Conred completaría alrededor de 10 millones de colombianos bancarizados

Stephanny Pérez - sperez@larepublica.com.co

El reto de cubrir a toda la población colombiana con productos financieros, no es solo una tarea de los bancos, pues sacando provecho de la oportunidad que hay para lograr una mayor profundización financiera, las empresas de innovación han creado un nuevas herramientas.

Es así como Vertical Financiera y de Seguros, de Carvajal, ha desarrollado la plataforma Conred, un servicio que llega a los no bancarizados a través de las tiendas de barrio y que cuenta con tres millones de usuarios, cifra que podría ascender 10 millones, según expresó su director Diego Tovar a LR.

¿En qué consiste el servicio que brinda Vertical Financiera?
Esta es una compañía del grupo Carvajal que se dedica principalmente a servicios de outsourcing en tecnologías de la información, es decir, procesos de negocios, aplicaciones y redes de servicios. Esto tiene que ver específicamente con la inclusión financiera y social, ya que tratamos de llegar a la población no bancarizada. Los puntos de contacto con esas poblaciones se realiza a través de una red amplia de tiendas de barrio, en todo el territorio nacional, en el cual hoy estamos en más de 1.100 municipios.

¿Cuáles son los servicios que ofrece la marca Conred?
Si lo miramos desde la perspectiva de servicios financieros, tendríamos corresponsalía bancaria, recaudo, pago de servicios públicos, y todo tipo de transferencias, pagos, facturas electrónicas, banca móvil, crédito, microcrédito, microseguros, libranzas, entre otros. En los servicios no financieros, tenemos un sistema de recarga para celulares. También hay servicios hacia los productores de consumo masivo, en términos de la automatización de las cadenas de suministro y de la inteligencia de mercado.

¿Cómo ha sido el proceso de consolidación en la región?
Este negocio es una combinación de tres áreas de Carvajal, las cuales nos han permitido llegar a la población no bancarizada. Una de ellas es la Fundación Carvajal con los procesos de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) , porque ahí la empresa descubrió que el centro de la dinámica social en estas comunidades eran las tiendas de barrio, por lo cual nos dedicamos a entenderla profundamente y empezamos a educar a estas personas, como vehículo de cambio social. Otra de las áreas está relacionada con el negocio de comercio electrónico, en el cual tenemos una experiencia de 17 años. Ahí entramos como intermediarios en transacciones de negocios, principalmente en sectores de consumo masivo. En esta plataforma tenemos hoy 20.000 clientes en latinoamericanos con un liderazgo en países como Colombia, Argentina, Perú, México y Venezuela.

La última experiencia está relacionado con la alianza que realizamos con el Banco Agrario de Colombia, en el cual distribuimos el subsidio de Familias en Acción. Ahí tuvimos la oportunidad de bancarizar más de 2,5 millones de madres en Colombia en más de 1.090 municipios.

A parte del Banco Agrario, ¿Qué otras entidades financieras se han sumado al proyecto?
Ahora mismo tenemos convenio con entidades microfinancieras, al igual que con Bancolombia, Finamérica, que se está convirtiendo en banco. Estamos empezando la idea de negocio con Citibank, el Banco Caja Social y el Banco de la Mujer en Cali. Iniciamos con el Banco Agrario pero esto está trascendiendo. La idea es ser una autopista en donde puedan jugar muchos bancos.

¿A cuántas personas planean bancarizar a corto plazo?
Si estamos hablando de Colombia, que es un país con un índice de inclusión financiera entre el 40% y 50%, estamos hablando de que tenemos la posibilidad de servir casi que al 50% de la población adulta, es decir que fácilmente podríamos alcanzar el orden de los 10 millones de clientes en un tiempo relativamente rápido.

Los costos serían bajos para los usuarios
Para el director global de Vertical Financiera Carvajal, Tecnología y Servicios, Diego Tovar, “la idea filosófica del modelo es que gracias a las múltiples fuentes de ingreso, no sean justamente los usuarios quienes paguen por estas transacciones”, siendo esta una de las inconformidades que más expresan los latinoamericanos en el sector bancario y por la cual se muestran apáticos a ingresar en él. De acuerdo con Tovar, si al usuario, por alguna razón, le toca cancelar una tarifa por este servicio, el costo de la misma no sea tan alto.

La opinión

Margarita Henao
Analista económica de Asobancaria

“La banca ha llegado a lugares donde antes no estaba, en gran parte a través de los corresponsales no bancarios y otros de los avances tecnológicos”