El mejor momento para ser un inversionista individual

Felipe Campos Salazar

Los años en que los inversionistas individuales no podían competir con una casa de inversión están quedando atrás.

Si bien dichas instituciones aún poseen grandes equipos de analistas, programas de última generación, presencia global, conocimiento de flujos y los más bajos costos de transacción, en la actualidad cada una de estas fortalezas puede ser replicada por un inversionista bien informado.

1. Conocimiento: blogging y microblogging (StockTwits & Twitter) ha abierto el mundo de las ideas a las masas. Cualquier persona puede dar su opinión a través de un trino y la meritocracia se encarga de situar a los más acertados y generosos en la cima del ranking. Asimismo, en los blogs financieros más importantes se dedica un gran esfuerzo en destacar los artículos más relevantes en la red (mis favoritos TheBigPicture, BusinessInsider y AbnormalReturns). En Colombia también son varios quienes están haciendo el trabajo de compartir información en las nuevas redes. Blogs como IdeasInversión, PensamientoContrario, ArenaBursatil, NotasdeBolsa y Calle72, entre otros.

También son cada vez más comunes los seminarios online y páginas más versátiles como Data IFX y E-Bursatil.

2. Datos: en la actualidad la información financiera o de precios no tiene ningún costo y son numerosas las firmas en internet que están ofreciendo su procesamiento. En el área de análisis fundamental Trefis e YCharts están haciendo el trabajo de todo un equipo de investigaciones. AlphaClone permite seguir los movimientos de los principales hedge funds y Wikinvest agrega toda la información relevante de sus portafolios segundo a segundo.

3. Acceso Global: actualmente cualquier tipo de inversionista puede tener un portafolio diversificado globalmente. A través de una cuenta de comisionista local o internacional se puede comprar literalmente cualquier mercado con el uso de ETF que replican pasivamente la mayor parte de los índices accionarios mundiales, esto a un costo muy similar al que pagan las instituciones financieras más grandes del mundo. Dentro de esto es indispensable nombrar los cambios que han sucedido en Colombia. En primera instancia están los ETF colombianos que buscan replicar el índice Colcap, el Global X FTSE Colombia 20 y el Market Vectors Colombia, también están las carteras colectivas en acciones que en el país llegan a más de 10 y que con un costo un poco mayor traen el objetivo de rentar por encima de los principales índices locales.

4. Sistematización: los programas de creación de portafolios están logrando una acogida cada vez mayor. Hay quienes argumentan que en la medida en que se reduce el elemento humano no solo se minimizan costos sino que se toman decisiones menos sentimentales. Algunas firmas que operan en este espacio son Wealthfront, Personal Capital, Covestor y Betterment.

5. Tiempo: la ventaja principal de los inversionistas individuales es que pueden participar en el crecimiento de largo plazo de la economía a través de sus inversiones.

La operatividad de las grandes firmas, los altos costos y el hecho de que los profesionales se les pague por producir mensualmente ocasiona que las inversiones institucionales tengan un sesgo hacia el corto plazo. Desde esta perspectiva, la ventaja más grande que tienen los inversionistas independientes es que ellos pueden elegir dónde y cuándo van a competir. Así pueden enfocarse en estrategias en las que se recompense su flexibilidad y paciencia.

* Algunas de las recomendaciones fueron tomadas de Abnormal Returns