El Gobierno reaccionó con medidas ante las altas deudas de los colombianos

Marcela Chaverra - mchacon@larepublica.com.co

El incremento de la cartera vencida de los establecimiento financieros desde finales del año pasado, especialmente de la cartera de consumo, hizo reaccionar al Gobierno, que ayer anunció una medida temporal para reducir este incremento y cuidar la calidad de la cartera de consumo.

Es así como el ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, junto con el superintendente Financiero, Gerardo Hernández Correa, explicaron que a partir de la fecha los establecimientos de crédito y el Fondo Nacional del Ahorro deberán hacer provisiones temporalmente de 0,5% adicional, en la medida en que la cartera de consumo de cada entidad presente mayores deterioros.

Las provisiones corresponden al dinero que guardan los bancos para responder en caso que los deudores no paguen sus créditos, de modo que se pueda evitar la quiebra de las entidades.

Y es que la tendencia creciente en los incumplimientos empezó desde hace un año, como consecuencia del aumento en la colocación de créditos que empezó a finales de 2009, luego de que los clientes del sector recuperaron su capacidad de endeudamiento, y los bancos relajaron sus requisitos para otorgar créditos, llevando a que el incumplimiento en el pago de créditos por los colombianos aumentara en los primeros meses del año 1,6%.

La medida es preventiva y se debe a las continuas preocupaciones por el crecimiento de la cartera vencida de consumo de más de 26%, cuando hace apenas cinco meses estaba cerca de 10%.

Actualmente, la cartera total es de $62 billones, de los cuales la cartera vencida de consumo alcanza los $3 billones. Una cifra poco alarmante, pero que evidencia un crecimiento acelerado.

'Aunque tenemos unos niveles de cartera vencida razonables, en un margen donde aún no es grave, decidimos implementar esta medida porque la pendiente de deterioro de la cartera vencida de consumo ha mostrado una aceleración significativa en los últimos meses', precisó Echeverry.

Según el Superintendente Financiero esta norma tiene dos efectos, en primer lugar garantizar que en caso de impago de los créditos, la entidad tenga contabilizada desde antes, parte de la pérdida esperada, y por otro lado, garantizar la calidad y origen de manera correcta de la cartera.

El mecanismo instaurado por el Gobierno obliga a que aquellas entidades en las que el crecimiento de la cartera vencida se ha acelerado, constituyan una provisión adicional sobre la variación registrada en el último mes en el saldo del crédito, esto sobre los nuevos créditos.

'Esta es una medida astuta del Gobierno en la medida que castiga a las entidades con mayor riesgo en su cartera, pues con esta medida, los bancos son tocados en sus costos, lo cual se refleja en sus utilidades', precisó el consultor y especialista en banca, Daniel Niño.

Cabe resaltar que la decisión del Gobierno se auto corrige según el comportamiento que tenga la cartera vencida en cada entidad, es decir que a medida que ésta disminuya, la reglamentación saldrá de curso en dicho caso.

Para muchos especialistas la decisión de las autoridades financieras colombianas limita la liquidez de los bancos y evita el incremento de los créditos en el país.

Frente al tema, el presidente de Davivienda, Efraín Forero, se mostró de acuerdo con la decisión tomada por el Gobierno, pero aseguró que esto frenará el crecimiento del crédito de consumo, 'aunque la decisión va en línea con lo que el Banco de la República ha manifestado en los últimos meses, y estoy seguro que mantendrá la calidad de las carteras del sistema bancario local, esto también afectará el otorgamiento de los créditos que hagamos, pues es probable que éstos se encarezcan', afirmó el ejecutivo.

Entre los efectos que pueda generar la implantación de esta normativa, se contempla el aumento de las tasas de créditos de parte de las entidades financieras, lo que a su vez llevará al incremento de la tasa de usura que saldrá en junio, pues ésta se regula con el interés que cobran los bancos del sistema, sin olvidar el potencial incremento en la rigurosidad para otorgar préstamos.

'Las entidades ya no tendrán ligereza al asumir las solicitudes de crédito, por lo que es muy posible que examinen a cabalidad el perfil de riesgo o la probabilidad de no pago que tenga el cliente con mucha más rigurosidad que antes', dijo la analista de banca de Corredores Asociados, Katherine Ortiz.

La semana pasada, el Banco de La República explicó que los riesgos sobre el comportamiento del crédito de consumo siguen vigentes, por lo que anunció que seguía haciendo un monitoreo, pues el crecimiento real anual de éste al cierre de marzo fue de 22%, es decir, casi cuatro veces el crecimiento real del PIB del año pasado.

De los tipos de cartera, la de consumo han tenido gran impulso, pues abarca todo lo que son préstamos de libre inversión, para automóviles y libranzas.

Hogares deben $80 billones a la banca
De acuerdo al informe de Estabilidad Financiera presentado por el Banco de la República, la cartera de los hogares colombianos asciende a $80 billones, según reveló el director de Estabilidad financiera del Emisor, Dairo Estrada. Sin embargo, de los $80 billones, $60 billones corresponden a créditos de consumo, lo que representa 73,3% de las deudas de los hogares y $20 billones a la cartera hipotecaria. Lo que refleja que de los ingresos de las familias del país, de cada $100 que reciben, $15,2 se destinan al pago de sus créditos.

Las opiniones

Efraín Forero
Presidente de Davivienda

'Esta es una medida que va en línea con la preocupación que tiene el Banco de la República, y la cual garantizará la calidad de la cartera, pero reducirá la entrega de créditos'.

Juan Carlos Echeverry
Ministro de Hacienda

'Aunque el nivel de impago no es alarmante, es necesario promover el sano crecimiento y el origen correcto del crédito de consumo, para prevenir problemas futuros'.

TEMAS


Bancos