¿Creando valor a través de nuevas emisiones, y para quién?

Luis Fernando Mondragón

En mi reciente columna comenté como el récord de emisiones en acciones durante el año 2011 había resultado muy provechoso para los comisionistas involucrados en dichos procesos, pero poco fructífero para la gran mayoría de inversionistas.

A los emisores el reciente pasado les ha salvado la campana, producto en parte, y como dirían los comisionistas, del renovado apetito por activos de mayor riesgo a lo largo del orbe.

Ahora, con 'bombos y platillos' anuncia la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) de que enhorabuena continuarán las emisiones para el 2012, entre otras razones, porque el mercado cuenta con amplia liquidez para absorber dichas ofertas.

¿En dónde estuvieron estos analistas cuando al final de año cuando Grupo Suramericana tuvo que sudar 'petróleo' para lograr la totalidad de los recursos ?. Y en el caso de Bancolombia, fueron los extranjeros, y no los locales, quienes lograron completar la emisión de acciones preferenciales.

Es como si una familia de escasos recursos, con 10 hijos a bordo, se alegrara al enterarse de que viene otro en camino. Dejando consideraciones religiosas de lado, eso lo que refleja es ignorancia e irresponsabilidad por parte de los dichosos padres.

En lo corrido del año los mercados han logrado un pequeño respiro producto de noticias medianamente más favorables procedentes de Europa, pero de ahí a decir que ya se superó la crisis, es un mero espejismo. En otras palabras, y a lo paisa: 'no ensillemos sin tener a la bestia'.

En el ámbito de las finanzas corporativas, es más costoso para las empresas el acceder a recursos frescos que el endeudarse con terceros.

He aquí varias inquietudes: 1.) ¿ si las tasas tienden a subir en el 2012, para qué no aprovecharon a endeudarse cuando estaban en menores niveles hace un año atrás ? 2.) si la respuesta es que si los emisores ya se encontraban en niveles muy cercanos al óptimo de endeudamiento, implicaría entonces que la generación de caja libre está comprometida con terceros, y poco queda para ser repartido entre accionistas, 3) lo cual me lleva a preguntarme: ¿en qué proyectos estarán invirtiendo esos recursos que provienen de los accionistas que renten por encima del costo promedio de capital?.

Y es ahí donde la ecuación no me cuadra. La mayoría de analistas proyectan desaceleraciones en tasas de crecimiento a nivel global. Europa mínimamente se mantiene con un crecimiento positivo, y la sostenibilidad del Euro, en términos prácticos todavía está en el limbo. China claramente crece a menor ritmo y el impacto en el precio de los bienes básicos tendrá repercusiones en las cuentas corrientes de países como el nuestro.

A nivel local, el Banco de la República se cuestiona el crecimiento en el otorgamiento de crédito de consumo y vivienda, entre otros, generando expectativas de alzas y mientras tanto, las utilidades de los fondos de pensiones cayeron en un 93,4% en el 2011, mientras sólo cinco firmas comisionistas locales de 28 reportaron variaciones positivas en sus utilidades de un año a otro.

Me preocupa que desde un punto de vista técnico, el índice Standard & Poor´s 500 se encuentra 'testiando' los máximos de julio del año 2011, luego de registrar un rápido ascenso de un 16% desde finales de noviembre del año anterior.

Nuestros índices locales, Igbc y Colcap, han registrado una correlación muy positiva con relación al SP500; mientras los prospectos económicos para Estados Unidos son moderados en el mejor de los casos, y la incógnita sobre Europa no se despejará de la noche a la mañana, lo cual deja en una posición muy vulnerable a los mercados accionarios no sólo de Colombia sino también los del mundo en general.

Espero estar equivocado, pero la 'alegría' que experimenta la BVC producto del prospecto de las nuevas emisiones no sea una labor de mercadeo disfrazada que tiene como finalidad el brindarle a las firmas comisionistas el 'chance' de recuperarse de un difícil 2011.