Expansión de bancos en la región suma 4,7 millones de clientes

Stephanny Pérez - sperez@larepublica.com.co

En los tres últimos años, la banca nacional ha presentado las más fuertes movidas, sobretodo si se trata de salidas a mercados internacionales.

Bancolombia, Banco de Bogotá, Davivienda y Banco GNB Sudameris, han sido los primeros en dar el paso de abrir las fronteras. Gracias a la solidez de sus resultados financieros y su posición local, iniciaron proyectos de expansión regional específicamente hacia Centroamérica.

Con estas jugadas estratégicas, la banca local logró tener cerca de 4,7 millones de nuevos clientes. Para lograr este resultado en conjunto estos cuatro bancos tuvieron que invertir un total de US$4.001 millones para comprar sus homólogas en el exterior.

La historia de las adquisiciones en Colombia arrancó con Bancolombia, el banco más grande del país, liderado actualmente por Carlos Raúl Yepes, a quienes no les bastó con tener la mayor participación y cantidad de activos a nivel local, sino que querían tener una mayor participación. Por esa razón realizó la adquisición del Banco Agrícola en el Salvador, operación que costó US$900 millones y que le proporcionó, a 2011 dos millones de clientes más.

Un año después, en 2010, el Grupo Aval, liderado por Luis Carlos Sarmiento Angulo, a través del Banco de Bogotá hace su ingreso al mercado financiero centroamericano, ahora la oportunidad de compra estaba en siete filiales de la entidad BAC-Credomatic, negocio por el cual la entidad pagó US$1.900 millones.

Como consecuencia de esta transacción, al cierre del año pasado, la entidad que contaba con 2,8 millones de clientes a nivel nacional, sumó 1,8 millones de usuarios en el extranjero.

De igual forma, los puntos de atención registraron un buen avance, pues de los 815 que tenía en Colombia, adquirió 450 establecimientos más.

Seguido al cierre de esta negociación, el turno fue para el Banco Davivienda, presidida por Efraín Forero. La forma de llegar de uno de los cinco bancos más importantes de Colombia a Honduras, Costa Rica y el Salvador, fue mediante de la compra de la entidad financiera inglesa Hsbc, la cual se transó por US$801 millones que incluían una red de 136 oficinas y 800.000 clientes.

El GNB Sudameris, liderado por el banquero colombiano Jaime Gilinsky, fue la última entidad financiera que entró en el negocio de consolidar una banca regional. En esta ocasión, la oportunidad de conquistar nuevos mercados se concentró en países de Sudamérica, a saber, Uruguay, Perú y Paraguay. El GNB logró un acuerdo con el Hsbc por US$400 millones y compró su operación en estos países.

La transacción incluyó 62 sucursales entre los cuatro países, con los cuales, según expresó el banquero, vincularía a 120.000 clientes más a los 2.800 clientes individuales y 7.700 usuarios comerciantes en Colombia.

De acuerdo con el economista jefe de Citibank, Munir Jalil, el hecho de que los bancos colombianos salgan a otras regiones es natural, dentro de lo cual “Centroamérica se presenta como una zona con un potencial geográficamente cómodo”.

Así mismo, considera que el interés primordial es buscar oportunidades en la banca universal. “Las compras que se han realizado han sido muy bien pensadas y nunca han presentado un cambio de composición del sector financiero”, agregó Jalil.

Por su parte, el experto en banca de la Universidad de los Andes, Alfredo Barragán, asegura que lo que buscan Davivienda, Bancolombia, GNB Sudameris y Banco de Bogotá es posicionamiento ya que “deben procurar economías de escala y especialmente nichos para ser ganadores. El mercado colombiano, aunque tiene espacio, es decir profundización financiera, tiene en el momento muchos competidores bancarios que son buenos”.

Sobre la posibilidad de que otros de los bancos locales salgan al mercado extranjero, Barragán expresa que “todo se volvió una necesidad más que un lujo y en ese caso todos, creería, lo están considerando”.

Así, a la par que la banca nacional sale a la conquista de nuevos mercados, Colombia ha visto llegar a jugadores importantes del mercado financiero provenientes de Brasil, Chile, Perú, e incluso México que cada día pone más interesante la competencia.

Panorama atractivo para los que llegan
De acuerdo con el reporte semestral del sistema financiero, presentado por la Superintendencia Financiera de Colombia, se puede decir que el mercado nacional tiene un atractivo fuerte para los inversionistas de la región. Itaú, Opportunity, la comisionista de Larrain Vial y oficinas de representación de entidades financieras extrajeras, ya tienen la autorización de la entidad reguladora para constituir nuevas apuestas financieras. Sin embargo, cabe resaltar que ya operan ciertas compras, como es el caso de Santander Colombia adquirido por Corpbanca; la participación del 51% de Correval otorgada a Credicorp y el negocio sellado entre Bolsa y Renta y el BTG Pactual.

Las opiniones

Munir Jalil
Economista jefe de Citibank

“Este es un movimiento natural. Las entidades financieras colombianas buscan oportunidades en la banca universal por lo que las compras que se han hecho están bien pensadas. ”

Alfredo Barragán
Experto en banca de la Universidad de los Andes

“Me parece que están buscando mejores posiciones porque deben procurar economías de escala y especialmente nichos para ser ganadores”