Microempresarios podrían respaldar los créditos con inventarios y cosechas: Vélez

Mauricio Jaramillo Quijano

Muchos pequeños y medianos empresarios se están financiando con sus tarjetas de crédito y, en el peor de los casos, siguen pidiéndole prestado a los agiotistas.

No acuden a la banca por falta de garantías, porque son pocos los microempresarios que tienen un buen respaldo, como un bien inmueble, que les permita acceder al financiamiento.

Para despejar este panorama, bienes como inventarios, maquinaria, cosecha, ganado y cuentas por cobrar, podrían sumarse a las garantías existentes a través de una reforma al régimen que el Gobierno radicaría el próximo 16 de marzo en el Congreso de la República.

El supersociedades, Luis Guillermo Vélez -que participó del comité que preparó el proyecto de ley-, reveló algunas de las propuestas más importantes del articulado, como las nuevas garantías y facilidades de cobro para los acreedores.

'El promedio de duración de los procesos jurídicos para que un banco cobre una garantía es de 3 a 5 años, pero en algunos casos, duran hasta 9 años', comentó Vélez.

Señala que esto se evidencia, en el hecho de que Colombia está en el puesto 142 del reporte Doing Business, en el tema de cumplimiento de contratos.

Para acabar con los procesos de cobro tan largos, el proyecto promueve que se aplique la autoejecución, es decir que se pueda pactar entre el acreedor y el deudor, que ante un incumplimiento en el pago del crédito, el primero de los involucrados pueda reclamar el bien que se ha dado en garantía, sin necesidad de llevar un proceso jurídico.

'Por ejemplo un agricultor pone su cosecha como garantía y si no puede pagar, el acreedor puede aprehenderla', explicó el Supersociedades.

El proyecto busca dinamizar el crédito, tanto por el lado de los deudores como de los acreedores, pero no solo va dirigido a los microempresarios. De prosperar el proyecto, Vélez señaló que las personas naturales también se verían beneficiadas al poder establecer como garantía sus 'bienes propios'.

Para la banca, el proyecto tiene una parte conveniente que es la facilidad de cobro para los acreedores, pero en el tema de garantías, especialmente cuando se propone que sean producciones futuras, hay quienes consideran que serían prendas riesgosas, dada la imposibilidad de garantizar que estos bienes vayan a existir. Ante esto, los expertos señalan que se necesitaría cubrir estas garantías con un seguro o derivado. José Miguel Terreros, presidente de Bancoomeva, comenta que el proyecto podría ser interesante, pero advierte que debe revisarlo a profundidad antes de hacer comentarios sobre la materia.

Vélez señala que el proyecto aportaría a la inclusión financiera en el país, dice: 'la propuesta contenida en el proyecto de ley sobre la ejecución de las garantías mobiliarias, brinda mecanismos eficaces que, además de proteger los derechos de los acreedores, incentivará el otorgamiento de crédito. El país está en mora de realizar estos cambios legislativos los cuales, sin duda, redundarán en beneficios para la economía en general'.

Otros países ya han asumido este tipo de garantías
Si bien el articulado propuesto en cuanto a la ejecución de los bienes dados en garantía puede resultar en parte novedoso en nuestro país, no lo es internacionalmente. Señala el proyecto en su exposición de motivos, que 'ha habido experiencias exitosas de países como Honduras, cuyo sistema legislativo civil proviene también del código napoleónico, muestran que es posible estructurar una legislación que respete los derechos de los acreedores protegiendo, a su vez, los de los deudores. Esto esta en el decreto 182-2009 de la ley de Honduras'.

Las opiniones

José Miguel Terreros
Presidente de Bancoomeva

'El proyecto podría ser interesante, pero tendríamos que revisarlo con calma y a profundidad para dar un concepto del mismo'.

Gabriel Zapata
Congresista

'Voy a apoyar este proyecto de ley, pues pienso que esto va a favorecer la aprobación de créditos para los microempresarios'.