Sufi Bancolombia se estrena desde este mes en el segmento de los créditos educativos

Marcela Chaverra - mchacon@larepublica.com.co

A partir de hoy, Sufi Bancolombia le apuesta a los créditos de educación superior a largo plazo, algo inexplorado hasta el momento en el sector financiero, otorgando plazos de pago de hasta 12 años.

Jorge Andrés Isaza, gerente general de Sufi le explicó a LR, cómo este nuevo producto es una oportunidad para los estudiantes de llevar a cabo sus estudios de una forma fácil y la manera como este mecanismo se instituye como una vía para lograr mayor inclusión de los jóvenes al sistema.

¿Cómo Sufi decide incorporar los créditos estudiantiles?
Desde el Grupo Bancolombia hemos encontrado que en el país existe un vacío por parte del sector financiero en la educación superior. Y es que hoy en día, el Icetex, como parte del Estado, es la única entidad encargada de financiar créditos de educación a largo plazo, porque las demás entidades financieras sólo lo hacen a corto plazo, por lo que Bancolombia en pos del desarrollo del país, la inclusión financiera y los niveles de escolaridad, de la mano de Sufi, decidió desde hace dos años la creación de todo el modelo del crédito Viva la U.

¿Cómo funciona Viva la U?
Es un crédito para financiar la matrícula en pregrado y postgrado, en las modalidades de corto y largo plazo, en la carrera y la universidad que el estudiante elija. Para pregrado financiamos hasta el 80% de la matrícula, desde el primer periodo académico y damos un plazo de hasta de 12 años para pagarlo, mientras que en postgrado, el plazo va hasta 8 años y se financia el 100%. Esto incluyendo los créditos a corto plazo, en donde se financia la matrícula por seis meses, renovándose según el pago del deudor.

¿Por qué generar un plazo de pago más amplio?
Queremos que el estudiante tenga todo el beneficio, por lo que calculamos que si una carrera termina en cinco años, le daríamos un año de gracia después de terminar sus estudios para conseguir trabajo, y a partir de esto darle otros cinco años para amortizar la deuda con su ingreso.

¿Quiénes pueden obtener el producto?
La idea es que si el estudian resulta apto para el crédito, se pueda radicar el préstamo en cabeza del mismo, con avales de sus padres o hermanos en niveles de consanguinidad, ya que nuestra intención es que el estudiante, pueda tener, desde el primer semestre una facilidad de financiación y pueda incluirse en el sistema financiero.

¿De cuánto serán las tasas?
La tasa puede estar entre 1,30% y 1,60% dependiendo del caso. Sin embargo, trabajamos la cuota, pues queremos que el estudiante desde el inicio pague algo, para generar habito de pago, de modo que cuando amortice, no pague más del 30% de sus ingresos, para no agotar su capacidad de endeudamiento.

¿Cuáles serán los requerimientos?
Al estudiante le pedimos un buen Icfes, y así damos lugar a la aprobación y al aumento del porcentaje de financiación. Y a sus padres una condición de que cuenten con dos salarios mínimos, capacidad de endeudamiento e historia crediticia. Sin exigirles propiedad raíz.

¿Cuántas solicitudes esperan cerrar el año?
Esperamos 40.000 solicitudes en lo que resta del año, para financiar 25.000 estudiantes, o cerca de $100.000 millones en colocaciones.

Una propuesta crediticia de largo aliento
La propuesta de apoyar la educación de los jóvenes del país no sólo se quedará con esta primera fase. Viva la U, planteará una segunda fase, en donde los estudiantes por intermedio de un portal, donde actualmente se consulta información sobre el programa, pueda autogestionar su crédito, es decir que desde cualquier lugar, vía internet, el estudiante entregue todos los documentos, sepa el estado del préstamo y espera la aprobación de su crédito, el cual a diferencia de otras entidades financieras llevará solo de un día para otro.

La opinión

Catalina Vélez
Gerente de mercadeo de Sufi

'Una de las causales de la deserción estudiantil, obedece al tema económico, porque cuando no pueden seguir pagando, los estudiantes se van, sobre todo en el primer o segundo semestre'.