La banca colombiana sigue conquistando participación de mercado en Latinoamérica

Marcela Chaverra - mchacon@larepublica.com.co

Con la reciente compra que el banco GNB Sudameris hizo de las operaciones del Hsbc en Colombia, Perú, Paraguay y Uruguay, se reafirma la intención de la banca local por internacionalizar sus servicios e ir tras la conquista de los países de la región.

Y es que no es solo esta operación es prueba de este proceso. Desde hace cinco años, los grandes bancos han salido a adquirir entidades financieras que prometen un gran potencial para la expansión de la banca local, concentrando estas compras en los países con condiciones similares a las colombianas.

Es así como en 2007, el Grupo Bancolombia fue el primero en salir a explorar los mercados internacionales, y aterrizó en Centroamérica donde compró por US$900 millones, 100% de las acciones del Conglomerado Financiero Internacional Banagrícola S.A (Banco Agrícola) de El Salvador, cuyas actividades también cobijaban al Banco Agrícola de Panamá.

Dicha adquisición consolidó la experiencia de los bancos en el envío de remesas y amplió la cobertura de la banca empresas en esta región, pues el Banco Agrícola se especializaba entonces en el manejo de los giros de inmigrantes salvadoreños que laboran en Estados Unidos, España, México y Canadá.

Tres años después, el Grupo Aval, de Luis Carlos Sarmiento Angulo, a través del Banco de Bogotá, compró por US$1.920 millones 100% de las acciones BAC-Credomatic, una de las principales entidades financieras centroamericanas, cuyas operaciones estaban enfocadas en Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador y Guatemala, así como en México y Estados Unidos. Para efectuar esta adquisición, los accionistas del Banco de Bogotá suscribieron bonos obligatoriamente convertibles en acciones por un valor aproximado de US$1.300 millones.

Esa aparente colonización en América Central se incrementó a principios de este año cuando el Banco Davivienda confirmó la adquisición las operaciones del banco británico Hsbc en Costa Rica, Honduras y El Salvador por US$801 millones, en la cual no solo adquirió las operaciones bancarias, sino que llegó a un acuerdo con Hsbc Holdings Panamá para la compra de bancos, compañías de seguros y financieras. que le permite un crecimiento superior a 20% en sus negocios actuales.

Y es que para el sistema bancario colombiano, Centroamérica es una región económica y culturalmente afín con el país, que además ofrece un significativo potencial para el desarrollo de servicios financieros.

Sin embargo, con la última adquisición hecha en el sector, la expansión de los bancos colombianos se empieza a notar con más fuerza, pues este acuerdo lleva al GNB Sudameris a establecerse en Suramérica, con las filiales compradas al Hsbc en Perú, Paraguay, Uruguay y Colombia.

La operación de compra entre estas entidades fue por US$400 millones y es una transacción que incluye 62 oficinas y aproximadamente US$4.400 millones es en activos.

De acuerdo con la especialista de banca de Corredores Asociados, Katherine Ortiz, este fenómeno de la banca local por salir y explorar mercados más rentables y con mayor posibilidad de crecimiento responde a la consolidación que tiene en la actualidad, el sistema bancario colombiano.

'Desde hace varios años el sector bancario viene en proceso de consolidación por medio de fusiones y adquisiciones, y esto deja a las entidades con la idea de seguir creciendo, por lo que vislumbran en el entorno internacional una gran posibilidad de hacerlo, teniendo en cuenta que el entorno colombiano ya ha pasado por este fuerte proceso y ya se encuentran establecidos unos líderes. Por lo que si quieren ser visibles, el expandirse les da la oportunidad de resaltar no sólo nacional, sino internacionalmente', aseveró la analista.

Esto, ligado a que dichas internacionalizaciones a veces resultan mucho más económicas que adquirir un banco en el mercado local y la oportunidad que brindan los Tratados de Libre Comercio de un crecimiento potencial al brindar servicios financieros en varios países, se ha convertido en la hoja de ruta del sistema bancario si quiere incrementar su rentabilidad.

'Lo que venía pasando es que el talento colombiano y las mismas entidades se dieron cuenta que estaban listas, y la fase siguiente era lógica. Por lo que los mercados vecinos se convirtieron en plazas interesantes donde se puede crecer', manifestó el analista del sector, Alfonso Reynosa.

Más que listos para competir
El que la banca nacional salga a competir con grandes bancos de la región por medio de estas adquisiciones no es un tema preocupante para los conocedores del sector, pues las entidades nacionales llevan un proceso que les ha permitido consolidarse y prepararse para ser competitivos en el entorno latinoamericano.

Y es que la regulación financiera llevó a que los bancos aprendieron a manejar el riesgo y sus portafolios, por lo que se creería que éstos se encuentran más que capacitados para asumir el manejo que conlleva enfrentar un panorama regional.

'Los bancos nacionales tienen solvencia por encima de muchos bancos de la región, lo cual posibilita un crecimiento en su cartera, del mismo modo tiene una política de administración que le permite manejar el riesgo, lo que evidencia que no hay un factor que le impida desarrollarse frente a sus otros competidores', señaló Ortiz.

De acuerdo con Reynosa, lo que está por venir son muchas más adquisiciones por parte de la banca colombiana, sin embargo es probable que si la banca sigue como va, se llegue en un par de años a una unificación entre las más grandes de la región.

La expansión no sólo se está viendo en los bancos
Las compañías aseguradoras del país también le han seguido los pasos a las entidades bancarias, y han optado por crecer en otros mercados como parte de un nuevo enfoque estratégico. Tal es el caso de Grupo Bolívar que compró la totalidad de Colvida, una aseguradora ecuatoriana, y lanzó operaciones en Panamá y Venezuela. Del mismo modo, Suramericana adquirió Asesuisa en El Salvador y Proseguros en República Dominicana, sin olvidar la obtención de los activos de ING en México, Chile, Uruguay y Perú, y la compra del 70% de la peruana InVita Seguros Vida, este año. Además se prevé que Colpatria y Liberty sean las próximas en dar este paso.

Las opiniones

Katherine Ortiz
Especialista en banca de Corredores Asociados

'Los bancos locales tienen la fortaleza para competir en el mercado regional, pues ostentan solvencia y buenas políticas de administración que dan un mejor manejo del riesgo'.

Jaime Gilinski
Presidente de la junta directiva del GNB Sudameris

'Estamos dirigidos a Suramérica, donde se puede crecer y mientras podamos llevar nuestro modelo de negocio, seguiremos mirando oportunidades donde aparezcan'.

Alfredo Barragán
Especialista en Banca de la Universidad de los Andes

'Sin opciones de compra local, los bancos nacionales recurren a otros mercados, Las buenas prácticas de otros países con las locales mejorarán la oferta de servicio'.

TEMAS


Bancos