El colchón sigue ganándole la pelea a la banca

María Carolina Ramírez - mramirez@larepublica.com.co

No ha perdido vigencia la pelea entre tener al colchón como caja fuerte, o a la banca para cuidar su dinero. Pese a que cada día hay más tecnología en materia bancaria, los consumidores colombianos siguen guardando los ahorros en casa, en vez de hacer uso del banco.

Así lo demuestran los resultados de julio de la investigación Mood of the Country, que mide el estado de ánimo y el clima de negocios de Colombia desde el ángulo del consumidor, y que es realizada por YanHaas.

Ante la pregunta ¿si usted recibiera un aumento en sus ingresos mensuales en este momento, en qué se lo gastaría?, el estudio revela que el 18,9% de los encuestados saldría de deudas con terceros, un 16,8% pagaría deudas bancarias y un nada despreciable 9,8% dejaría ese excedente guardado en casa.

En junio, estos indicadores en el mismo orden fueron: 14,9%, 15,6% y 7,5%. Apenas el 9% lo ahorraría en el banco, otro 7,8% se iría de vacaciones, 4,6% compraría mejores productos básicos, 2,1% se lo gastaría en electrodomésticos, 3,3% invertiría más en entretenimiento, y 2% cambiaría o compraría carro.

Los resultados se derivan de las respuestas de 1.100 consumidores encuestados en las once principales ciudades colombianas. Al analizar los datos históricos desde 2009, se evidencia que el ahorro en casa se ha mantenido en una tasa entre el 10,3% y un 5,5%, mientras que el ahorro en las entidades bancarias está entre un 9% y 14,8%, lo que significa un mayor porcentaje al final.

Pero esto no es un tema de preferencias, sino que trae consigo varios aspectos importantes sobre cómo los ciudadanos cuidan su dinero. Por un lado está la seguridad, los costos y los niveles de bancarización.

Para la presidenta de Asobancaria, María Mercedes Cuéllar, “hay quienes creen que una alternativa al pago de los servicios bancarios es la de guardar la plata debajo del colchón. No obstante, ahí no está segura, no obtiene rendimientos y no sirve para realizar transacciones”.

En una entidad financiera el dinero está protegido, no solo por la solidez de la entidad, sino también por la existencia de garantías estatales. Tal es el caso del Fondo de Garantía de Instituciones Financieras, Fogafin, cuya labor es proteger los ahorros de los colombianos en casos de quiebra de las entidades.

Para el economista jefe del Citibank , Munir Jalil, estas respuestas no deben sorprender, toda vez que en Colombia, con una población de cerca de 47 millones de personas, solo 19,9 millones tienen al menos un producto financiero.

“Esta respuesta sería natural porque más de la mitad de las personas no van a tener una cuenta de ahorros. Así mismo, hay que ver qué cantidad de dinero es el excedente que recibirían, porque si no es mucho dinero no es necesario meterlo en el banco, sino que podría ser para consumo diario”, explica Jalil.

Según el más reciente informe de bancarización en el último trimestre, 284.000 personas se sumaron al sistema financiero colombiano, con lo que la bancarización nacional llegó a 65,2% de la población.

Pese a que las cuentas de ahorro son las más utilizadas entre la población, puesto que suman más de 18,8 millones y el número de personas con cuenta de ahorros creció 1,3% trimestral y 6,3% anual, lo que muestra la buena dinámica que tiene este producto entre la población colombiana, aún más de la mitad ahorra guardando el dinero en su casa.

Para el especialista en banca Daniel Niño, “es muy importante que el pago de deudas sea primordial a la hora de tomar una decisión de qué hacer con el dinero extra, en la medida en que se prefiere estar más livianos para poder responder en caso de una desaceleración económica”.

Así mismo, asegura que uno de los aspectos para que las personas prefieran tener el efectivo en casa puede ser explicado por el gravamen a los movimientos financieros de 4 x 1000.

“En Colombia las transacciones en efectivo son más usuales que las electrónicas, y para esto se necesita tener el dinero en casa”, concluye Niño. Para la banca el objetivo será seguir creciendo en el número de bancarizados, buscando que la preferencia se oriente a ahorrar en banca.

Pagar deudas siempre es prioridad

Aunque se diga lo contrario, y que los colombianos están aumentando los niveles de morosidad, según el estudio la mayoría de personas lo primero que hacen con un dinero extra es pagar deudas a terceros y a los bancos. Desde septiembre de 2009 se viene haciendo la encuesta, y en todos los meses evaluados el pagar las deudas es la respuesta más dada, seguida por el ahorro. Después de pagar y ahorrar, los colombianos encuestados comprarían menos productos de la canasta familiar y se irían de vacaciones. En los últimos lugares están los gastos asociados a vivienda, carros y artículos como celulares o electrodomésticos.

Las opiniones

Munir Jalil
Economista jefe del Citibank
“Es natural que en este tipo de encuestas las personas ahorren en casa y no por medio de la banca, ya que debe ser una representación de la situación real de bancarización”.

Daniel niño
Consultor y especialista en banca
“Que las personas paguen sus deudas en vez de ahorrar puede ser una buena señal, en la medida en que se están preparando para afrontar la crisis sin tantas obligaciones”.