Los siete pecados capitales de Facebook al listarse en bolsa

María Carolina Ramírez - mramirez@larepublica.com.co

El desplome que ha presentado la acción de Facebook en sus cuatro días en el mercado de valores de Estados Unidos ha llevado a que los analistas aseguren que, parte de este mal desempeño, es resultado de varios errores que se cometieron durante la estructuración de la emisión.

La decisión de obtener financiamiento a través de una colocación de acciones, bien sea en una oferta pública o privada, requiere de una preparación específica, en la que se deben tener en cuenta todas las variables que puedan afectar la colocación.

Según el director de investigaciones económicas de Ultrabursátiles, Alejandro Reyes, 'esta es una tarea crucial y compleja para las empresas, ya que es un proceso que se tarda bastante por las aprobaciones, los permisos y la estructuración como tal, eso hace que se tenga en cuenta todo. Hay que tener una buena previsión'.

De esta manera si la compañía hace bien el proceso, su emisión será exitosa pero si deja al alzar al menos una variable, el futuro de la acción será diferente.

El analista de renta variable de Alianza Valores, Santiago Melo, asegura que uno de los muchos errores que se pueden cometer es 'enfocar la colocación en clientes que no generen liquidez en el activo, como es el caso de los inversionistas institucionales. Un ejemplo de ello es que la emisión de Avianca fue solo a personas naturales, mientras que la de Carvajal tiene mitad y mitad lo que le deja espacio al retail y a los institucionales, lo cual es favorable'.

Así, antes de salir a probar suerte en el mercado de capitales es clave que las bancas de inversión aprendan de estas siete enseñanzas que deja la emisión de Facebook para no repetir los malos resultados de esta acción.

Tres días entre las más negociadas
El título de Facebook no solo ha sido el que ha tenido las caídas más importantes en las últimas jornadas bursátiles en Nasdaq sino que está en el podio de las tres acciones más negociados con volúmenes superiores a los de Intel, Microsoft y Oracle. Al cierre de ayer la acción logró un ascenso de 2,97% a US$31,92 esto luego de haber tenido tres jornadas de descenso en el que acumuló casi 18% a la baja. El precio de apertura fue de US$31,34 y se estuvo negociando en un promedio entre los US$31,36 y US$32,50, la capitalización bursátil actual es de US$87.300 millones.

Tenga en cuenta el contexto
En el momento en el que el mercado tenga una volatilidad muy alta o la confianza de los inversionistas esté deprimida, no es recomendable salir a emitir acciones. Así, a modo de consejo debe tener en cuenta el contexto internacional. Si las condiciones no son favorables debería esperar un mejor momento. Esto fue lo que sucedió con la acción de Facebook que salió al mercado en el peor momento bursátil no sólo en el Estados Unidos, sino en el mundo. 'El primer error de las empresas en bolsa es salir en un momento en el que hay vientos de recesión', dice el analista de Acciones y Valores, Jorge Bello.

Debe valorar bien la compañía
Por encima o por debajo, los emisores deben estar bien valorados. En el caso de la red social se dice que su precio de emisión fue más alto de que el que en realidad podía tener, razón por la cual la tendencia ha sido bajista para corregirse. En la experiencia local, hay casos puntuales que reflejan este error, tal es el caso de la primera emisión del Banco Davivienda, esta entidad salió con acciones a un precio de $16.000 y tuvo una sobredemanda de casi 17 veces el valor a colocar. Según el analista Alejandro Reyes, el valor estuvo muy por debajo de lo que podía costar por lo que la empresa no recibe todos los recursos.

Defina objetivos de la emisión
Para qué es el dinero de la emisión. Algunos inversionistas toman decisiones dependiendo de cuál será el uso que se le dará a los recursos obtenidos. En Facebook no se sabe para qué necesitan el dinero ya que la plataforma funciona sin problema y la inversión en tecnología había sido siempre abastecida sin emisiones. En Colombia está el caso de Grupo Sura o Davivienda donde dieron a conocer que los recursos de su colocación se destinarían a inversiones en el extranjero, lo que garantiza un retorno a la compañía. El error es emitir para pagar deudas o pasivos o hacerlo sin tener un objetivo claro, dice el analista de Acciones y Valores.

El tamaño de la emisión importa
El tamaño de la emisión es fundamental. Se debe definir cuántas acciones saldrán a la venta ya que a veces se peca por ser muy grande o muy pequeña para el momento del mercado. Expertos aseguran que la emisión de Facebook fue muy grande para lo que es la compañía, por lo que en este momento muchos quieren vender pero no tantos comprar. El impacto directo del tamaño de la emisión es para la liquidez de la compañía. La segunda emisión de Ecopetrol fue muy alta para el momento por eso no logró colocarse. Sin embargo, la de Davivienda en la primera emisión fue escasa para las condiciones dadas.

Hay que cuidar su marca
Ser conocidos parece ser una primicia para hacer una emisión y sin duda Facebook logra ser una marca tan popular como ninguna otra. No obstante, hay que tener en cuenta que antes de emitir acciones su empresa debe estar reportando los mejores resultados. No es recomendable que si está pasando por una crisis o hay ruido en el mercado que lo desprestigian, salir a bolsa. Antes de la emisión de Facebook el mercado conoció la opinión de General Motors donde decían que la publicidad a través de esta red social no era muy rentable lo que pondría en vilo el principal recurso de utilidades para esta empresa.

No oculte información
Una de las cosas que más valoran los inversionistas es que se tenga la información completa de la compañía, no solo en resultados obtenidos sino en las proyecciones para futuro. 'La clave es dar la mayor información posible, el mercado siempre premia a la gente que da la mejor completa información', asegura el analista de Alianza Valores, Santiago Melo. En el caso de Facebook al parecer se le ocultó a los inversionistas que los ingresos de la red social se reducirán significativamente en los próximos meses, información que si hubiera estado en manos de los compradores la demanda del título hubiera sido diferente.

El futuro debe ser certero
Aunque la mayoría de empresas que salen a bolsa tienen claro que lo hacen porque tienen proyectado un futuro, este último debe ser claro para sus accionistas. No es lo mismo saber que se van a realizar inversiones en el exterior o que se realizará una compra, a saber simplemente que según algunas personas se cree que la empresa tiene un futuro seguro. De Facebook se sabe que el número de usuarios tiende a seguir aumentando y que el negocio de la publicidad les debe dar los resultados más satisfactorios, sin embargo no hay certeza sobre sus inversiones a largo plazo y sobre cómo esperan seguir creciendo.

Las opiniones

Jorge bello
Analista de renta variable de Acciones y Valores

'El momento en el que se hace la emisión es muy importante, ya que si el mercado está a la baja o con mucha volatilidad, la colocación se verá perjudicada y no logrará un ascenso'.

Alejandro Reyes
Dir. investigaciones económicas Ultrabursátiles

'Emitir acciones es una estrategia de financiamiento de las empresas muy compleja, ya que es un proceso que se tarda bastante y, por lo tanto, necesita previsiones claras'.

TEMAS


Bolsas - Facebook