Con la compra del banco Hsbc, el Grupo Gilinski se reposiciona en el sector financiero

Marcela Chaverra - mchacon@larepublica.com.co

Que el banco GNB Sudaméris cierre la compra del Hsbc en Uruguay, Paraguay, Perú y Colombia posicionaría nuevamente al Grupo Gilinski en el sector financiero, como un jugador internacional y de gran potencial.

Así lo reconocen distintos expertos de la banca, que esperan que la familia, que alguna vez tuvo el dominio de Bancolombia, cuando era el Banco de Colombia, vuelva a retomar la fuerza que perdió en la banca en estos años, por medio de estas adquisiciones.

Y es que en Uruguay, el rumor sobre la concreción de la operación cobró fuerza en las últimas horas. Según destacó el diario El Observador de ese país, el lunes se realizaron varias reuniones entre operadores jurídicos y financieros, pero con condiciones de reserva para esperar trámites formales ante el Banco Central, al tiempo que dicho medio confirmó también la certeza del proceso de negociación con el mismo.

Debido a esto, se cree que las entidades relacionadas estarían esperando resolver todos los procesos y trámites que exigidos en el país de la casa filial, para proceder a lanzar el anuncio formal.

Es así como no solo esta transacción reacomodaría el panorama financiero local, con la sumatoria de los activos del Banco Sudaméris y el Hsbc Colombia, sino que propulsaría al Grupo Gilinski a tornarse jugadores internacionales.

'Pienso que más que realizar la compra de este banco por el posicionamiento que tiene la entidad en la región y específicamente en Colombia, la apuesta del Grupo Gilinski está hecha por la proyección internacional que les da adquirir el grupo de filiales que corresponde a Suramérica, llevándole a expandirse en la región, algo que es común últimamente en el sistema financiero', precisó la analista financiera de Ultrabursátiles, Lilian Mora.

Y es que los Gilinski tienen un historial reconocido en el sector financiero nacional al haber tenido el dominio de entidades como el Banco de Crédito y Comercio Internacional, que luego se llamaría Banco Andino, y del Banco de Colombia, que fue adquirido por US$365 millones, y del cual vendería el control al Banco Industrial Colombiano, y al Sindicato Antioqueño, en una operación valorada en US$800 millones, en la cual, el Grupo mantuvo una posición minoritaria en el nuevo banco, ahora Bancolombia, como parte del trato.

Sin embargo en 2003, Jaime Gilinski, cabeza del Grupo, adquirió el Banco Sudaméris y el Banco Tequendama para fusionarlos y crear GNB Sudaméris, una entidad que actualmente cuenta con activos por $9,9 billones y que se encuentra entre los 10 bancos más grandes de Colombia. Además de complementar este negocio con la compra de la red de ATM, Servibanca.

Sin embargo, la intención parece ser adquirir una mejor posición en el sistema, por lo que desde hace un tiempo se encuentran explorando opciones que les lleven a constituirse como un jugador importante y con proyección.

Es así como en 2008 estuvo muy cerca de comprar el Banco Comercial (que en ese entonces tenía como principal accionista al grupo Advent) y finalmente desistió de hacerlo por la diferencia de precio entre lo que estaba dispuesto a pagar y lo que querían los accionistas de la entidad uruguaya. Según se dio a conocer, la puja por los activos de Hsbc en estos cuatro países se habría disputado con otro banco colombiano, que muchos señalan que podría ser alguno del Grupo Aval, así como con el brasileño Itaú.

Aunque no se conoce cómo serían las condiciones de la adquisición de las filiales del Hsbc por el grupo colombiano, los especialistas en banca proyectan que el precio de la adquisición de este grupo de bancos podría ser igual al pagado por Davivienda en la adquisición de los Hsbc de Costa rica , El Salvador y Honduras, que fue cerrada por US$801 millones.

'Tocaría revisar cuál es la rentabilidad y el patrimonio de los bancos que pretende adquirir el GNB Sudaméris para precisar el precio justo de la compra, también hay que tener en cuenta que el Hsbc en Colombia en 2011 reportó pérdidas por lo que se podría suponer que la transacción se realizaría a un precio valor en libros (P/VL) bajo', aseguró la especialista en banca de Corredores Asociados, Katherine Ortiz.

De acuerdo con los balances reportados por la filial local del Hsbc, el patrimonio de la entidad alcanza los $229.272 millones y si se tiene en cuenta los 1,4 veces valor en libros que pagó Davivienda en las negociaciones de los bancos centroamericanos, el valor promedio que estiman los analistas que podría valer solamente la parte local del Hsbc, se aproximaría a los $322.000 millones, es decir cerca de US$182 millones.

