Salario mínimo, vivir más años y riesgo financiero traban seguro de renta vitalicia

María Carolina Ramírez - mramirez@larepublica.com.co

Quienes comienzan su vida laboral también empiezan a programar su periodo de jubilación y pensión, pero a los problemas que se presentan por la modalidad de contrato y la inestabilidad laboral de muchos, hay que sumarle la dificultad de tener una pensión de por vida o lo que se conoce como renta vitalicia.

El seguro de renta vitalicia debe soportar dos riesgos constantes, el primero es la extralongevidad y el segundo el riesgo financiero, es decir, que las personas sobrepasen las tablas de mortalidad sobre las cuales se realizó el cálculo y que el portafolio de inversión no sea suficiente para generar el calce de las reservas constituidas y cubrir los gastos de operación de la compañía.

Si embargo, a estos dos riesgos hay que agregarle otros inherentes al sistema laboral colombiano, lo cual dificulta aún más las cosas. Se trata de el límite de pensión mínima y la inestabilidad jurídica del sistema. Según Inti Gómez, directora de la cámara de seguridad social de Fasecolda, “en Colombia, adicionalmente hay otras condiciones que desincentivan la emisión de rentas vitalicias. Un ejemplo de esto es la problemática atada a la pensión mínima la cual se establece en salarios mínimos legales mensual vigentes, Smlmv. Desde 1999 debido a una sentencia de la Corte Constitucional, no es posible incrementarlo por debajo del IPC. En consecuencia el aumento real del salario mínimo es casi siempre superior al IPC”.

Gómez, explica que el problema radica en que el incremento del salario mínimo se hace mediante concertación bajo indicadores y análisis que están enfocados en los empleados y no en los jubilados, y adicionalmente debido a la naturaleza de la concertación existe un riesgo político implícito en estas decisiones, por lo cual se dificulta proyectar el costo real de este incremento.

De esta manera tener una pensión de por vida cuando se está cotizando en el régimen privado de pensión se convierte en un privilegio de pocos, tal vez solo aquellos que cuenten con el capital necesario y cuyo análisis de riesgo se puede calcular con exactitud.

Qué es la renta vitalicia

Según el vicepresidente técnico de Positiva Compañía de Seguros, “la póliza de rentas vitalicias nació como una modalidad de pensión a partir de la Ley 100 de 1993 y se asignó su manejo a las compañías de seguros de vida con el fin de que éstas compitieran con los fondos privados en la administración de las pensiones del Régimen de Ahorro Individual.

De esta manera, cuando el capital necesario para una pensión de 1 salario mínimo ó del 110% del salario mínimo (para los casos de pensión de vejez anticipada) el afiliado al fondo o los beneficiarios de éste tienen la posibilidad de elegir la modalidad de pensión que mejor les convenga”.

Cifras de Fasecolda aseguran que cerca de 30.000 pensionados cuentan hoy con una pensión emitida bajo la modalidad de renta vitalicia. La mayoría son pensiones de invalidez y sobrevivencia que son los riesgos que usualmente se cubren cuando la población es joven. Con el paso del tiempo y la maduración del régimen de ahorro individual el número de pensionados de vejez bajo esta modalidad crecerá considerablemente.

Una de las compañías que prestan el servicio es Suramericana, para los directivos de la entidad “las compañías de seguros logran garantizar una renta vitalicia haciendo un proceso de tarifación que permita identificar y cuantificar el riesgo que asumen y en esa medida cobrando una prima suficiente, gestionando adecuadamente las reservas, esto es valorar periódicamente las obligaciones futuras, y haciendo una administración financiera de los recursos que fueron entregados por el cliente con una estrategia de inversión que sea afín con la obligación”.

Cómo funciona con los fondos de pensiones

Cuando un afiliado elige como modalidad de pensión la renta vitalicia está celebrando directa e irrevocablemente un contrato de seguro denominado “contrato de renta vitalicia”. Según el experto del área del fondo de pensiones Colfondos, “en esta modalidad de pensión el afiliado traslada a la aseguradora de vida el riesgo financiero y de extralongevidad”.

El seguro de renta vitalicia se lo puede ayudar a conseguir el fondo de pensiones, pero tal como dice Carlos Zuleta, vicepresidente de operaciones y servicios de Porvenir, “es importante reiterar que cuando se contrata una renta vitalicia con una aseguradora, el afiliado no debe pagar ninguna comisión, simplemente con los recursos de la cuenta individual se financia la contratación de la mensualidad pensional, para el caso de vejez”.

Esto lo que quiere decir es que no se paga una prima extra sino que todo el valor del fondo va la aseguradora como prima única, en este caso su saldo debe ser lo suficientemente alto para que la aseguradora pueda prestarle el servicio.

De esta manera, es falso que quien que cotiza en el régimen de ahorro individual no pueda tener pensión de por vida, lo que sí es cierto es que este seguro tiene un riesgo mayor debido a condiciones políticas del sistema.

Fondos pensionan por invalidez

Los fondos de pensiones privados acumulan un total de 54.588 personas pensionadas a mayo de este año. Según las cifras de la Superintendencia Financiera, más de 70% de estas se han pensionado por sobrevivencia o invalidez. Así, solo 12.218 personas han sido pensionadas por vejez, es decir el 22,38%. Según Fasecolda en 2011 se pagaron más de $750.000 millones en siniestros del previsional pudiendo ofrecer pensiones de invalidez y sobrevivencia.

Las opiniones

Carlos Zuleta
Vicepre. de operaciones y servicios de Porvenir

“Cuando se contrata una renta vitalicia con una aseguradora, el afiliado no debe pagar ninguna comisión, son los recursos de la cuenta individual”.

Inti Gómez
Dir. la Cámara de Seguridad Social Fasecolda

“Los riesgos que se cubren con este tipo de seguros son tres: el riesgo de extralongevidad, el riesgo financiero y el riesgo de pérdida del poder adquisitivo”.

Hernán Castillo
Vicepresidente Técnico de Positiva

“Las aseguradoras tienen la obligación de constituir reservas que respalden las obligaciones que a futuro deban garantizar a los clientes”.