Superintendencia Financiera explicó los avances en el caso ValorAlta

El superintendente mencionó las condiciones para que la firma se reactive

Andrés Venegas Loaiza - avenegas@larepublica.com.co

En el marco del décimo congreso de la Asociación de Comisionistas de Bolsa (Asobolsa), el superintendente financiero, Jorge Castaño, aseguró que la firma comisionista ValorAlta continúa bajo la vigilancia de la Superfinanciera frente a su inactivación, que en consecuencia implica no asumir más compromisos contractuales mientras se define con claridad lo sucedido.

“Se mantiene en todo el rigor y obligatoriedad de cumplir con todas sus transacciones con las garantías que deben existir, la firma continúa viva aunque sin operaciones”, señaló el Superintendente, quien agregó que la activación nuevamente de la compañía dependerá de la capacidad de la comisionista para generar un nuevo negocio, ya que “generalmente las firmas que entran en inactividad difícilmente retornan al negocio”, agregó el funcionario.

Castaño aseguró que la vuelta de la firma comisionista al mercado “dependerá mucho también de la posición de los inversionistas”, pues en la contingencia están acotados $7.000 millones “provenientes de una capitalización que había sido acordada previamente con la Superfinanciera”.

El funcionario comentó que en caso de reactivarse, la comisionista Valoralta tendría que pasar por un proceso de “nuevo licenciamiento y nueva capitalización adicional”. Una situación “que tiene que pasar, porque el peso de la ley cae sobre quienes incumplen las normas”.

Valoralta tomó una serie de medidas después de dar a conocer que uno de sus trabajadores participó en un caso de fraude que aún está siendo investigado. Entre estas medidas, la de mayor impacto es la solicitud que hizo a la Bolsa de Valores el pasado lunes 13 de agosto de inactivarle. La firma adujo entonces que “las causas que llevaron a la decisión de suspender temporalmente las actividades corresponden al descubrimiento de un posible fraude atribuible a un exempleado de la sociedad”.

Otra de las decisiones tomadas por la firma fue la constitución de una provisión en sus estados financieros por $7.000 millones, mencionada por el superintendente, “con el propósito de atender las reclamaciones de clientes y terceros que de buena fe se presenten”, según reza un comunicado de la compañía.

De acuerdo con su reporte financiero de primer semestre, los activos de sus clientes alcanzan la suma de $68.944 millones.

Los clientes que deseen hacer un retiro de fondos de inversión colectiva deberán tener actualización vigente; entregar una carta debidamente diligenciada, firmada por el cliente u ordenante con firma y huella, y hacerla llegar personalmente o por correo electrónico.

Quienes deseen hacer traslado de títulos de renta fija o renta variable deberán seguir los dos pasos anteriores, pero además realizar el diligenciamiento del formato de Valoralta para cambio de depositante.

ValorAlta tiene presencia en Bogotá desde 1929 bajo la razón social Camacho R. y Cia, una compañía familiar, para luego pasar a llamarse Asesorías e Inversiones S.A, sociedad adquirida por sus actuales tenedores.

TEMAS


valoralta