Firmas ilegales continúan ofreciendo servicios financieros en el mercado

María Paula Albán - malban@larepublica.com.co

Cada vez son más las compañías que prestan servicios financieros sin la debida autorización de los entes de control y vigilancia del país.

Así lo dio a conocer la Superintendencia Financiera, presidida por Gerardo Hernández, entidad que emprendió desde el año pasado una campaña para evitar que los consumidores financieros sean estafados por este tipo de empresas piratas.

En su última alerta, la Superfinanciera reveló el nombre de tres nuevas compañías que operan como entidades financieras sin estar avaladas para hacerlo. Se trata de las firmas Financiera Corficolombiana, que no solamente utiliza el nombre de una entidad que sí está autorizada, lo que puede confundir al cliente, sino que además promociona servicios de otorgamiento de préstamos a través de volantes publicitarios. A su vez, el Grupo Financiero de Crédito ofrece préstamos a bajas tasas por internet, mientras que la firma Clickbank puede llevar a una confusión por la utilización del vacablo `bank`.

El modus operandi de las compañías 'piratas'

Una de las maneras más utilizadas por las entidades ilegales que ofrecen servicios financieros es atraer a los clientes por medio de volantes publicitarios o a través de las páginas de internet. Cuando el usuario los contacta, la compañía le presenta un atractiva plan de crédito, con tasas más bajas que las del sistema bancario legal, pero le exige la compra de una póliza para realizar el préstamo. El cliente consigna un dinero y por lo general, la firma desaparece después de un tiempo, estafando a las personas. Se recomienda revisar en la página de internet de la Super las entidades vigiladas.