Superfinanciera reveló nombres de tres firmas que dicen ser vigiladas, pero no lo son

Mauricio Jaramillo Quijano

Las entidades que se hacen pasar por vigiladas por la Superintendencia Financiera y que muchas veces estafan a ingenuos, siguen proliferando, y el organismo de supervisión sigue delatando a estas impostoras para evitar que sigan aprovechándose de la buena fe de las personas.

En esta ocasión informó sobre Alianza Financiera de Colombia, una entidad que por medio de volantes publicitarios promueve el otorgamiento de créditos personales de libre inversión y para tal efecto cita dos números de celular como únicos medios para comunicarse con la firma.

La Super asegura que al no estar sometida a su vigilancia no puede emplear en su nombre la palabra `financiera`.

Otra entidad que engaña al público, es Apalancamiento Comercial Iberoamericano, que se promociona a través de volantes publicitarios, en los que se presenta como vigilada por la Superfinanciera, sin que ello corresponda a la realidad, y promueve el otorgamiento de préstamos.

La última entidad que es desmentida por la Super es Financiera Andina, que se promociona por internet, ofreciendo el otorgamiento de créditos.

'Al no estar bajo la vigilancia de esta Superintendencia, no puede emplear en su nombre la palabra `Financiera`. Esta firma difiere del Banco Finandina o Finandina Establecimiento Bancario, que sí está sometido a la inspección y vigilancia', dice la Super. La entidad agrega que estas tres firmas al no estar sometidas a la inspección y control de la Superintendencia Financiera de Colombia, no están autorizadas para captar recursos del público en forma masiva y habitual bajo ninguna modalidad.

Ofrecen créditos a personas sin historial
Uno de los ganchos de las empresas que se hacen pasar por vigiladas para atraer víctimas es ofrecer el otorgamiento de créditos a personas que no tienen historia crediticia o que no cuentan con los requisitos necesarios para solicitar un crédito en la banca. Por lo general, lo que hacen estas entidades es pedirles a las personas que consignen un dinero en una cuenta para supuestamente pagar un seguro, pero luego de unos días no aparece esa plata ni nadie que dé la cara en la firma.

TEMAS


Superfinanciera