En cartera de vivienda de cada 100 consumidores, siete están en mora

Foto: Robinson Sáenz Vargas

Fueron algunas de las conclusiones del estudio entregado por TransUnion Colombia

Laura Fernanda Bolaños R. - lbolaños@larepublica.com.co

Una desaceleración en el crecimiento de saldos, una caída en originaciones y un menor deterioro en los indicadores de mora en la cartera de vivienda, fueron algunas de las conclusiones del estudio entregado por TransUnion Colombia, en el que dieron a conocer indicadores del comportamiento del crédito, indicadores y morosidad del mercado colombiano.

Dentro de los análisis realizados por la entidad se dio a conocer que durante el primer trimestre de este año, de cada 100 colombianos que tienen un crédito de vivienda, siete de ellos están en mora de 60 días, y el saldo promedio del crédito de vivienda por consumidor se ubica en $57 millones.

Virginia Olivella, gerente senior de investigaciones económicas para TransUnion Colombia, al entregar los resultados afirmó que “la desaceleración en los nuevos créditos para los principales productos durante el último año, no ha sido inesperada. El aumento en las tasas de morosidad determinó que muchas entidades manejaran el riesgo de su cartera limitando la originación de nuevas cuentas y transfiriendo una mayor participación de las originaciones, a los consumidores de menor riesgo”.

En el primer trimestre de 2018, el saldo total para los principales productos creció entre 8% y 17% en comparación con el primer trimestre de 2017, lo que, según la firma, indica que la demanda de crédito por parte del consumidor sigue siendo bastante positiva.

Al respecto Olivella destacó que “la desaceleración en el crecimiento de las tasas de morosidad es un resultado natural de esta estrategia”, y agregó que esto “es una señal positiva para todo el mercado de crédito de consumo y debería hacer que las entidades otorgantes de crédito vuelvan a ampliar sus esfuerzos de adquisición una vez que sientan que los niveles de morosidad están mejor alineados con sus respectivos apetitos de riesgo”.

Si se revisa el comparativo anual del primer trimestre de 2018 contra el mismo periodo del año pasado, se observa una desaceleración del saldo total para los principales productos de crédito. Esta se da en particular para créditos de vehículo y tarjetas de crédito, segmentos que mostraron caídas más significativas en el crecimiento, pues pasaron de 19,7% y 17,2%, respectivamente a 8,1% y 10,8% en su comparación anual.

En el primer trimestre de 2018 el cupo promedio de nuevas tarjetas de crédito aumentó en 9,4% año contra año. La participación de clientes de menor riesgo fue determinante.

Tarjetas de crédito transitan a un nuevo consumidor

Mientras que el crecimiento anual en el saldo total de tarjetas de crédito en Colombia se desaceleró durante el primer trimestre de 2018, se observaron señales positivas en la colocación de nuevos plásticos. Las originaciones de tarjeta de crédito aumentaron 3,1% entre el primer trimestre de 2017 y el de 2018. Aunque este incremento fue menor al 18% observado entre el primer trimestre de 2016 y primer trimestre de 2017, marcó el primer trimestre de crecimiento frente a los últimos cuatro. Las tarjetas de crédito ahora apuntan al consumidor de menor riesgo.

TEMAS


Bancos - Crédito de vivienda - Vivienda - Consumidores