Fútbol colombiano está lejos de listarse en la bolsa

María Carolina Ramírez - mramirez@larepublica.com.co

Que equipos de fútbol estén en bolsa no es algo nuevo. En el mundo grandes como Porto, Ajax, Chelsea, Juventus o Aston Villa cotizan. Estas acciones si bien no han tenido un alto crecimiento, su permanencia radica en el prestigio que tienen los equipos.

Festejar, reír, llorar y hasta pelear por el resultado de un partido es la manera como los hinchas de los equipos de fútbol demuestran la admiración y fidelidad por sus clubes. Sin duda, resultaría más atractivo para todos los amantes de este deporte no solo sufrir o celebrar con los resultados sino ser parte del equipo como socios y poder tomar decisiones sobre su funcionamiento. 

Esta posibilidad ya existe y en la actualidad hay miles de hinchas que son dueños de los equipos de fútbol colombiano. La Ley 1145 de 2011 obliga a los clubes a organizarse como corporaciones, asociaciones deportivas o sociedades anónimas, para lo cual tienen que aumentar su capital a través de un socio mayoritario y con ofertas públicas de acciones.

El convertirse en empresas que son vigiladas y que deben reportar sus resultados no solo garantiza la legalidad de los dineros patrimoniales sino que les da la posibilidad, como a cualquier otra empresa, de buscar una mayor financiación pero a través del mercado público de valores, o con una emisión de acciones en la Bolsa de Valores de Colombia. El presidente del Deportes Tolima, Gabriel Camargo, considera que la nueva Ley es muy importante porque les abre las puertas a una nueva forma de capitalizarse, a través de colocaciones accionarias.

En ese caso cualquier persona natural o un inversionista institucional puede invertir si considera que el equipo tiene potencial para generar buenos resultados y utilidades. Y es justo ahí donde está el punto de quiebre para los equipos nacionales, ¿qué tan rentables pueden ser si entran a la bolsa?

Siete equipos en crisis

Según los datos de la Superintendencia de Sociedades, al cierre del primer trimestre de 2012, los activos de los 21 equipos de fútbol que reportaron información financiera alcanzaron los $205.761 millones. En el mismo período, los pasivos registrados se ubicaron en $153.738 millones, mientras que el patrimonio alcanzó los $52.022 millones.

La diferencia en el patrimonio de los equipos entre diciembre y marzo fue negativa para 15 de estos y en siete casos el patrimonio final es negativo, se trata de los equipos Cúcuta Deportivo Fútbol Club S.A., Once Caldas S.A., Patriotas Boyacá S.A., Sociedad Anónima América S.A., Valledupar Fútbol Club S.A., Club Deportivo Depor Fútbol Club S.A. y Talento Dorado S.A.. Estos clubes, al tener un patrimonio negativo, deben declararse en insolvencia o sanear sus deudas ya que no tienen el capital necesario para operar.

Este es el caso del Cúcuta Deportivo cuyo gerente, Rolando Estupiñan Gutiérrez, asegura que el equipo se declaró el Ley de insolvencia, 'por lo que sacamos a la venta una oferta para vender 448.000 acciones a $10.000 cada una. Esta oferta la hacemos por intermedio de una fiducia'. La idea de este equipo es lograr la capitalización necesaria para salir de la insolvencia y luego hacer una emisión en el mercado de valores.

La manera como los equipos logran aumentar sus ingresos y por ende utilidades es a través de la taquilla y los patrocinadores. 'Lo más importante es la taquilla y esta solo se logra con un buen equipo, asimismo los patrocinadores invierten dependiendo de la posición del equipo en las tablas', explica Estupiñan.

Estos mismos lineamientos son tenidos en cuenta por los inversionistas a la hora de invertir en activos de este tipo. Según explica la analista de renta variable de Global Securities, Catalina Posada, al hacerlo se 'requiere entender la dinámica de un negocio particular y poco conocido por el mercado. Para evaluar si genera valor para sus inversionistas es necesario analizar distintos aspectos como ingresos por venta de boletería, registro en medios, patrocinios y venta de mercancía relacionada con la marca del equipo y finalmente las transacciones que realiza el club sobre los jugadores'.

La llegada a bolsa

Que equipos de fútbol estén en bolsa no es algo nuevo. En el mundo grandes como Porto, Ajax, Chelsea, Juventus o Aston Villa cotizan. Estas acciones si bien no han tenido un alto crecimiento, su permanencia radica en el prestigio que tienen los equipos.

En Chile se da un ejemplo más cercano. Desde el año pasado en la Bolsa Electrónica de Chile opera un índice bursátil para acciones de fútbol llamado Gol, y que agrupa los títulos de las sociedades anónimas Azul Azul, Blanco y Negro (Colo Colo) y Cruzados. En Colombia solo Millonarios ya presentó la solicitud ante la Superfinanciera, mientras que Tolima, Cúcuta y América tienen la intención de hacerlo.

El hecho de que los equipos de fútbol estén supervisados por la Supersociedades genera trasparencia sobre el manejo financiero, sin embargo, 'los equipos tendrán que generar buenas utilidades, lo que se resume en buenos resultados deportivos, tanto nacionales como internacionales, para hacer que sus acciones sean atractivas', dice el analista de Alianza Valores, Juan David Ballén.

Así, todo se resume a que la clave está en el desempeño del equipo y sus finanzas, aspectos en los que el fútbol local sigue `quedado`, y por esto al parecer estamos más cerca de que varios clubes se declaren insolventes a que por lo menos uno se liste en bolsa exitosamente.

Manchester United se listará en Wall Street

El Manchester United presentó ante la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos un proyecto con su intención de entrar a cotizar en la Bolsa de Nueva York. El documento señala que 'ofrecen acciones de clase A hasta por US$100 millones', aunque el trámite está en su fase preliminar. Sin embargo, al observar el índice de desempeño de STOXX Europe Football correspondiente al 2002 se tiene que el rendimiento de los precios fue muy volátil. Este índice, que está integrado por 21 clubes de fútbol europeos, tiene un rendimiento negativo acumulado al año (YTD) de 11,5% y está operando a su nivel histórico más bajo. Comparativamente, el índice STOXX600 ha publicado un rendimiento YTD negativo de 0,2%, lo que significa que no es un buen año para las inversiones en estos activos.

Las opiniones

Catalina Posada

Analista de Global Securities

'Invertir en un club de fútbol requiere entender la dinámica de un negocio particular y poco conocido. El desempeño individual de los jugadores genera oportunidades de valor'.

Juan David Ballén

Analista de acciones de Alianza Valores

'Sería muy bueno que los recursos que obtuvieran los equipos de fútbol emitiendo acciones los usaran para hacer buenas contrataciones y así generar utilidades'.