Fogafín: un asegurador de depósitos eficaz

María Inés Agudelo Valencia

En un contexto de incertidumbre de los mercados financieros internacionales resulta de vital importancia que las instituciones que deben salvaguardar la confianza en el sistema financiero y defender los intereses de los ahorradores estén sólidamente preparadas para enfrentar cualquier eventualidad.

Fogafín, como parte de un esfuerzo continuo por seguir las mejores prácticas, recibió recientemente la visita de un grupo de especialistas en seguros de depósitos quienes acompañaron a la entidad en una autoevaluación, de la cual resultaron algunas recomendaciones importantes e interesantes.

El trabajo realizado con el grupo de expertos internacionales tenía como objetivo evaluar el cumplimiento de los Principios Básicos para Sistemas de Seguros de Depósitos Eficaces que desarrollaron el Comité de Basilea para la Supervisión Bancaria (Bcbs, por su sigla en inglés) y la Asociación Internacional de Aseguradores de Depósitos (Iadi, por su sigla en inglés). Estos organismos multilaterales construyeron los principios con base en diálogos con los aseguradores de depósitos de todas las regiones del mundo, quienes comparten continuamente sus experiencias y lecciones.

En 2010, la Iadi desarrolló una metodología para la Evaluación de los Principios Básicos para Aseguradores de Depósitos Eficaces, con el ánimo de permitir que tanto los países que cuentan con un seguro de depósitos, como aquellos que se encuentran trabajando en su implementación, pudieran adelantar evaluaciones para identificar el nivel de cumplimiento de cada uno de los aspectos necesarios para catalogarse como un asegurador de depósitos eficaz.

Para la implementación de esta metodología, la Iadi ha organizado una serie de talleres regionales en Tirana, Abuja y Kuala Lumpur. El último de ellos se llevó a cabo en Bogotá en mayo pasado.

La metodología implica la evaluación de 18 principios, de los cuales a Colombia sólo le aplican 16 de ellos.

Se evalúan temas como la fortaleza legal de los objetivos de política y los instrumentos con que se cuenta para el cumplimiento de estos objetivos, la cobertura del seguro de depósitos, su fondeo y forma de pago, el flujo de información con los otros miembros del Comité de Coordinación para el Seguimiento al Sistema Financiero (compuesto por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, el Banco de la República, la Superintendencia Financiera de Colombia y Fogafín), la divulgación del seguro de depósitos y las herramientas con que cuenta la institución para recuperar los recursos utilizados en el pago del seguro, entre otras cosas.

Los resultados de la evaluación ratificaron la buena gestión de Fogafín.

Aspectos como el nivel de cobertura del seguro, las reglas de juego para la inscripción de las entidades financieras, la mitigación del riego moral que se genera por la existencia del seguro, entre otros, demuestran que el Fondo cumple con los más altos estándares internacionales. Por supuesto, el diálogo con los expertos también nos deja recomendaciones en áreas que necesitan fortalecimiento, siempre teniendo en cuenta las características particulares del marco legal e institucional colombiano.

De estas surge que es necesario que se mejore aún más la información con que cuenta Fogafín para llevar a cabo sus objetivos, como por ejemplo la detección temprana de las instituciones en problemas y una mejor divulgación de la existencia del seguro de depósitos, con el fin de que los colombianos conozcan su existencia, beneficios y limitaciones.

En conclusión, Fogafín es hoy una entidad sólida. En el pasado, la institución mostró su fortaleza en el manejo de crisis financieras y hoy, tras construir y crecer sobre esas experiencias, se erige como una entidad que cumple con los más altos estándares internacionales y como un ejemplo para los aseguradores de depósitos de América Latina.