Trump señaló que Arabia podría aumentar producción en 2 millones de barriles

WTI alcanzó máximos de tres años y medio en la jornada de ayer al tocar los US$74,25.

Lilian Mariño Espinosa - lmarino@larepublica.com.co

El precio del petróleo WTI se ha elevado más de 10% en los últimos días y en la jornada de ayer alcanzó máximos de tres años y medio a US$74,25, impulsado por el anuncio de EE.UU. de imponer sanciones más fuertes contra Irán. Según los analistas, a pesar de que se esperaba que la oferta de Teherán solo afectaría el mercado en 400.000 barriles, el gobierno de Donald Trump está haciendo más presión sobre otras naciones para que disminuyan sus compras a este país y así se debiliten sus cuentas nacionales. Con esto, más restricciones de Libia, Canadá y Venezuela, se cree que faltarían cerca de 2 millones de barriles para controlar la oferta.

Por esto, a través de Twitter el presidente Donald Trump, preocupado por la escalada de precios del petróleo, señaló que habló directamente con el rey Salman de Arabia Saudí y le explicó que por las condiciones de mercado el país debería aumentar la producción en al menos 2 millones de barriles para hacer la diferencia. Y concluyó que el mandatario habría aceptado la propuesta.

Sin embargo, hasta el momento los mercados internacionales están esperando nuevas declaraciones que podrían cambiar el alza de producción que han explicado los países de la Opep. Por esto, en los mercados de futuros el WTI aún se cotiza al alza y sube 0,95% a US$74,15.

Según las proyecciones que recogió Reuters, “entre 35 economistas y analistas el Brent promediaría US$72,58 el barril este año, 90 centavos por encima de lo estimado en la encuesta del mes anterior y un valor superior al promedio en lo que va del año de US$71,15”.

“Toda potencial escasez podría contrarrestar el incremento de la producción acordado por la Opep y Rusia”, afirmó Dominick Chirichella, director de gestión de riesgo de EMI DTN, apuntando a que el suministro de Irán podría ser reducido aún más si otros países siguen a Estados Unidos y recortan sus importaciones desde ese país.

Estas presiones al alza del precio han sido beneficiosas para el mercado colombiano, ya que no solo entran más recursos para el Gobierno a través de Ecopetrol, donde se estima que por cada dólar adicional en el barril el año siguiente el Gobierno recibirá cerca de  $350.000 millones más, sino que mantienen al peso colombiano competitivo. En este sentido, la moneda local es una de las menos devaluadas ante la escalada del dólar en el mercado internacional, fruto de la guerra comercial de Estados Unidos, lo que ha generado que la divisa de este país se vuelva un activo refugio. En el país, el peso ha logrado mantenerse y los analistas esperan que no supere los $2.950 en el corto plazo. 

TEMAS


Petróleo - Brent - WTI - OPEP - Donald Trump - Estados unidos - Arabia Saudí