Se destapan las fiestas salariales de los ejecutivos del Banco Santander en España

Mauricio Jaramillo Quijano

Para muchos es increíble que en tiempo de crisis económica en España, los consejeros y directivos del Banco Santander puedan irse a casa con pensiones vitalicias que llegan hasta los US$116 millones, y con sueldos anuales de US$15,4 millones, en un país donde el salario mínimo son US$891 y se vive una contracción económica.

Hay un enorme descontento en la sociedad por cuenta de los altos salarios, mientras los bancos tienen frenados sus desembolsos y en promedio solo aprueban el 50% de las solicitudes de crédito, según analistas consultados.

También indigna que mientras la entidad vende su banco en Colombia por US$1.225 millones a Corpbanca y otros negocios en la región para cumplir con un capital de ?6.000 millones exigidos por la autoridad monetaria española, como medida para respaldar una posible morosidad en la cartera, se conozcan estas cifras. El analista financiero de la Universidad Complutense de Madrid, José Ramón Sánchez, explica que el gobierno español no puede interferir en el sector privado, pero les ha pedido a los empresarios que ajusten sus bonos a las ganancias de sus empresas en un momento de crisis como el actual.

Todo ello llevó a que hace un par de días se conociera una reducción en los salarios de estos directivos, cuyos montos, sin embargo, no dejan de parecer exagerados ante la coyuntura que vive España. Según la prensa de ese país, el que encabeza la lista de más altos ingresos es Alfredo Sáenz, consejero Delegado del Banco Santander desde 2002.

Aunque se dijo que el sueldo de Sáenz en 2011 se redujo 8,15% frente a 2010, las cifras siguen sorprendiendo, pues tiene un plan de pensiones de US$116 millones y un salario anual de US$15,4 millones.

La labor de Sáenz es vital para la entidad, pues la asesora para hacer inversiones en un momento en el que el banco requiere conseguir buenas rentabilidades ante la caída del mercado local por la crisis. En segundo lugar se encuentra, Francisco Luzón, responsable del negocio en Latinoamérica, y quien dejó la entidad el 19 de enero pasado. Su retribución fue de US$9 millones, por año, 6,92% menos, y su pensión asciende a US$85,7 millones . En tercer lugar está Matías Rodríguez Inciarte, consejero ejecutivo del banco, quien con US$8 millones de salario anual, un 8,43% de caída. acumuló una pensión en 2011 de US$60,1 millones.

La cuarta en la lista es Ana Patricia Botín, consejera delegada de Santander UK, quien ganó US$6,6 millones, un 10.4% menos que en 2010 y tiene una pensión acumulada de US$42 millones. El quinto es Emilio Botín, presidente de Banco Santander, quien recibió un sueldo anual en 2011 de US$5 millones, el 9,2% menos que en 2010, y tiene una pensión acumulada hasta el año pasado de US$33 millones.

Los 21 consejeros de la entidad ganaron US$54 millones en 2010. Banco Santander, también, pagó a los 21 directores generales ?81,31 millones.

Actualmente, el grupo Santander cuenta con una holgada liquidez, por encima de los criterios de Basilea III, mientras que las cajas de ahorro de ese país, con sus carteras hipotecarias en mora, representan un gran problema para el sector financiero español.

En general, las necesidades de recursos de estas entidades están por el orden de los ?20.000 millones actualmente.

Para Sánchez, hay una gran diferencia entre el Banco Santander y las cajas: 'el banco tiene una actividad diversificada en varios países y con ello compensa las dificultades que se registra la economía española, especialmente con su negocio en México. Pero las cajas están limitadas a España y no tiene más alternativas para buscar ingresos'.

Lo que crea un mal sabor es que mientras se les pide a los españoles que se aprieten los cinturones y los bancos buscan recursos para cubrir sus problemas, los directivos de estas entidades ganen los sueldos descritos. Pero nada puede cambiar esta realidad, pues Santander es una entidad privada, a la que finalmente no se le puede pedir que reduzca los sueldos de sus empleados.

Francisco Luzón
El consejero y director general para Latinoamérica del Banco Santander abandonó este cargo el pasado 19 de enero. Algunos medios españoles dice que el directivo, de 64 años, podría retirarse con una pensión vitalicia de US$85 millones.
US$9 millones es el sueldo que ganó el responsable regional en 2011

Matías Rodríguez inciarte
En 1984 se incorporó al Banco de Santander donde ocupó la subdirección general en 1986 y la vicepresidencia segunda en 1994, cargo que ocupa en la actualidad. Desde 2008 es también Presidente de la Fundación Príncipe de Asturias.
US$8 millones es el sueldo anual que recibe Inciarte en Santander

Alfredo Sáenz
Es vicepresidente Segundo y Consejero Delegado del Banco Santander desde el año 2002. El mayor aporte de este banquero, según dice José Ramón Sánchez, analista de la Universidad Complutense de Madrid, es el asesoramiento que le da a la entidad en el tema de inversión.
US$15,4 millones gana al año el ejecutivo Alfredo Sáenz

Ana Patricia Botín
Dirige la filial británica del Santander tras dejar en 2010 Banesto, donde fue presidenta desde 2002, para dedicarse a esa tarea. En 2005, fue clasificada por Forbes Magazine en el puesto 99 de las cien mujeres con más poder en el mundo entero.
US$6,6 millones fue el sueldo que recibió Ana Patricia Botín en 2011

Emilio Botín
Ingresó a Banco Santander en 1958, desempeñando diversos cargos. Seis años más tarde fue nombrado Director General y en 1986, Presidente, sucediendo a su padre. A partir de entonces, sus decisiones han convertido al banco en líder español.
US$5 millones fue el sueldo de Emilio Botín durante el año pasado

La opinión

José Ramón Sánchez
Analista financiero español

'Si Santander fuera entidad pública, los sueldos estarían limitados por ley, sin embargo el Ministro de Economía les pidió mesura a los privados'.

TEMAS


Bancos