T-Mobile y Sprint anuncian acuerdo para fusionarse

Reuters

La operación avaluaría a ambas compañías tras la fusión en US$146.000 millones.

Reuters

T-Mobile acordó este domingo adquirir a Sprint Corp, en un acuerdo de acciones que combinará a la tercera y cuarta operadora inalámbrica más grande de Estados Unidos, por lo que se espera que atraiga un control regulatorio sobre su impacto en los consumidores.

El acuerdo cierra cuatro años de conversaciones entre las compañías, preparando el escenario para la creación de un operador con 127 millones de clientes que será un competidor más formidable para Verizon Communications y AT & T Inc.

Se espera que los reguladores de EE. UU. se pronuncien, ya que han desafiado en el tribunal el acuerdo de US$85.000 millones de AT & T para comprar la empresa estadounidense Time Warner Inc y critiquen a Sprint y T-Mobile sobre cómo fijarán el precio de sus ofertas inalámbricas combinadas.

El avance en las negociaciones de las compañías, reportado por primera vez por Reuters el jueves, se produjo luego de que el propietario mayoritario de T-Mobile Deutsche Telekom y SoftBank Group Corp de Japón, que controla a  Sprint, acordaron una estructura que permitirá a Deutsche Telekom continuar consolidando la compañía combinada. De este modo, poseerá el 42%.

La primera ronda de conversaciones de fusión de Sprint y T-Mobile terminó infructuosamente en 2014 después de que la administración del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, expresara preocupaciones antimonopolio sobre el acuerdo.

Bajo la administración del presidente estadounidense Donald Trump, los reguladores han seguido preocupados por los precios al consumidor. El gobierno de EE. UU. ha abierto una investigación sobre supuesta coordinación por parte de AT & T, Verizon Communications y una organización de estándares de telecomunicaciones para impedir que los consumidores cambien fácilmente de proveedor de servicios inalámbricos, dijo una persona al respecto a comienzos de este mes.

La segunda ronda de conversaciones entre Sprint y T-Mobile finalizó en noviembre sobre los desacuerdos de valuación, aunque el CEO de Deutsche Telekom, Tim Hoettges, dejó la puerta abierta en el momento, diciendo: “siempre se reúnen dos veces en la vida”.

Desde entonces, las acciones de Sprint perdieron alrededor de un quinto de su valor en medio de preguntas sobre cómo la compañía puede competir efectivamente bajo el peso de su deuda a largo plazo de más de US$ 32.000 millones.

Softbank ha estado buscando recortar su propia deuda también, que alcanzó US$$ 147.000 millones a partir de finales de diciembre. Se ha dicho que planea recaudar efectivo tomando público su unidad de telefonía móvil japonesa este año.

TEMAS


T-Mobile - Sprint - Monopolio - Estados unidos - Comunicaciones - Verizon - AT & T