Los costos bancarios están de nuevo en la mira del Congreso de la República

Mauricio Jaramillo Quijano

Una nueva iniciativa para controlar los costos financieros cursa en el Congreso de la República.

La obligación de reducir el costo por el retiro de dinero a través de un cajero automático de una red distinta a la del usuario, no fue suficiente en opinión de los congresistas, quienes ayer citaron para el primer debate de un proyecto que de nuevo pretende fijar normas en materia de costos financieros.

Ángel Custodio Cabrera, quien integra la comisión tercera de la Cámara de Representantes donde se tratará el tema, señaló que este es un nuevo proyecto para poner en cintura los excesos de los bancos.

'Lo que esperamos es que estas entidades se vean obligadas a evaluar si está bien lo que le cobran a sus clientes por el uso de sus servicios financieros', dijo el representante. Explicó que una de las razones por las que se caen constantemente este tipo de iniciativas es porque la Constitución no permite establecer el costo de los productos que ofrecen las empresas del sector privado.

Uno de los mayores costos se ve en el uso de tarjetas, entre los que se destaca el valor de la cuota de administración y los intereses que cobran los banco por el uso de estos plásticos.

AV Villas es la tarjeta más `pegada` a la usura. El pasado 31 de marzo, el techo para los tipos de los préstamos de consumo tuvo un aumento 90 puntos básicos, al pasar de 29,88% efectivo anual a 30,78% para el segundo trimestre del año. La tarjeta de AV Villas tuvo un aumento de 92 puntos básicos, al pasar de 29,84% a 30,76%.