Las provisiones le quitaron el lugar a la tasa de usura como mayor queja de bancos

Mauricio Jaramillo Quijano

La tasa de usura dejó de ser el principal obstáculo para que los bancos aumenten la colocación de carteray ahora las que lo frenan son las provisiones que obligatoriamente hacen las entidades para respaldar sus créditos.

Así se evidencia en el último reporte del Banco de la República sobre la situación de crédito en Colombia. Este documento resulta de una encuesta a los establecimientos de crédito del país y corresponde al primer trimestre de 2012.

Por años, el tope a las tasas ha sido la principal medida adoptada por los entes reguladores para limitar los préstamos al sector privado y su mayor dolor de cabeza, pero la tasa de usura ha venido subiendo desde finales de 2010, permitiéndole a estas entidades cobrar altos intereses para sus créditos más riesgosos.

Otra cosa ha pasado con las provisiones que hacen los bancos pues desde hace dos años deben ser superiores por exigencia de la Superintendencia Financiera de Colombia.

El director de Investigaciones Económicas de Citibank, Munir Jalil, explica que esto se debe a un modelo de provisiones contracíclicas, una dinámica que consiste en que los bancos deben provisionar más cartera en los buenos tiempos, ante las dificultades que se pueden presentar en los malos. Desde hace dos años el negocio bancario viene aprovechando un auge en la demanda de créditos y por ello la Superfinanciera aumentó sus exigencias.

Sin embargo, el reporte también revela que en los primeros tres meses del año, ese auge de cartera se está enfriando, lo que se refleja en el hecho de que los establecimientos de crédito aseguran haber recibido una menor demanda por préstamos durante el periodo analizado.

Para los analistas como Jorge Bello de Acciones y Valores, el relajamiento en la demanda se explica en los aumentos de la tasa de intervención del Banrep.

En relación con los préstamos de consumo y vivienda, los bancos informaron que su demanda no presentó variaciones cuando se compara con la del cuarto trimestre de 2011.

'Asimismo lo indican las compañías de financiamiento y las cooperativas para los créditos de vivienda, mientras que en estas entidades la demanda por préstamos de consumo continúa aumentando, pero a una menor medida', dice la entidad.

En este contexto, el reporte enfatiza la reducción en la demanda por microcréditos, cuyo crecimiento fue el más destacado de 2011. El documento señala que para todas las entidades, la demanda por microcrédito y créditos comerciales continuó creciendo, pero aclaró que lo hace en una menor medida frente a la dinámica de hace tres meses.

En la encuesta también se revela que para los establecimientos de crédito la capacidad de pago sigue siendo el principal factor que impide o podría impedir otorgar un mayor volumen de crédito al sector privado; en segundo lugar, los bancos y las cooperativas señalan la actividad económica del cliente, mientras que las compañías de financiamiento, las medidas adoptadas por los entes reguladores.

Cabe resaltar que durante el primer trimestre de 2012 los bancos consideran que el sector de comunicaciones presenta menores restricciones al momento de solicitar un crédito, mientras que el comercio empeoró en este aspecto.

Según las cooperativas, las personas naturales son las de mayor acceso al crédito, seguidas por el comercio, los servicios y la industria. En el reporte, los sectores agropecuario y exportador siguen siendo los que presentan mayores restricciones.

Así mismo son estos dos sectores los que según la encuesta son menos rentables para la banca. Este hecho podría explicarse por el efecto que ha venido presentando la apreciación del peso sobre las rentabilidades en dichos sectores.

Aumentarán exigencias para prestar
Las exigencias de los establecimientos de crédito seguirán aumentando. En la encuesta, los establecimientos aseguraron que para todas las carteras, con excepción de la de consumo, se observa que la mayoría de establecimientos de crédito mantuvo sus exigencias en los mismos niveles durante los tres primeros meses de 2012, y para los próximos tres meses indican que las aumentarán. Por otra parte, para la cartera de consumo los intermediarios financieros están endureciendo sus exigencias, y se espera que una proporción significativa continúe con tal tendencia o las mantenga iguales. Cuando los establecimientos de crédito evalúan el riesgo de sus nuevos clientes, siguen coincidiendo en que los criterios más importantes son el flujo de caja proyectado y la historia crediticia del cliente; siendo este último el aspecto que más ha cobrado relevancia.

Las opiniones

Jorge Bello
Analista de Acciones y Valores

'La demanda de crédito se ha reducido, en parte, por la medida de aumento en la tasa de intervención del Banco de la República, que se ha transferido al mercado'.

Marisol Torres
Analista de Helm Bank

'Las subidas en la tasa repo del Emisor han logrado lo que estaban buscando que era reducir el crecimiento de la colocación de cartera, ese era su objetivo'.

TEMAS


Bancos