Desconfianza impide desmonte de la tasa de usura

Marcela Chaverra - mchacon@larepublica.com.co

El incremento de 90 puntos básicos en la tasa de usura el pasado viernes, hasta el 30,78%, volvió a poner sobre la mesa la discusión sobre la necesidad de eliminar el techo para los intereses en los créditos bancarios.

El debate, según los analistas, se centra ahora en que más que un proyecto de Ley que desmonte el tope, lo que hace falta es confianza en el sector bancario local,

'El desmonte del tope de esta tasa, llegaría cuando se genere un mayor acercamiento en las posiciones existentes, y cuando el Gobierno como la ciudadanía confíe en que el sistema bancario no tomará ventaja al dar libertad en la tasa de usura.', aseguró el director de estudios económicos de Bancolombia, Daniel Niño.

Y es que de acuerdo con los bancos, su propósito con la propuesta de eliminar la tasa de usura no tiene como objetivo aprovecharse de las personas al tener libertad, Lo que busca es evitar que los techos restrinjan la oferta de crédito, al obligar a las entidades financieras a canalizar la mayor parte de los créditos hacia sectores con menores niveles de riesgo y costos operativos, excluyendo de acceso al sistema a la población informal y de bajos recursos, lo que impide ampliar la bancarización, como ha sido el propósito del gobierno.

Además, según el sector, este tope también resta transparencia a los costos de los créditos, puesto que incentivan a las entidades a cobrar comisiones paralelas al cobro de los intereses, creando una especie de `cartel`, al evitar que clientes con menor riesgo al no pago, tengan menores interés que aquellos que sí lo tienen.

'Los techos a las tasas de interés, como cualquier control de precios, pueden ser una medida bien intencionada, pero es una disposición equivocada. Esos techos se imponen bajo el supuesto de que menores tasas implican mayor disponibilidad de crédito, un supuesto que es erróneo porque en un mercado libre los precios son el resultado de la interacción entre la oferta y la demanda, y establecer artificialmente las tasas de interés puede que aumente la demanda de crédito, pero reduce la oferta, con lo cual el volumen efectivo de crédito en el mercado se reduce' afirmó la presidenta de Asobancaria, María Mercedes Cuéllar.

Según el Ministerio de Hacienda, las razones para defender los techos a las tasas de interés son usualmente tres: la usura evita que se presenten abusos en el cobro de las tasas de interés de los créditos, además sirven para aumentar el volumen de colocaciones como microcréditos y generan incentivos para que las entidades crediticias sean más eficientes.

Para la presidenta de Asomicrofinanzas, María Clara Hoyos, lejos de servir para aumentar el volumen de colocaciones en tipos particulares de crédito, sirven más bien para evitar un crecimiento desmedido en la colocación de éstos. 'Llevar un microcrédito responsablemente y con el acompañamiento debido es costoso, sobre todo en zonas rurales y alejadas que son las que pretendemos alcanzar. Es por esto que la limitación de la tasa no nos permite abarcar más gente, porque no podríamos asumir por el usuario los costos no sólo sobre el riesgo, sino sobre el servicio que le rodea', afirmó Hoyos.

Así las cosas, la validez de la tasa de usura lo que trae consigo es menos personas en el sistema bancario y la dificultad de formalizar la economía del país, por lo que sólo la confianza que deposite el Gobierno en el comportamiento de la banca puede darle vía a un desmonte. 'Las tasas en créditos de libranza y consumo no están tan pegadas al techo. Igualmente pasa con los microcréditos, que tienen un límite menos estrecho, que denota que el mercado se autoregula y está aprendiendo', dice el director de investigaciones de Citibank, Munir Jalil.

Sin embargo, el Superintendente Financiero, Gerardo Hernández, reconoció el año pasado que la forma de desmontar el tope es un proyecto de Ley, el cual, a pesar de las promesas de revisión del gobierno desde 2010, no se ha iniciado todavía.

Tarjetas de crédito tendrían más interés
Las tarjetas de crédito son el producto bancario que más `se pega` a la tasa de usura, por tener amplia demanda y alto riesgo de que los usuarios de los plásticos no respondan ante la deuda. Es así como las instituciones reguladoras se preguntan a cuánto llegaría la tasa de interés para las tarjetas de crédito si se llegara a quitar el techo de interés. Al respecto, el analista de Citibank, Munir Jalil, cree que las tarjetas tienen un manejo erróneo, pues se deben utilizar como herramienta de emergencia, por lo que considera que la tasa para este producto, sí podría y debería ser más alta, en caso de un desmonte de la usura.

Las opiniones

Daniel Niño
Director de estudios económicos de Bancolombia

'La tasa de usura afecta la ampliación de la bancarización, logrando que los usuarios con alto riesgo, busquen créditos en entidades menos salvaguardadas por la Superfinanciera'.

María Mercedes Cuéllar
Presidenta de Asobancaria

'No buscamos una oportunidad para subir las tasas de interés en los créditos. Y eso lo demuestran las tasas de interés en las entidades, que están muy por debajo de la tasa de usura'.

TEMAS


Bancos