La reforma financiera le costará al Santander 2.700 millones de euros

Diario Expansión

El grupo Santander en España (incluido Banesto) ha cifrado hoy en 2.700 millones de euros, antes de impuestos, el importe de las provisiones que tendrá que constituir para hacer frente a las nuevas exigencias aprobadas por el Gobierno para los activos inmobiliarios sanos.

Según ha informado el grupo bancario a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), esta provisión, junto con los 2.300 millones de euros pendientes de dotar de la anterior normativa, quedará ese año "íntegramente cubierta" con cargo a las plusvalías y la cuenta de resultados, con un impacto de 2.900 millones en las cuentas del grupo.

El Santander ha detallado hoy que en diciembre de 2011 cerró la venta de su unidad en Colombia, cuyas plusvalías le permitirán realizar dotaciones de 900 millones de euros.
Con esto, y tras restar el impacto fiscal de estos saneamientos, el importe neto de las provisiones pendientes en la cuenta de resultados será de 2.900 millones de euros.

El Santander subraya que los dos saneamientos no tendrán impacto en los actuales ratios de capital del grupo y que mantiene su compromiso de retribuir a sus accionistas con 0,60 euros por acción en el ejercicio 2012.

De los 2.700 millones de euros que tendrá que aportar el grupo en nuevas provisiones para cumplir con la reforma, 600 millones corresponden a Banesto, como ha comunicado la entidad a la CNMV.

Banesto subraya que pese a esta aportación adicional tiene previsto cerrar el ejercicio con un nivel con un nivel de "core capital" (capital de mayor calidad) por encima del mínimo legal requerido.

El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes una nueva reforma financiera que obligará a la banca a aumentar las provisiones sobre los créditos sanos en unos 30.000 millones de euros, al tiempo que obliga a colocar sus activos inmobiliarios en firmas externas.

Estos 30.000 millones se suman a los 54.000 millones de provisiones que bancos y cajas de ahorros tienen que provisionar para hacer frente a sus créditos inmobiliarios dudosos, por lo que el saneamiento extra del sector se situará al cierre de 2012 en cerca de 84.000 millones de euros.

De este modo, las entidades financieras contarán con una cobertura de sus carteras crediticias al sector inmobiliario del 45 %.
 

TEMAS


Santander