Estrategia de los mercados de renta fija

Jeffrey Rosenberg

¿Podrá Europa salir de su círculo vicioso y entrar en un circulo virtuoso?

En esta crisis dual de los sectores bancario y soberano, los encargados de dictar políticas han buscado la manera de vincular ambas crisis cada vez más y así hacer un corto circuito al contagio; sin embargo, sus éxitos han sido limitados. Tras la Cumbre de la Zona Euro celebrada el 29 de junio se difundió una declaración potencialmente significativa que podría sentar las bases de un camino más virtuoso. Los mercados respondieron de manera positiva a este último intento, pero como hemos visto antes, esto podría cambiar.

Una importante concesión. En última instancia, la declaración de la Cumbre de la Zona Euro se propuso abordar el tema crítico del contagio de un retiro masivo de depósitos; en otras palabras, atender el riesgo de una fuga bancaria. La 'concesión' implica la creación de un ente regulador paneuropeo para facilitar una mayor repartición o 'mutualización' del riesgo bancario sistémico.?

Abordar el tema del estatus preferente. Dentro de este círculo vicioso de los mercados y las políticas, existe una preocupación crítica que ha socavado la efectividad de los fondos de rescate como el Mecanismo Europeo de Estabilidad (ESM), en el cual los inversionistas temen que alguien literalmente 'se salte la fila'. Aunque esto no se ha solucionado del todo, la declaración emanada de la Cumbre demuestra que los encargados de dictar las políticas comprenden la importancia de este componente crítico de respaldo.

Los desafíos que debe enfrentar el 'otro' círculo virtuoso. Sin embargo, el daño económico del último brote de incertidumbre soberana en Europa ya se ha materializado. Esto supone una nueva demora en el otro círculo virtuoso de confianza, contratación de personal y gasto que suele caracterizar una recuperación económica autosostenible. Puede que se implementen nuevas medidas de política monetaria, que limitarán el alza de los rendimientos que podría producirse después de una atenuación a corto plazo de la crisis de la zona euro.

¿Qué debo hacer con mi dinero? La declaración de la Cumbre de la Zona Euro representa un importante reconocimiento por parte de los encargados de dictar las políticas de los problemas implícitos en su anterior estrategia de vincular los riesgos soberanos y del sistema bancario, así como la debilidad en la estructura de los mecanismos de rescate.

Sin duda, estos cambios ayudan a que Europa se aleje del círculo vicioso y se acerque a uno virtuoso. Sin embargo, estos pasos representan tan solo un eslabón más en el largo camino hacia la resolución de los problemas clave de la crisis soberana europea y no constituyen una solución propiamente dicha.

Conclusiones

Para los inversionistas, estas medidas significan que los encargados de dictar las políticas en Europa seguirán abordando el riesgo soberano mediante políticas que se proponen limitar los riesgos de un colapso inmediato. También pone de relieve el hecho de que la rotación hacia los activos 'refugio' podría implicar un riesgo excesivo reflejado en los precios, lo que podría traducirse en unas tasas más elevadas a consecuencia de estas medidas.

La incertidumbre en Europa llevó a los inversionistas a buscar refugio en activos libres de riesgo, liderados por los bunds alemanes. El mercado estadounidense se vio favorecido por este comportamiento y los rendimientos también bajaron. Las recientes alzas en los rendimientos alemanes sugieren cierta moderación en esta demanda de valores 'refugio'.

Sin embargo, las tasas estadounidenses no se han elevado, lo que sugiere cierta vulnerabilidad ante la moderación continuada de los riesgos soberanos europeos a corto plazo.

En este tipo de entorno, también podrían mejorar los instrumentos de riesgo de crédito como bonos de alto rendimiento, valores inmobiliarios comerciales y bonos municipales. Estos instrumentos representan una mayor representan una mayor fuente de rendimientos, rentabilidad y seguridad que las alternativas del Tesoro.