Regulador avala adquisición de la banca de personas y pymes de Citibank Colombia por parte de Colpatria

Según Jaime Alberto Upegui, presidente de Colpatria, la entidad queda con 2,8 millones de tarjetas de crédito

Laura Fernanda Bolaños R. - lbolaños@larepublica.com.co

De las más de 14,2 millones de tarjetas que hay vigentes en el país, según las recientes estadísticas de la Superintendencia Financiera, el Banco Colpatria a la fecha suma más de 2,31 millones. Pero, con la decisión de la Superfinanciera de aprobar la venta de activos, pasivos y contratos asociados al negocio que se anunció al inicio del año, el banco colombiano se convierte en el rey de las tarjetas de crédito.

Según Jaime Alberto Upegui, presidente de Colpatria, la entidad queda “con 2,8 millones de tarjetas de crédito, lo que nos consolida como líder en este segmento en número de tarjetas de crédito y nos posiciona como líderes en saldo de crédito y facturación en los comercios”.

El acuerdo que se firmó en enero de 2018 entre Citibank y Colpatria- Scotiabank concluye la venta del negocio de consumo y pequeñas y medianas empresas, lo que se traduce en que 500.000 nuevos clientes pasarán a Colpatria. Así sumarán 3,1 millones de usuarios en el Banco.

Dentro de los pasos a seguir está que en un plazo de 18 a 24 meses se lleve a cabo un proceso de integración tecnológica, el cual consiste en ajustar todas las plataformas tecnológicas para tener una red integrada. Sin embargo se debe tener en cuenta que los clientes de Citibank pasarán a Colpatria en un periodo previo, que la Superfinanciera dará a conocer con anticipación.

Adicional a los nuevos clientes, a Colpatria se suman 47 sucursales, 434 autoservicios y 2.700 trabajadores que cambiarán de empleador, sin embargo Citi aclara que esto no significa que la marca, que llegó al país en 1916, vaya a desaparecer.

Según afirmó la entidad “lo que pasará es que clientes y empleados, así como las oficinas, cajeros y kioskos, serán de Colpatria. Sin embargo, por más de 100 años, Citi ha mantenido un compromiso por contribuir al progreso de Colombia; lo que permanecerá a través de su presencia corporativa, enfocándose en el negocio institucional y de banca de inversión y mercado de capitales, donde puede agregar mayor valor y capitalizar su presencia global, a través de Banco Citibank Colombia S.A., Citivalores S.A. (Comisionista de Bolsa), y Cititrust S.A. (Sociedad Fiduciaria), según corresponda”.

Y es que según manifestó Steve Donovan, ejecutivo regional de soluciones de Tesorería y Comercio Internacional y miembro del Comité Ejecutivo de Citi Latinoamérica, aunque “Colombia fue la última desinversión del portafolio en Latinoamérica. Encontramos difícil construir la escala necesaria para ser exitosos en consumo. No había potencial de compra y así no podíamos seguir creciendo a la escala necesaria, entonces había dificultades en eficiencia. A veces la decisión más difícil era la adecuada y eso fue dejar que alguien con mejor posición lo hiciera”.

Pero ¿qué efecto tendrá este movimiento para los clientes y cómo los afectará? Como dio a conocer Upegui, “los clientes que migran del Citibank al Banco y los clientes actuales de Colpatria pueden estar tranquilos, pues sus productos, canales y servicios se mantendrán igual. Y ya hay un equipo interdisciplinario que está trabajando para integrar las plataformas, los canales, talento humano y lo mejor de la oferta de valor que tiene la operación de consumo que se integra y la actual de la entidad”.

De igual manera, lo corroboró Citi que explicó que “después de que ocurra el cierre (de la operación), que será informado oportunamente a nuestros clientes, el negocio de Consumo y de Pequeñas y Medianas Empresas de Citi en Colombia formará parte y será responsabilidad de las operaciones de Scotiabank – Colpatria. Por ahora, no hay ningún cambio para nuestros clientes. Tan pronto como la cesión se haya efectuado, Scotiabank – Colpatria informará a los clientes sobre su operativa”.

Ahora, David Nieto, coordinador del área financiera de la facultad de ciencias económicas y administrativas de la Universidad El Bosque, afirmó que este tipo de transacciones son un elemento fundamental para el crecimiento de los bancos, pero también para el cliente, ya que “entran a una plataforma con muchos más servicios, lo cual le permite una mayor interacción con los diversos instrumentos que ofrece el nuevo banco y el sistema”. Sin embargo, las entidades deben tener en cuenta que “las condiciones particulares como tasas, plazos, antigüedad en la entidad se mantenga”, agregó el analista.

Sobre la marca bajo la que quedarán las tarjetas Upegui explicó que se “cambió la razón social a Scotiabank Colpatria S.A., y podrá emplear marcas puntuales como Banco Colpatria, Colpatria Multibanca, Multibanca Colpatria o Colpatria Red Multibanca del grupo Scotiabank. Dependiendo del segmento, del mercado y de la oferta que estará en capacidad de ofrecer, la entidad podrá emplear cualquiera de esas marcas con estos clientes que se integran”.

Cómo queda el negocio
Los competidores que acercan en número de tarjetas de crédito al nuevo líder son Tuya que tiene a marzo de este año más de 2,19 millones; Bancolombia con 2,16 millones; Banco Falabella con más de 1,5 millones de plásticos en circulación; seguido por Davivienda con 1,4 millones; Banco de Bogotá más de un millón y Bbva Colombia con 712.884 plásticos.

TEMAS


Colpatria - Bancos - Citibank - Ventas