Compañías de financiamiento piden equidad en aplicación del 4 x 1.000

Ripe

La Asociación de Compañías de Financiamiento (AFIC) que agrupa la banca especializada solicitó a la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) expedir una reglamentación que permita identificar o marcar las cuentas corrientes desde donde se giran los cheques solicitados por los ahorradores de las compañías de financiamiento y evitar de esta forma el doble cobro del 4 por mil en las transacciones de estas entidades.

 

La directora ejecutiva de AFIC, Clara Escobar Ramos, mediante un oficio explicó el funcionamiento de la operación y la generación del doble cobro del gravamen a los movimientos financieros por el retiro de dinero desde las cuentas de ahorros por parte de sus clientes y el cubrimiento que hace la compañía de financiamiento de este dinero desde sus cuentas corrientes. 
 
Así, el banco hace la primera retención del impuesto al momento que la compañía de financiamiento gira de su propia cuenta corriente, y la segunda retención se produce cuando se hace el débito contable a la cuenta de ahorros del cliente, que en general es absorbido por estas compañías.
 
Lo anterior ocurre, pese a que el estatuto tributario establece claramente que en el caso de cheques girados con cargo a los recursos de una cuenta de ahorro perteneciente a un cliente, por un establecimiento de crédito (como es el caso de una Compañía de Financiamiento), se considerará que constituyen una sola operación el retiro en virtud del cual se expide el cheque y el pago del mismo. 
 
De acuerdo con la directiva, el inconveniente se mantiene porque pese a que legalmente se considera como una sola operación, no se hizo referencia expresa a la posibilidad de marcar o identificar las cuentas corrientes abiertas en las compañías de financiamiento, como si se hizo para las cooperativas financieras en 2008 mediante el decreto 2102, que además reconoce esta posibilidad para retiros en cajeros automáticos y con el uso de tarjetas débito.