¿Qué hacer con las bajas tasas de interés en el mundo?

Daniel Lozano

Las variables macroeconómicas más importantes para evaluar la coyuntura de un país son crecimiento, inflación y desempleo. El escenario objetivo que debe buscar cualquier país es la posibilidad de obtener mayores niveles de crecimiento con un descenso en desempleo y estabilidad en inflación.

En los momentos de crisis generalmente la inflación, el empleo y el crecimiento se desaceleran. A raíz de la crisis de 2008 en EE.UU., la reciente recesión en Europa y la desaceleración en China el mundo ha entrado en un periodo de menores niveles de crecimiento, empleo e inflación.

Frente a esta coyuntura los principales bancos centrales han tratado de estimular la economía con recortes agresivos continuos en las tasas de interés y programas de compras de activos de renta fija.

Lo anterior ha implicado que las tasas de interés a nivel internacional alcancen constantemente menores niveles. De hecho, los títulos de referencia global – Bonos del tesoro de EE.UU. a 10 años – han buscado consistentemente menores niveles de tasa de interés.

Dentro de este escenario, los rendimientos que otorgan los principales instrumentos de renta fija en el mundo han venido descendiendo persistentemente. Hoy en día encontramos instrumentos de deuda pública y corporativa en niveles de tasa de interés bastante bajos, tanto en países emergentes como desarrollados con buenas fundamentales macroeconómicas. Adicionalmente, en momentos de riesgo los mercados tienden a sustituir instrumentos de renta variable por títulos de renta fija. En dichas coyunturas la deuda soberana, en particular, tiende a actuar como instrumento refugio, exacerbando los bajos niveles de tasa de interés del mercado.

Desde abril del presente año los niveles de percepción de riesgo en los mercados internacionales han comenzado a incrementarse nuevamente. En esta medida los principales títulos de renta fija en el mundo han mostrado niveles mínimos históricos de tasa de interés. Por ejemplo, los bonos del tesoro estadounidense a 10 años se han ubicado en niveles de 1,5% que representa una tasa real negativa en 80 pbs. Asimismo, los instrumentos de deuda de Alemania con vencimiento a dos años han incluso presentado niveles de interés nominales negativos dentro de la coyuntura.

De hecho, Suiza logró el 5 de junio emitir instrumentos cero cupón con vencimiento a tres meses a una tasa negativa de 0,75%. Por su parte, Alemania emitió el 21 de mayo títulos cero cupón con vencimiento a doce meses a una tasa de 0,026%. En la medida que la volatilidad continúe principalmente por la incertidumbre política y económica de la zona euro, los bancos centrales mantendrían sus políticas monetarias expansivas. En este escenario, las tasas de interés en el mundo podrían continuar en bajos niveles por varios trimestres.

Dentro de la coyuntura actual es usual que los agentes consideren la estrategia de tomar posición exclusivamente en los instrumentos que presenten los mayores rendimientos. Sin embargo, siguiendo la teoría financiera, en Serfinco consideramos primordial comprender que los niveles de tasa de interés en los títulos de renta fija están directamente relacionados con el nivel de riesgo que se asume al adquirirlos.

En esta medida, consideramos muy importante la escogencia de emisores que presenten condiciones financieras robustas, aunque ello implique niveles de retorno moderados por la coyuntura mencionada.

En efecto, para Serfinco, la principal recomendación dentro de esta coyuntura es mantener un portafolio diversificado con condiciones alineadas al perfil de riesgo deseado. En esta medida, ajustarse al ejercicio de asignación de activos de Serfinco es una muy buena alternativa.

Recomendaciones frente a la situación de los mercados
En el ejercicio de asignación de activos consideramos primordial la búsqueda de portafolios diversificados y balanceados. En este tipo de ejercicios el objetivo es encontrar una composición de portafolio que por la correlación entre sus distintos activos permita mitigar los efectos de los escenarios de riesgo en los mercados. Esta práctica es implementada en las principales instituciones financieras del mundo.