La ‘encerrona’ al empresario Luc Gerard por un ex empleado del fondo Tribeca

María Carolina Ramírez - mramirez@larepublica.com.co

Cuando Luc Gerard planeó crear el primer fondo de capital privado en Colombia, decidió contratar un equipo idóneo que pudiera hacer realidad sus planes, por eso, no dudó contactar al financista argentino, Gerardo León.

Lo que nunca se imaginó fue que cinco años después, se lo iba a encontrar en su contra en una de las mayores encrucijadas de su vida empresarial.

En 2006, Luc Gerard creó el Grupo Tribeca que administraría los activos del fondo de capital privado Tribeca Fund I, al lado de inversionistas colombianos. En un año, la sociedad empezó a ganar terreno, lo que los llevó a invertir en empresas como EMI Colombia y distintas compañías de salud en países como Venezuela, Ecuador, Panamá y Uruguay. Estas firmas, junto con Onda de Mar y eBD, serían la materia prima para el negocio del fondo.

Según Gerardo León, en 2007 todo estaba listo y nació Tribeca Fund I, el mayor fondo de capital privado que contaba con capital de inversionistas locales, por un monto aproximado a los US$41 millones, más el apalancamiento sobre las compañías de salud colombianas (EMI) por cerca de US$15 millones'.

En ese proyecto León trabajó año y medio, tiempo en el que logró establecerse en la sociedad bogotana con un nivel de vida de alto ejecutivo, no solo por los cargos que desempeñó, sino porque iba a los mejores clubes y se codeaba con grandes inversionistas. Cercanos a su círculo social de esa época dicen que llevaba una vida por encima de sus posibilidades.

En 2009, el Fondo incorporó otras tres compañías: Etiqueta Negra, Petrolatina y Latco. León ocupó los roles de socio, director financiero, miembro del comité de inversiones y asesor de Tribeca Fashion Europe en España. Fue en esta última empresa donde se empezaron a presentar los problemas, y de común acuerdo terminaron las relaciones laborales. León había salido mal de otras empresas en la región como Excel, Compass y Citi, según aclara una de las fuentes consultadas.

'De acuerdo al contrato de asesoría celebrado a fines de 2008 con Tribeca Fashion Europe, a partir del primer día de 2009, además de continuar con las demás funciones que venía llevando a cabo en el Grupo Tribeca, tendría a mi cargo la apertura de una oficina en Argentina. Dicho contrato establecía una importante indemnización a mi favor en caso de una desvinculación unilateral y sin causa', dice León.

Sin embargo, cercanos al caso dicen que esa figura se creó para que el ejecutivo se estableciera en su país nuevamente, 'una especie de readaptación laboral' en la que ganaba US$10.000 mensuales por tres meses de trabajo.

El origen de la disputa
Luc Gerard cuenta que ese era un simple acuerdo simbólico y puramente solidario porque el grupo iba a prescindir de los servicio de León, dados sus malos resultados. Pero el ejecutivo argentino tiene otra versión: 'en marzo de 2009 la junta de Tribecapital Partners decide de manera unilateral dar por terminadas mis relaciones laborales y contractuales con todas las compañías del Grupo Tribeca, sin invocar causa alguna'.

Este fue el detonante para que León entablara una demanda contra Tribeca y sus socios por despido injustificado, la cual, el pasado mes de diciembre tuvo un fallo en el Tribunal Arbitral de la Ciac (Comisión Interamericana de Arbitraje Comercial) de Panamá, en el que condenó a Tribeca Fashion Europe a pagar US$1,4 millones por concepto de indemnización, costos e intereses.

En ese momento los dos personajes se reencontraron en los tribunales luego de haber sido socios en la fundación del fondo. Tribeca demandó a León por falsificación de documentos, los mismos que fueron la prueba para el juicio en Panamá. El abogado Jaime Lombana está al frente de las contrademandas penales al ex funcionario del fondo, quien estuvo en Bogotá en enero pasado. Recientemente, la firma colombiana, bajo los estudios de la firma Medina de Gaitán y Gaitán, comprobó que hubo manipulación de los documentos más importantes, como el contrato de asesoría en gestión administrativa y financiera presentado por León como ´prueba reina´ para afirmar su vínculo con Tribeca Fashion Group.

En la actualidad, Tribeca mantiene su demanda contra León en Colombia por la falsificación de los documentos y se espera una decisión de los jueces colombianos, así como de Panamá sobre la apelación realizada.

Entre tanto, León asegura que presentará otras demandas de la junta directiva de Tribeca por disolver el fondo antes de tiempo, así como acciones judiciales contra los supuestos accionistas del fondo en sus ya remotos comienzos.

El caso está en un punto en el que se esperan los pronunciamientos de los tribunales, en Panamá y Bogotá, entre tanto la querella se convierte en una piedra en el zapato para Luc Gerard, el ex ejecutivo de Philip Morris.

Demandas y contrademandas
León asegura que de comprobarse la veracidad de sus documentos, él mismo entablará una nueva demanda. 'Primero, exigiré las indemnizaciones correspondientes a relaciones laborales y/o profesionales; segundo, demandaré a EMI International Trading S.A. para que cumpla con su obligación contractual de abonar el 4% del beneficio que me corresponde como resultado de la venta de dicho Grupo. Tercero, demandar a Luc Gerard por falsa denuncia. Por último, una acción judicial en contra de los integrantes de la Junta Directiva de Tribecapital Partners S.A., por su accionar fraudulento al disolver anticipadamente a dicha sociedad, para transferir la gestión y administración de Tribeca Fund I a una compañía de Luc Gerard y a la propia Interbolsa'.

Las opiniones

Jaime Lombana Villalba
Apoderado de Tribeca

'El fallo emitido por dicho tribunal no está en firme, puesto que estamos presentando un recurso de anulación, precisamente derivado de la falsedad'.

Eduardo Vásquez
Abogado

'El Código Civil panameño es muy similar al colombiano y en un proceso por esta cuantía, sin duda, puede haber una apelación directamente a la Corte Suprema'.