Superfinanciera canceló inscripción de acciones ordinarias de Odín

Marcela Chaverra - mchacon@larepublica.com.co

Tras un año de la inscripción de Odín Grupo de Energía S.A. en el Registro Nacional de Valores y Emisores (Rnve), con la promesa de hacer una oferta pública de acciones, la Superintendencia Financiera decidió cancelar la inscripción de esta empresa por vencimiento del término de dicha oferta.

Esto se suma a una investigación que ha venido haciendo el ente de control y vigilancia, dada las quejas de los ciudadanos que habían comprado títulos de la compañía en una oferta privada con la esperanza de que se hiciera una oferta público que lograría valorizar la empresa y obtener grandes rentabilidades.

La Superintendencia Financiera de Colombia le autorizó la inscripción de acciones como Grupo Empresarial Odín en abril del año pasado y la compañía inició gestiones en la Bolsa de Valores de Colombia para enlistarse y realizar su oferta pública inicial, sin llevar a cabo este trámite.

El asunto adquiere otras dimensiones, ya que la compañía, en la que los empresarios japoneses Mamoru Saito y Takahito Sakagami invirtieron US$20 millones al llegar al país en 2010, hoy sólo tiene algunos activos avaluados en $35.000 millones y deudas no sólo con sus proveedores, sino con Davivienda, por $14.000 millones.

El 11 de abril, Deceval reveló que ya no prestará más el servicio de administración de acciones a Odín, debido a que la compañía no ha pagado la tarifa correspondiente al servicio. Por lo que sus accionistas deberían acercarse a las oficinas de la compañía, para que les dieran respuesta sobre el futuro y validez de su inversión.

A nivel internacional la compañía también presenta un mal panorama ya que la Bolsa de Valores de Panamá decidió suspender la negociación de la acción, hasta que no se presente al día con los documentos requeridos por la BVP. Por ahora la compañía puede presentar un recurso de reposición ante la Superfinanciera dentro de los cinco días hábiles.

Amiworld tiene problemas en EE.UU.

Inversionistas de Nueva York, la mayoría de ellos de la colonia japonesa sin experiencia inversionista, recibieron una oferta con un retorno de 35% a 50% en un año en inversiones a largo plazo respaldadas por una entidad de garantía, que resultó ser el European BO Atlantic Trust Ek., controlado por AmiWorld, propietaria principal y matriz de Odín, y que se declaró insolvente. Por lo cual, los empresarios japoneses Mamoru Saito y Takahito Sakagami; como sus empresas Amiworld, Inc.; Eboa, Ltd.; Jasb of New York Corp.; Odín Energy NY Corp. y Odín Petroleum Corp. están demandados en la corte del segundo circuito de New York, por montar un esquema ponzi.

Marcela Chaverra

mchaverra@larepublica.com.co

TEMAS


Superfinanciera