas y montos de pago.

En esa misma línea, los expertos recomiendan tener una copia de los estados bancarios y conservar estos historiales. Estos materiales se podrán presentar en caso de que desee aplicar a un futuro préstamo o simplemente para argumentar cuando se presente una irregularidad.

Por otro lado, tanto para los ahorradores como para los deudores, es de vital importancia elaborar un plan de pagos, en el cual esté el monto de los ingresos versus las obligaciones a cancelar con las fechas correspondientes.

Una medida de prevención para los tarjetahabientes es no transar valores que superen el 30% de las entradas, pues en este caso se podría generar una deuda imposible de pagar.

Restricciones de la banca al otorgar los créditos

Actualmente los bancos están al tanto con la administración financiera de sus usuarios, por el trabajo en conjunto que desarrollan con las centrales de riesgo. Estas restricciones están relacionadas con dos factores, por un lado la responsabilidad de los bancos de que no haya una sobredeuda que desequilibre la economía nacional; y de otro el control sobre la cartera de consumo y la vencida, que ha presentado una desaceleración por los anuncios que ha realizado el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Hacienda.