Esto, teniendo en cuenta la baja rentabilidad de las operaciones que ha tenido el banco en el mercado, donde al cierre del año pasado tenía una participación en el sistema por sus activos de 0,8%, al tiempo que tenía 0,64% de participación por cartera y 0,45% por patrimonio.

En cuanto al dinero para realizar la compra, según los datos reportados a la Superintendencia Financiera, el Banco Sudaméris cuenta al 30 de marzo del presenta año en disponible con $716.000 millones, algo cercano a los US$405 millones, un monto que si bien no sería suficiente para alcanzar el precio pagado por Davivienda, es una base que se complementaría muy bien con la capitalización que viene haciendo la entidad desde el mes pasado, cuando la Asamblea autorizó colocar acciones sin sujeción al derecho de preferencia, para una oferta privada a favor de personas determinadas, en la que se podría aumentar dicha disponibilidad para hacer efectiva la compra.

Por otra parte, fuentes del Hsbc en el país del cono sur, manejan también la posibilidad de que el banco brasilero Itaú participe también en la operación de compra de las filiales del Hsbc que estaría negociando el Grupo Gilinski, al adquirir la cartera de banca Premier, la cual involucra al segmento de banca privada con clientes que mantienen altos depósitos, de modo que le quede al grupo económico sólo con las líneas de negocio corporativa y de consumo, lo cual disminuiría el precio.

'Esto, porque al realizarse la unificación de una eventual compra con el grupo colombiano, los clientes emigrarían hacia otras entidades, mientras que el Itaú podría complementar esa parte del negocio', dijo la fuente.

El proceso de venta de las filiales no se recibe con sorpresa pues, desde el año pasado el gigante inglés Hsbc analizó el futuro de su operación en América Latina y anunció la posibilidad de la venta de operaciones 'no estratégicas' para el conglomerado. En la región solo continuaría con sus negocios en México, Brasil, Argentina y Panamá.

Una muestra de ello es su salida de los negocios de pensiones en México, la venta de las filiales de Costa Rica, El Salvador y Honduras a Davivienda y el cierre de la oficina de representación que tenía en Guatemala.

Gran movimiento, bajo impacto
Aunque es claro que el negocio de la eventual compra de las filiales de Perú, Paraguay, Uruguay y Colombia del Hsbc por el GNB Sudaméris se convierte en una jugada con grandes repercusiones internacionales, para el sector financiero local, la operación en torno a la unificación de las sedes nacionales de los dos bancos en cuestión no traería mucho impacto.

'Aunque es un gran movimiento, pues es una gran adquisición y más para un banco con la estructura del Sudaméris, en cuando a la reacomodación del sistema no parece darse mucha trascendencia, pues aunque el GNB Sudameris subiría una posición y aumentaría su capital y ganaría mercados, lo cierto es que se mantendría en el mismo rango de competidores en los que se encontraba antes de realizar cualquier compra', resaltó la analista del Helm Bank, Marisol Torres.

Actualmente el banco del Grupo Gilinski se posicionan en décimo lugar del sector, pero al adquirir y unificar los activos de la sede local del Hsbc, al concretarse la compra ($2,2 billones), se ubicaría en noveno lugar, superando al banco que le llevaba la ventaja, el Helm Bank al sumar en su totalidad activos por $12,2 billones.

'El asunto es que aunque hay una reacomodación, la participación que tenía el Hsbc en el mercado local no era muy amplía, por lo que quien comprara el banco no iba a efectuar un gran movimiento en el sistema', enfatizó Mora.

LR se comunicó con el GNB Sudaméris, que prefirió no referirse al tema.

Hsbc incrementa ganancias en 25%
Hsbc, superó las expectativas con una ganancia subyacente de casi US$7.000 millones en el primer trimestre gracias a un repunte en los ingresos de su banca de inversión y una caída de la morosidad en Estados Unidos. La entidad dijo que su ganancia subyacente en el primer trimestre fue de US$6.800 millones, con un alza de 25% en el año y por encima de los US$5.800 millones previstos por los analistas. El banco dijo que había logrado 'buenos avances' en todas las áreas de estrategia, incluyendo ahorros de costes, como parte del plan el presidente ejecutivo Stuart Gulliver.

Las opiniones

Marisol Torres
Analista del Helm Bank

'Es una movida importante para el banco, pero para el sector esto no impacta mucho porque no se genera una reacomodación agresiva'.

Lilian Mora
Analista financiera de Ultrabursátiles

'Puede que por la compra de las filiales el precio suba, ya que con los datos de la filial local, la compra no pasará de 1,4 veces su valor en libros'.

Katherine Ortiz
Especialista en banca de Corredores Asociados

'Hay que tener en cuenta que el Hsbc en Colombia reportó pérdidas, por lo que la venta podría darse por un precio valor en libros bajo'.