Créditos bancarios representan 35,47% del producto interno

Stephanny Pérez - sperez@larepublica.com.co

El buen desempeño de la economía colombiana y las políticas de acceso al crédito de los bancos han contribuido al dinamismo de la cartera de crédito del sector bancario.

Así lo reveló el último informe de Evolución de las tarifas de los servicios financieros de la Superintendencia Financiera de Colombia, en el cual se muestra que el nivel de créditos sobre el Producto Interno Bruto (PIB), tiene una participación de 35,47%.

Este indicador, no es más que la media general del volumen de recursos intermediados, los cuales reflejan la evolución del acceso al crédito para los consumidores financieros.

Factores como la tasa de desempleo, que se ha reducido en los últimos años y la meta de bancarización han sido los principales aportes para este buen resultado de profundización, que se obtuvo en el primer trimestre del año en operaciones.

De acuerdo con el director de investigaciones económicas de Corficolombiana, Andrés Pardo, a pesar de que este indicador es mucho mayor en los países desarrollados, dado su nivel de crecimiento, en términos generales la cartera total de crédito del sistema financiero está incrementándose alrededor de 18%, mientras que la economía tiene una perspectiva cercana a 8%, compuesta por el PIB real de 4,7% y la inflación que es de 3% aproximadamente.

Teniendo en cuenta las cifras presentadas por la Superfinanciera desde el año 2000, el indicador de profundización actual es el más alto que se ha logrado hasta el momento, teniendo en cuenta que la curva ha presentado un ascenso desde 2009, cuando la cartera logró alcanzar el 30,63% del PIB, después de la caída de 2008, cuando el resultado que se obtuvo al cierre fue de 29,9%.

Para Pardo, esa tendencia a la baja que mostró el indicador hace tres años está relacionado con las consecuencias de la crisis mundial de 2008. “En ese momento ese ritmo de profundización se desaceleró debido a que la confianza de los consumidores se deterioró y aumentó el desempleo. Sin embargo, vemos que en 2011 la economía mejora y la cartera vuelve a crecer”.

Una de las razones principales que destaca la analista económica del Helm Bank, Marisol Torres, en lo relacionado con el ascenso a partir de 2010, es la disminución de la tasa Repo por el Emisor, lo cual se realizó con el fin de que más colombianos pudieran acceder a productos de financiación y dinamizar la economía.

Esta decisión impactó directamente la cartera de consumo, de tal modo que a junio de 2011, solo esta modalidad de crédito, alcanzó el primer máximo histórico cuando marcó el 9,3% del PIB.

Según datos de la Superfinanciera a mayo de 2012, esta cartera, que encendió las alarmas del Ministerio de Hacienda porque estaba presentado una fuerte aceleración, que se ubicó en 18,21%, después de que en el mismo mes del año anterior, presentaba un ritmo de expansión real anual del 19,80%, un comportamiento que los analistas económicos evalúan como positivo en pro del sano desarrollo financiero del país.

En línea con lo anterior, cabe resaltar que los créditos de vivienda han presentado, en lo corrido de este año, un aporte relevante para la cartera total. Esto gracias a la reducción de tasas para préstamos hipotecarios, que manejaron una tasa promedio de 12,78% y las cuales han impulsado el crecimiento de los préstamos hipotecarios a un ritmo de 20,77%, comportamiento que no se presentaba desde los años previos a la crisis del noventa.

Aunque el crédito ha venido presentando una desaceleración, dado al alza en las tasas de interés para regular la financiación de consumo del año pasado, Pardo considera que para finales de este año la variación del indicador de profundización será positiva con respecto al año pasado.

A pesar de que regularmente los buenos niveles de profundización son positivos para la economía, “a veces hay que prestarle a atención a los saltos que se pueden presentar en el indicador, ya que puede llegar a presentar un comportamiento insostenible”, explicó el Director de Investigaciones Económicas en Corficolimbiana .

Pardo agregó que es mejor presentar un ritmo moderado de crecimiento, con el fin de que los usuarios del sistema financiero sean capaces de sostener su capacidad de endeudamiento.

La crisis de los 90 impactó resultado hasta el año 2004

Tal vez uno de los factores más importantes que incidió en el crecimiento de la cartera de crédito en el país, fue lo relacionado con la crisis financiera a finales de 1990. Según el director de investigaciones económicas de Corficolombiana, Andrés Pardo, el crédito con respecto al porcentaje del PIB se redujo hasta los años 2003 y 2004 porque se ejecutó un proceso de desapalancamiento, lo cual consistió en reducir poco a poco las deudas que no se podrían pagar, además que la tasa de desempleo creció y los bancos fueron más estrictos para otorgar préstamos.

Las opiniones

Marisol Torres
Analista del Helm Bank

“En la medida en que las tasas de interés del crédito hipotecarios sean bajas y siga cayendo el desempleo, se incrementará el consumo”.

Andrés Pardo
Director de inv. económicas en Corficolombiana

“Colombia presenta un nivel de profundización bajo en relación con otras economías, pero hay que tener cuidado con los saltos de este indicador”.

Gerardo Hernández
Superintendente Financiero

“Nosotros hemos venido alertando a los hogares que deben tener muy claro en qué pueden gastar y cómo van a pagar”.

TEMAS


Bancos - PIB