Pichincha es la entidad que ofrece la menor tasa en tarjetas de crédito del mercado

Mauricio Jaramillo Quijano

En una época de aumento en las tasas como la actual, es importante tener en cuenta que los niveles más altos entre las distintas clases de créditos se encuentran en las tasas que cobran las entidades por el uso de sus tarjetas, pues los intereses suelen pegarse al techo establecido como usura.

Actualmente, el banco que cobra la menor tasa de interés entre las tarjetas de crédito es Banco Pichincha, según lo reportado por las entidades a la Superintendencia Financiera al 31 de enero de 2012.

Este banco tenía una tasa de 22,83% efectiva anual, muy lejos de la usura, establecida para el primer trimestre del año y que es de 29,88% e.a.

El segundo con la menor tasa es el Banco Coomeva, que cobra 24,19% e.a.; seguido por el Banco Santander, que cobra 26,43% e.a.; y el cuarto con la tasa más baja es la marca propia de Falabella CMR, que cobra 28,77% e.a.

El año pasado creció en un millón el número de plásticos que circulan en Colombia, llegando casi a 10 millones de tarjetas de crédito.

Las autoridades monetarias y de supervisión han mostrado preocupación por el crecimiento de esta cartera, que en 2011 superó el 20% en términos reales, en un momento de crisis mundial, en el que los analistas hacen sus apuestas sobre la posibilidad de que las dificultades externas golpeen a la economía local y la capacidad de pago de sus deudores.

Y mientras que el Banco de la República sube su tasa de intervención para enfriar la colocación de cartera, los expertos señalan que el efecto es contrarrestado por los establecimientos de crédito que afinan estrategias comerciales para ganar en colocación, ofreciendo promociones, que muchas veces les hacen olvidar a las personas los altos intereses.

Alfredo Barragán, experto en banca de la Universidad de los Andes, explica que los bancos sellan muchas alianzas con el comercio y ofrecen descuentos, que muchas veces confunden a los clientes, quienes al final piensan que salen pagando menos, cuando sucede todo lo contrario.

Por ello, es importante recordar que, pese a estas ofertas, los intereses siempre son los mismos, a lo que se suma el hecho de que casi todas las entidades le cobran cuota de manejo a sus clientes.

Entre las que manejan tarjetas de franquicias, la más costosa es la que cobra Davivienda con la marca Diners, que tiene un costo de $62.000 trimestre anticipado; le sigue Hsbc Colombia, donde el costo de manejo de este plástico Visa y Mastercard es de $16.500, mes anticipado; el tercer lugar de las entidades más costosas en esta materia, lo comparten: Davivienda, Banco Colpatria y Bancolombia, que cobran $48.500 el trimestre; y el cuarto puesto, lo ocupa el Bbva Colombia, con $48.200 el trimestre.

Pese a que los costos de las tarjetas de crédito son los más altos del mercado, algunos analistas consideran que los niveles siguen siendo históricamente bajos y que la demanda por este tipo de cartera seguirá muy dinámica, dada la confianza que hay en la economía del país. Sin embargo, los expertos proyectan que los aumentos en las tasas, tanto de intervención del Banco de la República, como de usura de la Superintendencia Financiera, seguirán este año, lo que terminará por tener algún efecto en el mercado.

El próximo incremento en la usura se dará a finales de marzo, fecha en la que se espera que de inmediato las entidades suban de nuevo sus intereses en el mismo nivel. Además, durante el próximo mes, se espera que las alzas del Emisor se sigan transmitiendo al mercado y esto hará más costoso gastar con estos medios de pago.

Para Diana Aranguren, analista de Helm Bank, pese al impulso que ha tomado el crecimiento de la cartera debido a la confianza de las personas en la economía del país, los aumentos del Banco de la República, deberán enfriar en poco tiempo este proceso.

Las tarjetas, las que más aportaron a la cartera de consumo
En el último reporte del sistema financiero en 2011 entregado por la Superfinanciera, se evidenció que la cartera de consumo se incrementó en 20,56% real, retomando en el año bajo análisis los niveles no alcanzados desde comienzos de 2008. Un hecho importante para resaltar en esta modalidad durante el año es el incremento en el número de tarjetas de crédito en circulación (1,35 millones), que prácticamente duplicó las que ingresaron en 2010 (664.000). Con corte al 31 de diciembre se registró un total de 9,59 millones de tarjetas de crédito en el mercado.

Las opiniones

Diana Aranguren
Analista de Helm Bank

'La tasa de crecimiento sigue siendo acelerada en cartera consumo, pero la tasa del Banrepública, seguro puede enfriar este incremento'.

Gerardo Hernández
Superintendente Financiero

'En 2011 se vio mucha competencia por el crédito de consumo y para 2012 se espera algo similar, teniendo en cuenta las nuevas entidades'.

Alfredo Barragán
Experto en banca Universidad de los Andes

'La gente a veces no tiene en cuenta las tasas, porque los bancos ofrecen promociones que les hacen pensar que hacen una compra barata'.

TEMAS


Bancos