Suspenden la acción de Odín en la bolsa de Panamá por no presentar documentos

María Carolina Ramírez - mramirez@larepublica.com.co

Luego de conocerse que Deceval dio por terminado el contrato de depósito y administración de acciones desmaterializadas suscrito con Odín Grupo de Energía, la Bolsa de Valores de Panamá (BVP) decidió suspender la negociación de la acción de la compañía hasta que ésta no presente al día los documentos requeridos por esta plaza bursátil.

Los inconvenientes aumentan la incertidumbre sobre lo que pasará con algunas inversiones hechas en la compañía en Colombia y el exterior.

Deceval suspendió el servicio de administración de las acciones referidas e hizo entrega del libro de titulares y del macro título representativo de la emisión a la sociedad emisora, por lo que es ésta quien debe atender a sus accionistas a partir de la notificación de Deceval.

Odín en información publicada en la página de la Superintendencia Financiera de Colombia aseguró que el contrato se había culminado porque no se había hecho el pago de la tarifa del servicio prestado por el depósito centralizado de valores por parte de la compañía, .

El pasado 29 de marzo, accionistas de Odín en Colombia aseguraron en medios de comunicación que habían comprado títulos de esta empresa bajo la promesa de que la entidad sería la primera firma internacional en emitir acciones en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC).

Sin embargo esto nunca ocurrió y ahora sin una fuente de atención al inversionista, como lo es Deceval, el camino para realizar esta operación parece más difícil de recorrer.

Las quejas de los accionistas llevaron a que la Superintendencia Financiera empezará inspecciones el pasado 26 de marzo en la sede de la compañía en Bogotá para determinar qué pasó con más de $50.000 millones que la compañía recogió en la colocación privada realizada en 2010.

Al panorama poco alentador en el país, se suman las noticias en el exterior que generan más nerviosismo entre los inversionistas locales, mientras la empresa se niega a pronunciarse publicamente del tema

Según Garth Goldberg, abogado y asesor legal para Florencia Rostami Ley LLC, empresa que lleva a cabo un proceso legal contra la compañía Odín en Estados Unidos, 'los estados financieros no auditados mostraron que Odín ha agotado todo su dinero en efectivo, es decir que está en banca rota'.

Goldberg dice que esta situación preocupa a los inversionistas japoneses ubicados en Estados Unidos, pues se cree que todo es un fraude. 'Saito y Sakagami, representantes de Odín se han involucrado anteriormente en el sector inmobiliario (campos de golf y hoteles) y esto ha resultado siendo un fraude', afirma el abogado.

Actualmente, los representantes de la compañía están demandados en la corte del segundo circuito de New York, por montar un esquema ponzi y deben responder por millonarias inversiones en este país. Por ahora se espera un pronunciamiento de la compañía, que al ser consultada por LR dijo que lo haría cuando se conozca una decisión de la Superfinanciera.

Odín llegó a Colombia en el 2010
Los empresarios japoneses Mamoru Saito y Takahito Sakagami invirtieron US$20 millones al llegar al país en 2010, hoy sólo tiene algunos activos avaluados en $35.000 millones y deudas no sólo con sus proveedores, sino con Davivienda, por $14.000 millones. Es una compañía de energía con sede en Bogotá, dedicada a la producción y distribución de productos y servicios energéticos alternativos y tradicionales. Entre sus servicios se incluyen biodiesel, petróleo diesel, el comercio internacional de petróleo y el transporte marítimo de petróleo y combustible enfocándose principalmente en las economías de América del Sur y Asia.

La opinión

Garth Goldberg
Abogado de Florencia Rostami Ley LLC

'En 2011 Amiworld y ODIN cerraron sus oficinas de Nueva York. Además hicieron un despidió masivo de empleados al mismo tiempo y cerraron las cuentas bancarias'.