A España aún le queda tiempo para tomar medidas en el caso de YPF

Merian Araujo - maraujo@larepublica.com.co

Aunque la Cámara de Diputados de Argentina le dio el visto bueno a la expropiación de 51% de las acciones de Repsol en YPF, España aún tiene tiempo para tomar acciones que defiendan a su petrolera.

La decisión del gobierno argentino contó con 207 votos a favor y 32 en contra, lo que representó 81% de favorabilidad.

Con este movimiento, una vez más el ejecutivo del país austral mostró la contundencia de sus decisiones, con lo cual quedan en vilo las medidas que el Estado español pueda tomar para defender los intereses de sus empresa, como aseguró en días pasados su ministro de Industria, José Manuel Soria.

Y si bien es cierto que como una señal de protesta el gobierno de Rajoy limitó las importaciones de biodiesel, esto no impidió que el gobierno de Fernández procediera con la expropiación de YPF.

Sin embargo, de acuerdo con analistas, a España aún le queda mucho por hacer en un conflicto diplomático que da sus primeros pasos.

Para Andrés Molano, analista internacional de la Universidad del Rosario, 'es una cuestión de tiempo, de sincronía y de que España balancee las opciones, los bienestar y los intereses, para que se tome una medida'.

A esta opinión se sumó Jairo Velázquez, profesor de relaciones internacionales de la Universidad de La Sabana, quien concordó en que 'este es un problema diplomático que no se ha terminado de desarrollar' y agregó que, al ser España miembro de la Unión Europea, todas sus decisiones deben estar en el seno de discusión de este organismo, con lo que se busca no tomar medidas apresuradas.

Para el caso de Bolivia, a pesar de que los analistas opinan que la nacionalización de REE respeta los términos internacionales porque se entregará una justa indemnización, la vicepresidenta de España, Soraya Sáenz , salió al paso y advirtió que una medida así 'tiene poco sentido en un mundo global'.

TEMAS


España