El Banco Santander no necesita un rescate del ejecutivo, según Emilio Botín

Diario Financiero

El mismo día en que las autoridades hispanas confirmaban la solicitud de fondos para un multimillonario rescate bancario, la misma jornada en que los mercados europeos caían en forma abrupta, el presidente del Comité Ejecutivo de Grupo Santander, Emilio Botín, derrochó optimismo tanto respecto de la situación del sistema bancario español como del futuro del euro y lo que vendrá a mediano plazo para la economía europea.

Ante un puñado de periodistas latinoamericanos, y en los cuarteles centrales del grupo custodiados por más de 1.200 centenarios olivos, Botín afirmó categórico el lunes: 'Todas las empresas europeas se han beneficiado un montón del euro, por eso tenemos que empujar a su favor. Yo parto de la base de que (la unión monetaria) no se romperá en ningún caso. El euro va a salir fortalecido, sin duda, de todos estos problemas', sostuvo.

Tras admitir que el momento económico europeo es difícil y que la labor de atacar los problemas ha sido lenta por el lastre estructural que supone poner de acuerdo a un gran número de miembros en la unión, Botín dijo confiar en que los políticos harán sus deberes y lograrán más cohesión entre países: 'actuarán, de eso no les quepa ninguna duda', dijo, añadiendo que el camino a seguir va en la dirección de la unión bancaria, el establecimiento de un fondo de garantía europeo, un regulador único y otras medidas como los eurobonos, que tomará más tiempo.

Botín valoró el proceso de cambios que han empujado en estos seis meses las nuevas autoridades españolas, en especial en materia laboral y de cuentas fiscales. Y aseguró que atributos como la solidez industrial española, el nuevo vigor exportador, los avances en infraestructura y la base empresarial desarrollada en las últimas décadas, permitirán a España salir adelante.

Sistema financiero fortalecido

A su juicio, el sector financiero hispano está sano, no sólo porque la consolidación de las cajas ya se ha estado produciendo, sino porque los bancos han 'provisionado para los asuntos malos de ladrillo, 110.000 millones de euros desde el inicio de la crisis'. A esto, dijo, se añaden las nuevas exigencias establecidas por el gobierno en materia de provisiones (que suman unos 84.000 millones de euros adicionales).

Así, afirmó que hoy la banca española tendría bases de capital que exceden con creces las que se necesitarían incluso en los peores escenarios simulados en los estrés test por entidades independientes, destacando que el Santander incluso ha salido de esas evaluaciones con una mayor base de capital que la que tenía al inicio de las pruebas. 'Mi opinión es que después de toda esta situación, el sistema financiero español se va a situar dentro de los más sólidos del mundo, así de claro. ¿Y el Santander? Bueno, el Santander no ha recibido ayuda pública ni en España ni en ninguno de los países en que operamos ni la va a necesitar, a diferencia de bancos americanos y europeos que recibieron ayuda de los contribuyentes en los últimos años. No necesitamos ni un céntimo'.

De hecho, el lunes en medio de la rebaja de Moody`s, Santander (Baa2) y Banco Popular fueron los únidos que quedaron por encima de la nota concedida a España. Destacó en el caso de la entidad que encabeza, que la crisis de 2008 se aprovechó y que hoy cuentan con una diversificación única entre regiones emergentes y desarrolladas, lo que le permite un mayor equilibrio en los ciclos económicos. Al respecto, detalló que hoy Inglaterra aporta cerca de 12% del beneficio del grupo, que EE.UU. aporta 10% (que este año serán más de US$1.000 millones) y que América Latina aporta 53%.

A esta región, donde el grupo tiene 90.000 empleados y 6.053 oficinas, la definió de estratégica, lo que se confirma con los US$39.000 millones que han invertido desde 2000. Es más, dijo que 'en A. Latina queremos crecer, porque la red que tenemos allí es la mayor franquicia en la región y es uno de los motores de crecimiento del grupo y lo seguirá siendo. Allí es donde más va a crecer la población y donde más va a crecer la clase media'. <p

Antes de fin de año, la marca se acabará en el país

Como parte del proceso de venta de los activos de Santander Colombia al chileno Corpbanca, la entidad austral dio a conocer que desde ya se adelanta el cambio de nombre y de razón social de la organización. El objetivo del grupo financiero chileno, de propiedad de Álvaro Saieh, es que antes de finalizar este año entre de lleno a operar la marca. La semana pasada quedó finalizada la venta total del banco en Colombia al grupo chileno.

 

TEMAS


Bancos - Santander