El Grupo Gilinsky se quedó con el Hsbc en cuatro países

María Paula Albán - malban@larepublica.com.co

El Grupo Gilinsky tiene claro que quiere volver a posicionarse en el mercado bancario colombiano como uno de sus grandes jugadores. Al menos así quedó claro ayer cuando fue dado a conocer al mercado que la organización, presidida por Jaime Gilinsky, cerró la compra de los activos del Hsbc en Colombia, Perú, Paraguay y Uruguay, con lo que se convierte en uno de los cuatro bancos colombianos con presencia en el exterior.

Sobre el tema, el gerente de análisis de renta variable de Valores Bancolombia, Juan Nicolás Pardo, explicó que el esquema de las adquisiciones ha sido recurrente en el mercado bancario colombiano desde hace más de 20 años, por ser ésta una de las maneras más rápidas de crecer. 'Las adquisiciones son una estrategia válida de crecimiento y lo que se ha buscado es comprar entidades con cierta participación pero que no hayan sido tan exitosas'.

La operación, que fue valorada en US$400 millones, se suma a la realizada hace un par de meses por el Banco Davivienda, cuando adquirió las operaciones de la entidad inglesa en Centroamérica en US$801 millones, y hace parte de los planes de los banqueros nacionales por seguir conquistando terreno en la región.

Según fue comunicado por el Hsbc, la operación incluye 62 sucursales en los cuatro países y un valor bruto de activos por US$4.400 millones.

El rumor de la venta al Grupo Gilinsky empezó este martes, cuando medios de comunicación de Uruguay dieron a conocer que operadores jurídicos y financieros de ese país sostuvieron varias reuniones confidenciales para conocer los trámites necesarios ante el Banco Central de Uruguay para realizar la operación.

Aunque el cierre oficial de la transacción está sujeto a las aprobaciones de las autoridades de cada uno de los países en los que se está vendiendo, el banco señaló a través de la Superintendencia Financiera, que confía en que la operación se sellará finalmente en el cuarto trimestre de 2012, para los negocios de Colombia y Perú, mientras que las de Uruguay y Paraguay podrían tardar hasta el primer trimestre de 2013.

En Colombia la venta del Hsbc llevará a una reorganización del sistema bancario, pues al unir los activos del Hsbc con el Sudameris, ésta última entidad gana una posición entre las más grandes del sector y se ubica en el noveno puesto. `Aunque es un gran movimiento, pues es una gran adquisición y más para un banco con la estructura del Sudaméris, en cuando a la reacomodación del sistema no parece darse mucha trascendencia, pues aunque el GNB Sudameris subiría una posición y aumentaría su capital y ganaría mercados, lo cierto es que se mantendría en el mismo rango de competidores en los que se encontraba antes de realizar cualquier compra', resaltó la analista del Helm Bank, Marisol Torres.

El actual Hsbc cuenta con una larga historia en Colombia, durante la cual ha cambiado en varias oportunidades de manos. Inicialmente el banco era conocido como Anglo Colombiano, pero luego fue comprado por el Lloyd´s Bank, para luego pasar a manos de Banistmo y finalmente, convertirse en Hsbc.

Para los analistas financieros, es posible que con esta adquisición, la entidad deje de cambiar de manos tan repetidamente y se busque realmente mejorar su eficiencia en el mercado al realizar sinergias con el GNB Sudameris.

El interés del Hsbc de salir de mercados no estratégicos inició el año pasado, cuando el presidente ejecutivo de la entidad inglesa, Stuart Gulliver, señaló su intención de reducir costos y de concentrarse en países clave para su expansión.

Esto fue ratificado ayer por el CEO de Hsbc en América Latina y El Caribe, Antonio Losada, quien a través de un comunicado afirmó estar satisfecho con el acuerdo logrado con el grupo colombiano GNB Sudameris. 'Buscamos enfocar nuestras operaciones donde vemos el mayor potencial de crecimiento sostenible para Hsbc. Me gustaría agradecer a los equipos directivos y a los empleados por su dedicación y les deseo mucho éxito en el futuro'.

Los gilinsky Los propietarios del GNB Sudameris, y ahora de los negocios en América Latina del Hsbc, tienen un largo historial en el sector bancario nacional al haber sido dueños del Banco de Crédito y Comercio Internacional, que luego se llamaría Banco Andino, y del Banco de Colombia, que fue vendido al Banco Industrial Colombiano, de propiedad del Sindicato Antioqueño, en una operación valorada en US$800 millones, en la cual, el grupo mantuvo una posición minoritaria en el nuevo banco, ahora Bancolombia, como parte del trato, situación que llevó luego a varias disputas legales entre las partes.

En 2003, Jaime Gilinski, cabeza del grupo, adquirió el Banco Sudameris y el Banco Tequendama para fusionarlos y crear GNB Sudameris, una entidad que actualmente cuenta con activos por $9,9 billones y que se encuentra entre los diez bancos más grandes de Colombia. Además de complementar este negocio con la compra de la red de ATM, Servibanca.

Luego del anuncio de la operación, el mercado se encuentra atento a que este lunes sean revelados algunos detalles del negocio y el impacto que esto tendrá en el sector bancario local.

Mantendrán oficinas de representación
Según se dio a conocer por medio del comunicado al mercado publicado en la Superintendencia Financiera, el negocio entre el grupo colombiano Gilinsky y el banco inglés Hsbc no incluye las oficinas de representación de la entidad en Colombia, Perú, Uruguay y Paraguay, por lo que se espera que éste siga operando como banca de segundo piso. De acuerdo con esto, se puede esperar que cuando quede oficializado el negocio, el banco Hsbc adopte de inmediato el nombre de GNB Sudameris, tal y como sucede en operaciones de este tipo. Vale la pena recordar que con el fin de hacer este negocio, el Sudameris realizó un proceso de capitalización por $11.700 millones, sumado a una emisión privada de acciones.

Las opiniones

Juan Nicolás Pardo
Gerente de análisis de renta variable – Valores Bancolombia

'El esquema de las adquisiciones ha sido recurrente en la banca colombiana en los últimos 20 años, pues es una forma rápida de crecer'.

Marisol Torresa
Analista del Helm Bank

'Aunque es una gran adquisición y más para un banco con la estructura del GNB Sudameris, no habrá un gran impacto en el mercado en cuanto a reacomodación del sector'.