El euro comienza al alza pese a la decepcionante cumbre realizada por el G-7

Los inversores esperan en su mayoría que el BCE indique el jueves que removerá gradualmente su vasto programa de estímulos hasta darlo por concluido hacia fines de este año

Reuters

El euro subía el lunes porque los inversores desviaban su atención de la crisis en Italia y la confrontacional cumbre del G-7 del fin de semana pasado para enfocarse en la reunión que sostendrá el Banco Central Europeo (BCE) en la que podría anunciar el final de su programa de compras de bonos.

Los inversores esperan en su mayoría que el BCE indique el jueves que removerá gradualmente su vasto programa de estímulos hasta darlo por concluido hacia fines de este año, luego de una serie de comentarios favorables al ajuste monetario emitidos por funcionarios de la entidad la semana pasada.

El optimismo del mercado antes de la reunión del BCE era reforzado por las afirmaciones del nuevo Gobierno de Italia de que no pretende que el país abandone la zona euro ni emitir valores para pagar a las compañías a las que el Estado debe dinero.

El euro ganaba 0,5% a US$1,1816, cerca del máximo de dos semanas de US$1,1840 que alcanzó el jueves, aunque el dólar ejercía cierta presión bajista sobre la divisa del bloque durante la mañana.

La moneda europea rebotaba a pesar de las preocupaciones sobre las disputas comerciales, luego de la decepcionante cumbre del G-7 en Canadá en la que Estados Unidos se negó a respaldar un comunicado del grupo que llamaba a combatir el proteccionismo.

TEMAS


euro - Crecimiento - Política - Bolsas