‘Educación financiera es el gran reto de la banca’

María Carolina Ramírez - mramirez@larepublica.com.co

Uno de los pilares del trabajo que realiza la banca colombiana es profundizar en el tema de la educación financiera, con el fin de que no se presenten más casos en los que los consumidores son engañados por falta de conocimiento.

María Mercedes Cuéllar, presidenta de Asobancaria, a propósito de los fascículos que se publicarán sobre el tema en La República, habla de los proyectos de la banca y la importancia de la educación financiera.

¿Cuál es la importancia de la educación financiera para el consumidor colombiano?

La educación financiera es una prioridad para Asobancaria y sus entidades afiliadas. El hecho de que las personas estén en capacidad de tomar mejores decisiones de ahorro, inversión o financiamiento contribuye no solo a la estabilidad del sistema y a aumentar la inclusión financiera, sino también a superar la pobreza y la desigualdad.

¿Cuál es el principal vacío en este campo?

El desconocimiento y desinformación generalizados de la población colombiana sobre temas básicos de economía y finanzas limitan la capacidad de los ciudadanos para tomar decisiones fundamentadas y consistentes en este aspecto básico de la vida contemporánea.

Así mismo, la falta de desarrollo de competencias relacionadas con estos temas impide que las personas participen activa y responsablemente en procesos económicos muy importantes, lo cual, en un mediano plazo, influye negativamente sobre su bienestar individual y familiar, y retrasa el avance de la sociedad en su conjunto.

Hay un proyecto para educar a los niños desde el colegio, ¿cuándo se aplicará?

Se está trabajando en el Convenio Marco de Cooperación con el Ministerio de Educación Nacional para promover el diseño e implementación de un Programa de Educación Económica y Financiera en los colegios como primera fase. La segunda, que iniciará en 2013, será el desarrollo e implementación del programa de educación financiera en el sistema educativo (educación básica y media), así como el seguimiento y evaluación formativa.

¿Quiénes son los más desinformados en materia de educación financiera?

En Colombia, no existe una línea de base para medir los conocimientos, comportamientos y actitudes financieras de los colombianos. Sin embargo, algunos estudios y evidencia empírica señalan que nuestra sociedad todavía es bastante vulnerable en estos temas. Entre los resultados de la Encuesta de Carga y Educación Financiera de los Hogares (2009), que el Banco de la República aplicó a los bogotanos que cuentan con algún producto financiero, se aprecia, que sólo 0,76% de los jefes de hogar encuestados logró responder correctamente las 10 preguntas del módulo de educación financiera. En conclusión, hay un bajo nivel de educación financiera en la población bogotana bancarizada, lo cual hace suponer que las cosas no son mejores fuera de Bogotá-

¿Cuál puede ser un ejemplo de falta de educación financiera en Colombia?

De acuerdo con el ex Superintendente de Sociedades, Hernando Ruiz, la cifra de afectados por las pirámides se acerca a 676.000 personas en todo el territorio nacional. De otra parte, según la Encuesta Nacional sobre Servicios Financieros Informales (2008), el 79% de los hogares colombianos ha utilizado por lo menos una vez servicios de crédito informal, siendo el préstamo del agiotista el segundo en importancia, después del crédito con amigos, vecinos y familiares.

Los mejores consejos, a su alcance

A partir de este lunes, la Asociación bancaria y de entidades financieras de Colombia, Asobancaria y el diario La República estarán publicando mensualmente unos fascículos coleccionables sobre educación financiera. El objetivo es que mediante una información sencilla y completa los lectores puedan conocer conceptos clave del sistema financiero así como seguir las diferentes recomendaciones de los expertos para hacer un buen uso de sus finanzas personales dependiendo de la edad y la etapa de la vida.