Conozca la oferta de créditos del sector financiero para educación

Av Villas y el Banco de Bogotá ofrecen algunas de las tasas de interés más bajas para estudio

Johnny Giraldo López - jgiraldo@larepublica.com.co

Cada vez son más las personas que deciden continuar sus estudios y acceder a instituciones educativas con la ayuda de entidades financieras o del Icetex. Antes de tomar una decisión y endeudarse para obtener un título, es importante conocer cuáles son las mejores alternativas que prestan los bancos y las entidades públicas.

Alfredo Barragán, especialista en banca de la Universidad de los Andes dijo que “existen ofertas muy interesantes para el pago de la universidad. En algunos casos aplican avales y codeudores. Estos créditos del sistema bancario cuentan con periodos de gracia según el perfil de pago del deudor”.

El Banco de Bogotá ofrece varias alternativas en los programas tecnológicos, de pregrado profesional y posgrados por medio de la línea Crediestudiantil. Con este servicio, los aspirantes pueden obtener hasta un 100% de financiación en sus matrículas a una tasa de interés de 1,7%, una de las más bajas comparada con otras entidades financieras.

Esta entidad presta asesorías en puestos designados de las universidades y en sus oficinas principales. El requisito para poder aplicar es tener un ingreso mínimo de 1,5 salarios mínimos legales mensuales vigentes y esperar a la evaluación de los consultores que usualmente no tarda más de una hora. En 2017 Crediestudiantil hizo préstamos educativos a 3.066 personas.

Juliana Valderrama, gerente de mercadeo del Banco de Bogotá, explicó que “nuestros plazos se adaptan al ciclo de estudio, mejorando el flujo de caja de quienes adquieren el crédito. El plazo de pregrado es de seis meses para programas semestrales y de 12 meses para programas anuales. Y para posgrados de 12 a 36 meses”.

Bancolombia también se incluye en la lista de entidades privadas que dan créditos de este tipo por medio de Sufi. El programa ofrece 12 años de financiación, uno de los más largos en el mercado, y la posibilidad de pagar a corto y a largo plazo.

El préstamo a corto plazo de Sufi funciona como un cupo rotativo que se puede renovar cada año, eso sí, el beneficiario debe pagar cada 12 meses o semestralmente. En esta modalidad se debe pagar una tasa de 2,24% mensual.

A largo plazo los estudiantes pueden decidir acomodar su pago en un periodo máximo de 84 meses. Una vez se cumpla el plazo satisfactoriamente, puede renovarse. También hay periodos entre 24, 36, 48, 60 y 72 meses y los intereses se pueden ajustar a su flujo de caja. Para pagar en términos extensos el interés corresponde a 1,70% mes vencido.

Av Villas también ofrece un crédito especializado en este segmento. La entidad destaca su rapidez en responder las peticiones gracias a que se vale de un solo estudio de crédito. Actualmente ofrece una tasa de interés de 1,65% Nominal Mes Vencido y tienen un plazo máximo de 60 meses para hacer un desembolso.

El banco Davienda amplía el portafolio de este servicio con créditos educativos rotativos con intereses desde 17,45% hasta 21,69% Tasa Efectiva Anual (E.A). En caso de pedir un crédito educativo rotativo, la cifra a pagar es de 16,76% E.A.

El Banco Pinchincha también es una opción. Los usuarios pueden pedir créditos rotativos a corto plazo desde 19,27% E.A hasta 30,36% E.A o a largo plazo desde 20,68% E.A hasta 30,36% E.A.

Ahora, en comparación con Icetex, que es la entidad del Estado que se encarga de ofrecer este tipo de créditos, las opciones son un poco más asequibles y actualmente, maneja opciones para que los estudiantes puedan elegir el porcentaje a pagar durante su época de estudios. Así pueden optar por no pagar la deuda mientras terminan su ciclo académico o pagarla por completo para no tener deudas en su vida profesional. Entre más bajo sea el porcentaje a pagar, mayor debe ser la calificación del estudiante en las pruebas de estado Icfes.

Victor Alejandro Venegas, presidente de Icetex, dijo que “por ley, ofrecemos la tasa más baja y las características de corto, mediano y largo plazo. Además, las tasa subsidiada y subsidios de sostenimiento hacen de los créditos los más beneficiosos”.

TEMAS


Bancos - Créditos - Av Villas - Banco de Bogotá