Más de 64% del cupo de las tarjetas de crédito está sin usar

María Paula Albán - malban@larepublica.com.co

Pese a los temores de las autoridades financieras locales sobre un posible sobreendeudamiento de los usuarios del sistema bancario nacional, lo cierto es que las cifras de tarjetas de crédito indican que, al menos con este producto, los colombianos estarían lejos de encontrarse en una situación de este tipo.

De acuerdo con el último informe del sistema financiero, revelado por la Superintendencia Financiera de Colombia con cifras a mayo, aunque el número de tarjetas de crédito circulando en el mercado volvió a aumentar y alcanzó los 9,9 millones de plásticos, en promedio los colombianos solamente utilizan 31% del cupo que tienen autorizado en estos productos.

Las cifras evidencian que en promedio los tarjetahabientes tienen un cupo aprobado de $4,2 millones por tarjeta y que entidades como el Banco de Occidente, Helm Bank y GNB Sudameris, son las que manejan los cupos más altos para sus clientes, explicado esto por el perfil de usuarios que manejan, que en su mayoría corresponden a clientes corporativos.

Aunque es normal que los usuarios de tarjetas no utilicen la totalidad del cupo que tienen aprobado, para los expertos esta cifra evidenciaría que el peligro de que se dé una situación de sobreendeudamiento se aleja, todavía en lo que respecta el sistema financiero colombiano.

De acuerdo con la analista de Corredores Asociados, Diana Güiza, esta cifra podría explicarse por el incremento en las tasas de interés que como es usual se ve reflejado de manera inmediata en los tipos de las tarjetas de crédito, lo que ha llevado a que endeudarse con este instrumento sea más costoso.

De hecho, en los últimos meses la tasa de usura ha venido incrementándose de manera regular y actualmente este tope a los intereses se encuentra por encima de 31%, por lo que varias entidades del mercado han subido sus tasas hasta quedar a tan solo unos puntos porcentuales por debajo del máximo autorizado por las autoridades.

A esto, la analista del mercado le suma el hecho de que debido a la coyuntura externa, los usuarios del sistema financiero se están volviendo más responsables a la hora de gastar, están restringiendo sus compras y están siendo más previsivos frente al futuro, por lo que están dejando un porcentaje de sus cupos disponible frente a posibles eventualidades.

Este elemento ha llevado también a que en los últimos meses se haya visto una moderación en el ritmo de crecimiento de la cartera de consumo, que se está incrementando en niveles de 18%.

Pero esta situación no es exclusiva de las tarjetas de crédito, pues de acuerdo con un reciente informe del gremio de los banqueros, Asobancaria, el promedio de la cartera de crédito en la banca de personas no supera los $10 millones, mientras que en la banca corporativa el promedio de los créditos que tienen las empresas llega tan solo a los $150 millones.

La cantidad de tarjetas

Aunque el mes pasado se vio una reducción en la cantidad de plásticos circulando en el mercado, lo que los analistas interpretaron como las consecuencias de las medidas tomadas por el Ministerio de Hacienda y la Superintendencia Financiera, en el sentido de aumentar las provisiones de los bancos con el fin de evitar el crecimiento de la cartera vencida de las entidades, lo cierto es que este mes la cantidad de plásticos aumentó en más de 124.000 unidadades, cifra muy superior a la de meses anteriores.

Durante el mes, la compañía de financiamiento Tuya, que se encarga de manejar la tarjeta Éxito fue la entidad que más plásticos otorgó, con un total de 45.657, lo que representa 36% del total y con lo que alcanzó un total de 1.353.404 tarjetas en el mercado; seguido por Multibanca Colpatria, que maneja varios convenios de tarjetas de marca compartida, por lo que durante mayo logró emitir 23.413 unidades, es decir 18,7% de las nuevas tarjetas que empezaron a circular durante el mes de mayo y alcanzando un total de 1.742.173 plásticos vigentes. La tercera entidad que más plásticos entregó fue Bancolombia, con 15% del total, equivalentes a 18.826 unidades. De esta manera el mayor banco del país por activos alcanzó 1.260.300 tarjetas en circulación en el mercado nacional.

En el sentido contrario, de acuerdo con las cifras del ente de control y vigilancia, el banco Hsbc Colombia, que fue recientemente adquirido por GNB Sudameris, redujo en 35% la cantidad de tarjetas circulando en el mercado y cerró el mes de mayo con 294 plásticos vigentes, lo que equivale a 43.770 unidades menos que en abril. Así mismo, Bancoomeva disminuyó en 1.355 unidades la cantidad de plásticos circulando.

En general, el Banco Davivienda sigue liderando en el mercado en cantidad de tarjetas de crédito vigentes con 1.749.121 unidades, aunque Multibanca Colpatria se acerca cada mes un poco más y está a tan solo 30.300 plásticos de convertirse en el líder del mercado, lo que los analistas proyectan que podría suceder en el último trimestre de este año de continuar el crecimiento tal y como se ha venido dando este año.

Se modera el crecimiento de la cartera de consumo

Las medidas de control al crédito de consumo y el incremento en las tasas de interés en los préstamos más pequeños por la banca nacional, lograron moderar el crecimiento de la cartera de consumo. Así lo indica el reporte mensual del sistema, a mayo de 2012, publicado por la Superintendencia Financiera, en el cual esta cartera presentó una caída de 1,58 puntos porcentuales con relación al mes anterior, con lo que este indicador reporta un crecimiento de 18,21%, cifra muy inferior al 25% que venía reportándose el año pasado. En general, el sistema evidencia una desaceleración en el ritmo de crecimiento anual de las diferentes carteras de créditos.

Las opiniones

Diana Güiza

Analista de macroeconomía de Corredores Asociados

“Debido a la coyuntura externa, los usuarios del sistema financiero se están volviendo más responsables a la hora de gastar y más precavidos frente al futuro”.

Marisol Torres

Analista del Helm Bank

“El crédito de consumo está bajando de manera saludable, lo que representa que los colombianos tienen una mayor cautela al momento de endeudarse”.

David Peláez

Analista de Bolsa y Renta
“Las mejores condiciones económicas han hecho que se incrementen los niveles de endeudamiento, situación que se ha visto en mayores niveles de crédito de consumo”.